Se hunde PRIAN al revelar acuerdos de corrupción firmados por sus dirigentes


Simulación en elección de candidatos, moches partidistas en la designación de titulares de organismos públicos, moches en institutos autónomos y oficinas de recaudación, notarías e injerencia en el Poder Judicial son parte de los acuerdos cupulares del PRIAN

Se hunde PRIAN al revelar acuerdos de corrupción firmados por sus dirigentes


Política
Enero 10, 2024 14:23 hrs.
Política ›
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

986 vistas

Alegando una falta de palabra por parte del dirigente nacional del PRI Alito Moreno, su símil del PAN Marko Cortés exhibió en redes sociales un ’acuerdo político’ firmado por ambas partes que no sólo exhibe cómo son repartidas las instituciones cual botín, incluso las autónomas, además de su injerencia en otros poderes, sino que de igual forma revela la simulación de sus procesos de designación de candidaturas y hasta el ninguneo hacia ciertos personajes como lo es el PRD, a quien ni siquiera invitan a sentarse en la misma mesa, y la misma secretaria general del PRI, quien fue relegada para que sea su esposo quien firme las negociaciones del más alto nivel.

Las críticas sobre el documento presentado por Marko Cortés no se hicieron esperar dado lo aberrante de su contenido pero también porque cometió la torpeza de exhibir los acuerdos cupulares firmados que contradicen muchos de los señalamientos en los que han apoyado sus narrativas, dejándolos como corruptos pero también como cínicos.




Claudio X. González, magnate que obedece a los más oscuros intereses y responsable de fraguar la alianza que aglutinó al PRI-PAN-PRD debe ser el personaje más molesto con el arrebato del dirigente panista, pues tumba la débil estrategia que durante años han tratado de construir, situación que incluso termina por darle la razón a adversarios políticos como Samuel García, quien ya había adelantado la forma en la que se reparten los puestos en el PRIAN.

LOS ASPECTOS A RESALTAR DEL CORRUPTO DOCUMENTO

1. Ninguneo. La alianza opositora que se vende como PRIANRD en realidad se trata de un PRIAN, pues los representantes del PRD no son invitados ni se sientan en la misma mesa donde se toman acuerdos. En la “repartición” no tienen voz para realizar exigencia alguna, pues dan por sentado que son ellos los que necesitan del PRIAN para mantener el registro y así evitar su desaparición.

También llama la atención el “pacto de machitos” por la nula presencia de mujeres. El PAN llevó a dos representantes y lo mismo el PRI, además de su entonces candidato, pero en lugar de que los tricolores optaran por la presencia de Carolina Viggiano, que es secretaria general, fue su esposo Rubén Moreira quien tomó su lugar.

2. Simulación. Desde el primer párrafo del “Acuerdo político electoral”, aunque se tratase sólo de Coahuila, ya es plasmado que el PRI sería el responsable de siglar y llevar a cabo el proceso de designación para la entidad del norte y el Estado de México. En ese tenor, cualquier precandidatura por parte del PAN en ambas entidades sería desechada, por lo que se trató de una mera simulación y un engaño para sus bases.

Pero lo más grotesco fue que desde ese momento se planteó que en el caso de l CDMX y de la presidencia de la República, los papeles se invertirían y sería el PAN quien designara los candidatos. Ello revela que el supuesto proceso llevado, mismo que nunca se terminó y donde doblaron a cada precandidato para declinar por Xóchitl Gálvez, fue planeado y acordado así desde un principio.

3. El botín. El escándalo de la repartición del botín nada tiene que ver con los acuerdos tomados para encabezar las candidaturas en distritos locales (2023) ni en los federales o alcaldías (2024), sino en cuestiones más bizarras.

Por ejemplo, se aprecia el hambre del PAN por tener el control de instituciones que pueden ser usadas como caja chica, es decir, donde hay recurso al que se le podría dar un mal uso, quitándose la máscara de la representatividad para ir simplemente por el dinero.

En secretarías, pidió la de Infraestructura y obras públicas, pero también la de Fiscalización (para auditarse ellos mismos) como prioritarias. La tercera de ellas no les importó mucho, dando incluso opciones por parecerles intrascendente para sus intereses.

Eso sí, pidió el PAN el subsistema de Educación y el 20% de las direcciones de planteles educativos y universidades.

Eso sí, para además tener una “caja chica”, en el acuerdo el PAN exigió el 20% de los Registros civiles así como de las Oficinas de recaudación, aunado a que les dieran 6 Notarías. También solicitaron la institución de Infraestructura educativa, Agua o Junta de Caminos, donde nuevamente se aprecia el hambre del PAN por hacerse de recursos.

Por último fue grosera la solicitud de intervenir en instituciones supuestamente autónomas como lo fue solicitar la titularidad del “autónomo” Instituto de Transparencia así como la ratificación de un magistrado de nombre Bernardo, quien pertenece a un supuesto poder independiente (Judicial).

Con lo anterior, firmado del mismo puño y letra de los dirigentes del PRIAN, mostraron que nunca les ha interesado la autonomía de las instituciones, la intervención de poderes, la democracia en sus procesos de designación de candidatos ni repartirse las instituciones cual botín, pues lejos de buscar representación en un gobierno de coalición para cumplir con las promesas hechas a sus electores, su principal preocupación siempre fue el obtener un botín, el mero beneficio económico, al grado que al no haber sido cumplidas sus demandas fueron capaces de exhibir dicha “joya” así todos resultaran perdiendo.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Se hunde PRIAN al revelar acuerdos de corrupción firmados por sus dirigentes

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.