Restan negocio a Azcárraga para darlo a Slim


Adjudicada a Uninet (de Carlos Slim por más de 72 millones), Totalplay (de Ricardo Salinas por más de 19 millones) y a Operbes (por más de 3 millones) para reiniciar la conexión en septiembre.

Restan negocio a Azcárraga para darlo a Slim

187 vistas

Agosto 02, 2019 02:59 hrs.
Ciudad Nacional › México Ciudad de México
SIN EMBARGO › Emmanuel Ameth Noticias

Las empresas Uninet (Telmex), Totalplay (Grupo Salinas) y Operbes (Televisa) firmaron este jueves un contrato por 95 millones 582 mil 328 pesos (más de 110 mdp con IVA) otorgado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para ofrecer internet de alta capacidad sin costo durante 12 meses a universidades, centros de investigación y hospitales públicos a nivel nacional, de acuerdo con el fallo de licitación LA-009000937-E4-2019 publicado por CompraNet.

En el sexenio de Enrique Peña Nieto el proveedor de la Red Nacional de Impulso a la Banda Ancha (Red NIBA) solo era Operbes, a quien la SCT de Gerardo Ruiz Esparza le otorgó un contrato en noviembre de 2015 por 187 millones 556 mil 400 pesos (sin IVA) para otorgar el servicio de enero de 2016 a diciembre de 2017, de acuerdo con la convocatoria y el fallo de licitación LA-009000937-N8-2015, el cual concluyó el pasado 30 de junio luego de modificaciones en enero 2016 y julio 2018.

Pero en esta nueva licitación, la empresa que recibió mayor monto fue Uninet de Telmex, propiedad del empresario más rico del país Carlos Slim Helú. A la firma se le otorgó un contrato por 72 millones 470 mil 100 pesos (sin IVA) para conectar 1,166 sitios de los 1,257 adjudicados por la SCT.

Con ello, la empresa de Slim dará el servicio al Instituto de Investigaciones ’José Ma. Luis Mora’, El Colegio de la Frontera (norte y sur), El Colegio de México, universidades autónomas estatales e institutos tecnológicos locales, hospitales de la Secretaría de Salud, a la Agencia Espacial Mexicana, a la Comisión Nacional Forestal (Conafor), al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), y a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), al Instituto Politécnico Nacional (IPN) y a la Universidad Autónoma de México (UAM), entre otros.

Hace unos días, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió a comer con diez empresarios, incluyendo con Slim, en la casa de Alberto Baillères González, dueño de Grupo BAL. ’Él [Carlos Slim] está dispuesto a seguir invirtiendo en el país, él siempre ha manifestado que lo mejor es invertir en México’, dijo el mandatario esta mañana en la conferencia con medios.

A Totalplay Telecomunicaciones se le encargaron 86 sitios por 19 millones 446 mil 240 pesos. La empresa es parte de Grupo Salinas propiedad de Ricardo Salinas Pliego, el segundo empresario con mayor fortuna a nivel nacional y parte del consejo de asesores del Gobierno federal.

Totalplay dará servicio a los nueve planteles de la Escuela Nacional Preparatoria, a los cinco planteles del Colegio de Ciencias y Humanidades, y a los cinco campos de la Facultad de Estudios Superiores, todos de la UNAM; también proveerá al Conacyt, universidades estatales como la de Guadalajara, al Centro de Investigación y Estudios Avanzados, y a otros hospitales del sistema de salud pública.

A la firma Operbes, una filial de Televisa, empresa de Emilio Azcárraga Milmo, se le pidieron cinco enlaces por 3 millones 665 mil 988 pesos, entre ellos, al Instituto de Investigaciones “José Ma. Luis Mora” y a la UNAM. En 2015 fue la única empresa contratada para el mismo servicio.

“El fallo otorga anchos de banda iguales o superiores [de 100 a 10,000 Mbps] a los que las instituciones beneficiadas tenían con la Red NIBA. Lo anterior se concretó con un importante ahorro de recursos públicos”, resaltó la asociación civil Corporación Universitaria para el Desarrollo de Internet (CUDI).

A parte de la Red NIBA gratuita para universidades, centros de investigación y hospitales públicos, el Gobierno federal busca ofrecer internet desde 2020 a comunidades desconectadas a través de la empresa filial de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) denominada CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos, con 50 mil kilómetros de fibra óptica y 10 mil centros integradores de servicios

“A pesar de que la CFE cuenta con fibra óptica no significa que esté lista para cursar servicios de telecomunicaciones, ya que requiere ser ‘iluminada’ y de elementos de red con los que aún no cuenta para transmitir voz, datos y video, y el despliegue de la ‘última milla’ para llegar efectivamente a un punto de conectividad”, observó Ernesto Piedras, CEO de The Competitive Intelligence Unit (CIU).

Además, “no solo es un tema de cobertura de infraestructura, sino de poder adquisitivo, acceso a dispositivos, habilidades digitales y preferencias de uso”.

El 47.9 por ciento de los hogares mexicanos no dispone de Internet mediante conexión fija o móvil, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2018 (ENDUTIH) del Inegi. A nivel geográfico, el 73.1 por ciento del total de la población urbana es usuaria de este servicio frente solo al 40.6 por ciento de la población conectada en zonas rurales.

OPERBES, EL PROVEEDOR CON EPN

El director de Corporación Universitaria para el Desarrollo de Internet (CUDI), Carlos Casasús López Hermosa, ha destacado que la red de banda ancha apoya la enseñanza y la investigación al permitir el uso de bases de datos digitales y bibliotecas virtuales; programas de licenciatura y posgrado a distancia, así como comunicación entre las comunidades científicas a nivel nacional e internacional.

En el gobierno del ex Presidente Enrique Peña Nieto, el servicio de Red NIBA lo otorgaba la Comisión Federal de Electricidad (CFE) Telecom, hasta que en mayo de 2016 la Secretaría de Comunicaciones y Transportes terminó de migrar el servicio a la compañía Operbes, filial de Televisa, para brindar internet de hasta 10 mil Mbps.

El contrato fue otorgado por licitación (LA-009000937-N8-2015) en noviembre de 2015 por 187 millones 556 mil 400 pesos (sin IVA) para otorgar el servicio de conducción de señales de alta capacidad (Red NIBA) de enero de 2016 a diciembre de 2017, de acuerdo con el fallo de licitación publicado en CompraNet.

Fue modificado en enero de 2016 y julio 2018 para ampliar la vigencia y monto, expuso el libro blanco del proyecto “México Conectado” de la SCT de la administración pasada.

El acta de fallo expone que Telefónica por Cable (Megacable) también participó, pero no cumplió los requisitos. Televisa se ha mostrado interesada en adquirir esta empresa.

La contratación a Operbes venció el pasado 30 de junio, por lo que la SCT del actual Gobierno federal lanzó la licitación “para el servicio de internet de alta capacidad” cumplimentada el jueves 25 de julio a favor de las tres compañías Uninet, Totalplay y Operbes que iniciarán el servicio en septiembre luego de la instalación.

El viernes pasado, la Dirección General de Cómputo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) manifestó que la desconexión de la Red NIBA “ya nos está afectando en la calidad del servicio” de 35 sedes pese a apoyarse con otros enlaces contratados “de menor capacidad”.

En un comunicado, la SCT aclaró que para “la interrupción temporal” del servicio a través de la Red NIBA se tomó en cuenta que las universidades disponen de otros enlaces contratados directamente, “por lo que el servicio de Internet no se interrumpe”.

“En la reactivación de la Red NIBA, que tendrá efecto en septiembre, no solo se dispondrá de esa red en las condiciones anteriores, que se ofrece sin costo a esas Instituciones, sino que se ampliará el ancho de banda de la misma, como se ha convenido”, agregó la dependencia federal.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.