Por años, el DIF ha sido caja chica de gobernantes - El ejercicio del presupuesto del DIF muestra que es una institución que durante los últimos 10 años destina al menos el 65 por ciento en Servicios - Álvaro Obregón - emmanuelameth.com.mx


Por años, el DIF ha sido caja chica de gobernantes


El ejercicio del presupuesto del DIF muestra que es una institución que durante los últimos 10 años destina al menos el 65 por ciento en Servicios

3,087 vistas

Febrero 11, 2022 00:03 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Daniela Barragán | SIN EMBARGO › Emmanuel Ameth Noticias

Durante años el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), donde encabezan las ’primeras damas’, esta institución la han manejado como caja chica los expresidentes.

Mientras esta institución se convirtió en el pasado en una pasarela para que las primeras damas lucieran trajes y dieran discursos sobre la importancia de apoyar a la niñez, el ejercicio del presupuesto del DIF muestra que es una institución que durante los últimos 10 años destina al menos el 65 por ciento en Servicios Personales —es decir en pagos de sueldos, salarios, honorarios, prestaciones sociales y pago de estímulos a servidores públicos—, mientras que para los Gastos de Operación —el referente a los programas, bienes y servicios— sólo se destina el 17 por ciento.




De acuerdo con los datos de la Cuenta Pública, el presupuesto anual del DIF federal, que depende de la Secretaría de Salud (SSa), se ha mantenido constante al rondar en promedio los 2 mil 100 millones de pesos.

De acuerdo con la página oficial el DIF ’Es el promotor de la protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, bajo el imperativo constitucional del interés superior de la niñez, así como del desarrollo integral del individuo, de la familia y de la comunidad, principalmente de quienes por su condición física, mental o social enfrentan una situación de vulnerabilidad, hasta lograr su incorporación a una vida plena y productiva’.

Lo cierto es que las niñas, niños y adolescentes en México presentan mayor prevalencia de pobreza respecto a la población en general, lo que impacta en una limitación del desarrollo y perpetúa dinámicas de pobreza a lo largo del ciclo de vida. Así lo muestran los datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Los datos más recientes indican que el 49.6 por ciento de la población menor de 18 años se encuentra en situación de pobreza en 2018 y el 9.3 por ciento en pobreza extrema.

El Coneval ha explicado que la magnitud y complejidad del problema de la pobreza infantil requiere ’acciones coordinadas por parte de los distintos sectores involucrados, con el fin de establecer estrategias que permitan garantizar que todas las niñas, los niños y adolescentes puedan desarrollarse en un ambiente libre de pobreza y ejercer plenamente sus derechos sociales […] [además de] la inversión en la infancia debe ser suficiente, oportuna, eficaz, equitativa y pertinente para atender los desafíos de cada etapa del ciclo de vida’.

Es decir, la solución que propone el Consejo, luce en los objetivos oficiales del DIF, que es una institución que está presente en los tres niveles de Gobierno.

La historia del DIF —el federal como el de los estados— está ligada a las ’primeras damas’. El caso más reciente en el que la institución tuvo que salir a declarar sobre el actuar de la esposa de un funcionario, fue con Mariana Rodríguez Cantú, que aunque no ocupó su puesto honorario en el DIF, creó la organización Amar a Nuevo León.

En consecuencia el DIF Nacional tuvo que salir a informar que se llevaría a cabo una investigación de lo ocurrido tras considerar que se vio afectado el interés superior del niño.

Aunque algunas esposas han decidido no ocupar el cargo honorario que se les ofrece tan solo al tener los maridos la constancia de mayoría en las elecciones, se dedican a la asistencia social a través de organizaciones de la sociedad civil.

Durante décadas, la asistencia social de los menores y las familias con más carencias, ha sido tarea para las ’primeras damas’, que son figuras que no son en sentido estricto funcionarias públicas, ya que no son votadas, no tienen sueldo y tampoco obligaciones más que la de estar en ceremonias protocolarias.

Esto conlleva a que tampoco están obligadas por ley a rendir cuentas ni a cumplir con obligaciones de transparencia.

Es en 1977 cuando formalmente se inicia con esta ’tradición’, luego de la fusión del Instituto Mexicano para la Infancia y la Familia (IMPI) y el Instituto Mexicano de Asistencia a la Niñez (IMAN) para formar el DIF, es Carmen Romano, esposa del entonces Presidente José López Portillo la que anuncia la creación del nuevo sistema y ocupa por primera vez el cargo honorario, que le permitió enfocarse a la beneficencia.

Aunque desde antes, si no era la esposa era la mujer más allegada; por ejemplo, Hortensia Elías Calles ocupó el cargo cuando su padre, Plutarco Elías Calles fue Presidente y también Guadalupe Díaz-Ordaz Borja, hija de Gustavo Díaz Ordaz.

En los últimos años, con Vicente Fox, su esposa Martha Sahagún decidió no aceptar el caro pero creó una fundación, la conocida como Vamos México.

Luego, con Felipe Calderón sí asumió Margarita Zavala, quien utilizó sus espacios para enviar mensajes que pretendían apaciguar el clima de violencia.

En 2010, ya en el periodo más crudo de la ’guerra’ contra el narcotráfico de su marido dijo que ’pese al torbellino de noticias ocurridas en las últimas semanas en el país, como lo sucedido con el futbolista Salvador Cabañas y el asesinato de jóvenes en Ciudad Juárez, se debe hablar bien de México y no mirarlo con desprecio porque la amargura no sirve ni para amar a México, ni para pedir que lo amen y mucho menos para resolver los problemas’.

Con Enrique Peña Nieto, el puesto honorario fue para Laura Vargas Carrillo, esposa de Miguel Ángel Osorio Chong. Ocupó el cargo a nivel estatal en Hidalgo, cuando su esposo fue el Gobernador. Aún así, su esposa Angélica Rivera participó continuamente en los eventos de la institución.

En estos años, entre los gastos prioritarios del DIF está el pago de 1 millón 030 mil pesos para celebrar el Día del Trabajador en 2018; el pago de 1 millón 034 mil pesos para realizar un concurso de dibujo en 2013, o 1 millón 495 mil pesos para artículos de papelería en 2010.Daniela Barragán | SIN EMBARGO

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.