Tras escándalo, queda impune hijo de Bartlett... y volvió a licitar


A unos meses de que fuera sancionada la empresa del hijo de Bartlett obtuvo un nuevo contrato con Sedena por 36 millones 117 mil 422 pesos

Tras escándalo, queda impune hijo de Bartlett... y volvió a licitar


Política
Octubre 18, 2022 14:08 hrs.
Política ›
› Emmanuel Ameth Noticias

3,531 vistas

Tras el escándalo del hijo de Manuel Bartlett que en plena pandemia buscó enriquecerse vendiendo a sobreprecio ventiladores al IMSS y que pese a ello le fue levantada la sanción, cuatro meses después le otorga la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) un nuevo contrato por 36 millones 117 mil 422 pesos.

Cuatro meses después de que a finales de 2020 un tribunal levantara la sanción a Cyber Robotic Solutions, empresa de León Manuel Bartlett, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ya preparaba, en 2021, un nuevo contrato por 36 millones 117 mil 422 pesos, de acuerdo con un documento obtenido por el grupo de hackers ’Guacamaya’ y al que SinEmbargo tuvo acceso.

Este sería al menos el segundo contrato que celebraría la dependencia con la empresa del hijo de Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). El primero se entregó el 23 de diciembre de 2019, a través de una Adjudicación Directa y el monto fue por 43 millones 396 mil 443 pesos.

Este contrato se convirtió en uno de los diez más costosos que ha celebrado Cyber Robotic con dependencias federales y estatales desde el año 2016. La Sedena solicitó los servicios de la empresa para el mantenimiento preventivo del sistema quirúrgico Da Vinci, que está en el Hospital Central Militar.

Aunque el contrato DN-10-SAE-/104/P/PL/2019 no se encuentra en Compranet, se confirma su existencia porque aparece en el Sistema de Contabilidad y Presupuesto (Sicop) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).



La empresa Cyber Robotic Solutions, que se dedica a la distribución de equipo médico de alta tecnología, construcción y equipamiento de centros oncológicos y hospitales, fue sancionada en 2020 por abusos cometidos en la etapa más cruda de la pandemia de COVID-19: En abril de ese año, cuando los médicos determinaron que los ventiladores serían clave para dar soporte respiratorio a los pacientes más críticos, los hospitales públicos cayeron en cuenta que no contaban con los suficientes para hacerle frente al problema.

El país disponía de 5 mil 523 ventiladores mecánicos para más de 126 millones de habitantes, es decir, uno por cada 22 mil 813 habitantes, reveló en ese entonces la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). Ante tal urgencia, el Gobierno federal comenzó a realizar compras a distintas empresas sin necesidad de un concurso.

Una de las beneficiadas de esos contratos fue Cyber Robotic que vendió al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Hidalgo, ventiladores a sobreprecio; la empresa vendió en 31 millones de pesos 20 ventiladores a la delegación del IMSS, por lo que cada equipo tuvo un costo de un millón 550 mil pesos, siendo este un precio elevado si partimos que el día en que le fue asignado el contrato a la compañía de León Bartlett , el IMSS Hidalgo pagó 880,000 pesos a Conduit Life, por un ventilador con características similares, pero importado de Eslovaquia.

Eso llevó a que la Secretaría de la Función Pública (SFP) impusiera en julio del 2020 dos inhabilitaciones a Cyber Robotic Solutions S.A. de C.V., por 24 y 27 meses, respectivamente y una multa de más de 2 millones de pesos.

El 31 de agosto la sanción se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) con lo que todas las dependencias deberían abstenerse de aceptar propuestas o celebrar contratos con dicha persona moral, de manera directa o por terceros

Pero el castigo duró sólo 3 meses y 26 días. El 28 de diciembre de ese mismo año, en el DOF se informó sobre la medida cautelar dictada por la Décimo Tercera Sala Regional Metropolitana y Auxiliar en Materia de Responsabilidades Administrativas Graves que por cuestiones de “imagen” decidió revocar la inhabilitación a Cyber Robotic.

“De realizarse tal inscripción se perjudicaría el derecho de imagen del solicitante, en el ámbito personal y profesional, creando con ello un perjuicio de difícil reparación, y ello se traduciría en un obstáculo para laborar en las dependencias y entidades de la administración pública”, se puede leer en la circular 28/2020 del DOF.

Cuatro meses y 13 días después, la Sedena puso sobre la mesa del Comité de Adquisiciones un contrato de 36 millones 117 mil 422 pesos por Adjudicación Directa para Cyber Robotic para la compra de insumos para cirugía robótica en el Hospital Central Militar.

De acuerdo con el documento obtenido por el grupo de hackers Guacamaya, se expone que la empresa del hijo de Bartlett tiene una carta de exclusividad para la distribución de esos insumos y que además a la empresa no se le encontró ninguna anomalía ni en el sistema de compras públicas Compranet, ni en la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

El mismo documento da cuenta cómo la adquisición quedó aprobada desde el 12 de noviembre de 2020. De ese momento a mayo de 2021, la Sedena hizo un estudio de mercado en donde determinó que Cyber Robotic era la única empresa que podía atender el servicio requerido, por lo que quedaba justificada la Adjudicación Directa.Daniela Barragán | SIN EMBARGO



Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Tras escándalo, queda impune hijo de Bartlett... y volvió a licitar

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.