Trafican 6 gasolineras de Hidalgo con combustible donado; las vinculan a Murillo Karam


PEMEX encontró indicios de que gasolina y diésel que donaba a gobiernos estatales y a dependencias federales se comercializaba ilegalmente. Esta modalidad de huachicoleo era realizado desde gasolineras y podría representar pérdidas anuales por mil mdp según MCCI

9,971 vistas

Febrero 06, 2019 04:04 hrs.
Economía Nacional › México Hidalgo
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

Según documentos a los que tuvo acceso Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) al menos 50 gasolineras fueron detectadas por Pemex comercializando hidrocarburo que fue donado a gobiernos estatales y a dependencias federales, constituyendo un delito y otra forma de huachicoleo por parte de los empresarios.

En el reporte que se presentó, solamente se detalló el desvío de Hidrosina, propiedad de William Jorge Karam Kassab y familiar del exgobernador Jesús Murillo Karam según fuentes periodísticas.

De las referidas, 6 son de Hidalgo.

En Tula se encuentra la mitad de las mismas, ubicadas en Lázaro Cárdenas 1216, Jalpa, en el Km. 78 del Arco Norte así como Salitre, en Mercado Soriana.

En Pachuca se encuentran dos, una de las cuales está en la Mega Comercial Soriana y la otra en Soriana del Valle en tanto en Tizayuca se encuentra en Mercado Soriana.
La investigación de MCCI

La investigación de MCCI

Hidrosina, el mayor grupo gasolinero del país, fue señalado por serias irregularidades sobre el destino de combustible donado por Petróleos Mexicanos (PEMEX) a dependencias gubernamentales.

Una investigación realizada en 2015 en la entonces Dirección Corporativa de Operaciones de PEMEX identificó, al menos, nueve gasolineras en las que se detectó la comercialización de combustible que originalmente había sido donado a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y al Gobierno del Estado de México, entre otras dependencias.

Cinco de las estaciones de servicio señaladas en la investigación de PEMEX pertenecen al Grupo Hidrosina Plus, conformado por 24 empresas, en las que participan como accionistas los hermanos William, Gabriel y Paul Karam Kaasab, quienes se han asociado en este negocio con empresarios de todo el país vinculados con personajes de la política de distintos partidos.

Las otras cuatro gasolineras señaladas, identificadas en el reporte confidencial como Grupo Tecpex, pertenecieron a Hidrosina antes de ser investigadas por PEMEX en 2015 y hoy de nueva cuenta forman parte de ese consorcio.

Al menos desde 2007, PEMEX otorga cada año donaciones de asfalto y combustible —gasolina y diésel— a gobiernos estatales y municipales. También dona, aunque en menor parte, gasolina a organizaciones de la sociedad civil.

La prioridad de estas donaciones son los estados con presencia de la industria petrolera, y se otorgan a través de convenios de “licencias sociales”, que es un nombre que se le dio para atender posibles conflictos sociales, mediante la dotación de combustible, surgidos de la actividad extractiva.

El Estado de México, sin ser un estado petrolero, fue privilegiado con donativos en el sexenio pasado, con Emilio Lozoya al frente de PEMEX. Cuando en febrero de 2016 José Antonio González Anaya asumió la dirección de PEMEX, se formó un comité para que esos donativos tuvieran reglas más claras.

El reporte de la investigación realizada al interior de PEMEX recomendaba revisar los convenios de donación y verificar que estén llegando a los destinos correctos, “ya que si no hay supervisión en la asignación y seguimiento a la dotación de los donativos se puede tener un quebranto de más de mil 125 millones de pesos”. Esa cifra tan sólo correspondía a 2015.

La autenticidad del documento, de nueve páginas, se validó con distintas fuentes del sector energético.

MCCI y Grupo Milenio constataron que las estaciones de gasolina que se mencionan en el reporte siguen en operación, aunque todas tuvieron que hacer cierres parciales durante la reciente crisis de escasez de combustible.

Los Mouriño, embarrados

Grupo Energético del Sureste, S.A. de C.V., otra de las empresas que según PEMEX está integrada a Hidrosina Plus, se creó en Campeche el 25 de febrero de 1997. De acuerdo con documentos del Registro Público de Comercio de esa entidad, sus primeros accionistas fueron Carlos Mouriño Atanes, su esposa María de los Ángeles Terrazo Blanco y sus tres hijos: Carlos, María de los Ángeles y Juan Camilo Mouriño Terrazo, quien en el sexenio de Felipe Calderón fue jefe de la Oficina de la Presidencia y, después, Secretario de Gobernación hasta que, en noviembre de 2008, falleció al estrellarse el avión en que viajaba.

Carlos Mouriño Atanes es un empresario cercano a políticos priístas y panistas. Él, por ejemplo, fue quien fundó Amigos de Fox en Campeche.

Cuando su hijo Juan Camilo Mouriño fue funcionario en el gobierno de Felipe Calderón, la empresa de su familia recibió varios contratos de franquicias de PEMEX para operar estaciones de servicio de gasolina.

En diciembre de 2001, la administración de recaudación de Campeche del Servicio de Administración Tributaria embargó a la empresa por un monto de un millón 295 mil 340 pesos, de acuerdo con los documentos del Registro Público de Comercio de Campeche.

En la actualidad, los tres accionistas de Grupo Energético del Sureste son Carlos Mouriño Atanes, su esposa y su hijo Carlos Mouriño Terrazo, quien también es el administrador de la empresa.
El grupo opera 49 gasolineras —de acuerdo con la información pública de la CRE— en Campeche, Chiapas, Yucatán, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Oaxaca.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.