Remates bancarios, sólo cuando son derechos adjudicatorios


Los remates bancarios permiten comprar propiedades a precios reducidos, pero implican procesos legales y costos adicionales para su regularización

Remates bancarios, sólo cuando son derechos adjudicatorios
Política
Mayo 14, 2024 14:05 hrs.
Política ›
› Emmanuel Ameth Noticias

287 vistas

Los remates bancarios son una modalidad que ofrece la posibilidad de adquirir un patrimonio a bajo costo. Estos inmuebles se caracterizan por estar asociados a procedimientos legales y gastos adicionales por lo que llevaría tiempo en que sea regularizado, de acuerdo con Pedro Martínez Mendoza, gerente general de Tap Inmobiliario.

En entrevista para Sin Embargo, el gerente general de Tap Inmobiliario explicó que en el momento de adquirir una vivienda de remate bancario obtienes el expediente de la persona que dejó de pagar, siendo una compra segura siempre y cuando tengas conocimiento de que puedes tardar meses o años en habitar la propiedad, todo depende si tienes los recursos para hacerlo.

Una vez adquirido un inmueble mediante alguna de las modalidades de un remate bancario, los gastos de escrituración corren por cuenta del nuevo dueño.

’Al comprar un remate bancario no necesariamente adquieres la propiedad al instante, lo que ocurre es que el banco te vende el expediente de una persona que dejó pagar su crédito hipotecario y se llevó a juicio. Tú vas a adquirir los derechos de la propiedad y tú le vas a cobrar a la persona morosa’, destacó.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), los remates bancarios ofrecen la oportunidad de adquirir un inmueble a un valor considerablemente menor, hasta un 60% menos del valor en el mercado, ya que se trata de propiedades cuyos dueños fueron demandados por una entidad bancaria debido a la falta de pago de la hipoteca. En consecuencia, los bancos tienen el derecho legal de reclamar la propiedad.

Existe dos formas de remates hipotecarios: la cesión de derechos litigiosos y la cesión de derechos adjudicatarios.

Cesión de derechos litigiosos: Consiste en adquirir los derechos de la demanda judicial que el banco ha presentado contra el deudor hipotecario que no pudo continuar con los pagos.

Cesión de derechos adjudicatarios: En este caso, el banco ha ganado el juicio de adjudicación y procede a poner en remate el inmueble para recuperar lo invertido en el juicio y las pérdidas por la deuda hipotecaria.

Pedro Martínez, de Tap Inmobiliario, explicó que al comprar los derechos litigiosos, se adquiere el derecho de la demanda, pero el inmueble pasa a manos del acreedor una vez que se resuelve el proceso judicial. Por lo tanto, el tiempo del proceso debe tomarse en cuenta para la disponibilidad de la propiedad.

De acuerdo con Martínez, las ventajas de adquirir una vivienda con tales características sería el valor del inmueble es hasta 60 por ciento menor que el del mercado, puedes adquirir un inmueble de este tipo y después volver a venderlo a un precio mayor.

Entre las desventajas está el hecho de pagar el avalúo de la propiedad, pagar el proceso de desalojo, no se puede adquirir un inmueble mediante un remate bancario con un crédito hipotecario, posiblemente el inmueble tenga algunas deudas, por lo que se debe poner al corriente los servicios que no tenga pagados, no es posible visitar la propiedad antes de adquirirla, por lo que puedes correr el riesgo de que no esté en buenas condiciones la construcción.Con información de Guadalupe Fuentes López | SIN EMBARGO

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Remates bancarios, sólo cuando son derechos adjudicatorios

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.