Una década después, concluyen 2 hospitales que dejaron inconclusos Osorio Chong y Paco Olvera


Los hospitales de Metztitlán y de Zimapán que se construyen desde 2010, fueron culminados y habilitados para atender pacientes por COVID

7,684 vistas

Junio 03, 2020 22:46 hrs.
Salud Nacional › México Hidalgo
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

Tuvo que pasar una década y llegar una pandemia para que finalmente los hospitales de Zimapán y de Metztitlán estuvieran en plena capacidad de dar servicio a los pobladores, pues el gobierno de Hidalgo así como la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) los han habilitado para atender los casos de COVID así como también a otro nosocomio en Huichapan.

Desde 2009 el entonces gobernador y ahora senador plurinominal por el PRI Miguel Ángel Osorio Chong había anunciado la construcción de ambos hospitales e incluso los incluyó en su último informe de gobierno como parte de los ’logros’ durante su gestión, entre otros tantos que a la fecha siguen inconclusos.

Para poder difundir Chong dicha versión, en 2010 el avance que se tenía era contar con los predios donde habrían de edificarse además de, supuestamente, tener etiquetados ya los recursos para su construcción. En abril se puso la primera piedra del hospital de Zimapán y el de Metztitlán tuvo que esperar a octubre de ese mismo año para realizar el mismo acto simbólico.

Empero, ambos hospitales pasaron una década en el abandono, pues en el gobierno de su sucesor y delfín José Francisco Olvera Ruiz, no pudieron concluirse -dejando otros tantos en obra negra- y fue hasta este 2020 que están en la posibilidad de brindar atención al público, luego de que en la actual administración se terminaran los pendientes.

Apenas el día de ayer se anunció que ambos hospitales, además del de Huichapan fueron habilitados como parte del PLAN DN-III-E a través de la comandancia de la 18/a. Zona Militar, en coordinación con el Gobierno de Omar Fayad y el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

En Huichapan, la Unidad Médica Regional de Atención a la Gestación y al Neonato fue reacondicionada para atender a los pacientes del virus Sars-CoV-2; contando con 10 camas de hospitalización y 15 camas de terapia intensiva.

En el caso del hospital Insabi covid-19 No. 2 en Zimapán, existen 6 camas para terapia intensiva y 14 para hospitalización; en el de Metztitlán, se cuenta con 15 camas para terapia intensiva y 35 para hospitalización.

Entre los hospitales que dejó pendientes Osorio Chong y que llevan más de una década sin poderse culminar derivado de sobrecosto y presuntos desvíos, se encuentra el de Especialidades de Pachuca, mismo que no cuenta con fecha para su posible apertura debido al poco avance que tiene pese a las grandes inversiones a la que ha sido sujeto.

Al principio se había cotizado en 700 millones de pesos, pero luego de 1,200 millones invertidos, el avance no llega ni al 50%.

Anteriormente, como no había capacidad económica para contratar especialistas ni equiparlo, Francisco Olvera decidió "donarlo" al IMSS, para que ellos se hicieran cargo de sus gastos; la delegada que aceptó el inmueble y que tampoco pudo culminar la obra, si bien se le destinó un millonario presupuesto, es hermana de Osorio Chong.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.