Pescadores ponen en riesgo a vaquita marina porque no tienen apoyos, dicen


Pescadores se justifican que por falta de apoyo la vaquita marina está en riesgo de extinguirse

449 vistas

Noviembre 18, 2019 12:21 hrs.
Ciudad Nacional › México Ciudad de México
SIN EMBARGO › Emmanuel Ameth Noticias

Líderes de pescadores de Baja California y Sonora denunciaron la indiferencia del Gobierno morenista en garantizar el bienestar de la población y la protección de la vaquita marina pues, dijeron, está se refleja en que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), así como la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), no definieron qué redes pueden usarse en el Alto Golfo de California sin dañar al cetáceo endémico de México, por lo que la temporada de pesca inició desde el 24 de septiembre y las embarcaciones siguen usando redes que están prohibidas.

Desde 2015 el Gobierno mexicano prohibió la pesca en el Alto Golfo para frenar las redes de tráfico ilegal de totoaba, pez que para ser capturado requiere de redes en las que suelen quedar atrapadas y morir las vaquitas marinas, especie de la que quedan entre 10 y 15 según datos de la Semarnat. Para convencer a los pescadores a salirse del mar, autoridades se comprometieron a buscar un arte de pesca que no dañara a los animales marinos y, como su producción bajaría, también acordaron pagarles subsidios que compensaran las pérdidas

Sin embargo, en la actual administración los pescadores solo lograron que autoridades federales les pagaran los subsidios de diciembre de 2018 hasta la primera quincena de enero. Desde entonces, denunciaron, el sector permanece en indefensión.

’Seguimos pescando con nuestras redes tradicionales porque no nos queda de otra, no hay arte de pesca que nos asegure que sobreviviremos de nuestro trabajo como lo hacíamos antes del 2015 y el programa de compensación en este Gobierno no fue más que el compromiso por pagar hasta la mitad de enero. No existe el programa, seguimos en estado de indefensión. No hay pago compensatorio ni una política pública que nos pueda dar la seguridad de vivir de la pesca’, expuso Carlos Tirado, Presidente del Consejo de Administración de la Federación Regional de Sociedades Cooperativas Pescadores de la Reserva de la Biosfera.

Para Ramón Franco Díaz, representante de la Federación de Pesca Ribereña ’Andrés Rubio Castro’ de San Felipe, Baja California, no solo los secretarios de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Semarnat, el Procurador Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y los titulares de Inapesca y Conapesca han sido omisos, también lo ha sido el Jefe del Ejecutivo, pues asegura que ellos le entregaron personalmente, a finales de noviembre de 2018, un proyecto que atendía las necesidades del sector pesquero.

Carlos Tirado y Ramón Franco Díaz lamentaron que aun cuando en marzo de este año la Sader y Semarnat presentaron la Iniciativa para la Sustentabilidad en el Norte del Golfo de California con el fin de crear comunidades costeras sustentables y atacar las causas que han llevado a que la vaquita marina se encuentre en peligro de extinción, siguen sin definirse cómo operará concretamente. De acuerdo con Tirado, que la presentación se realizara en la Ciudad de México y sin consultar a pescadores les dio desde el inicio un mensaje negativo. El plan ni siquiera estuvo contemplado en el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2019.

En ese sentido, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió el 23 de octubre la Recomendación 93/2019 por la omisión de autoridades federales para proteger a la vaquita marina y la totoaba; el organismo urgió a definir las políticas rectoras de la Iniciativa del Alto Golfo.

’La conservación de la vaquita es una lucha contra el reloj porque está en peligro crítico de extinción, cada que pasa un día es riesgo para que la población se extinga’, alertó Alejandro Olivera, representante en México del Centro para la Diversidad Biológica (CDB), en entrevista con este diario digital, y recordó que solo quedan entre 10 y 15 ejemplares de dicha especie según datos de la Semarnat.

La exigencia de la CNDH se suma a las de organizaciones internacionales como la alerta que emitió la última Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés) en mayo pasado, donde se discutió suspender el comercio de México de varias especies por su ineficacia en la protección de la vaquita marina y acciones contra el tráfico de totoaba.

En la convención celebrada en Ginebra, la Unión Europea, EU y China apoyaron suspender el comercio de especies en riesgo si México no demuestra para el próximo año que ha avanzado en este aspecto. De no hacerlo, se bloquearían especies enlistadas en CITES como la candelilla (cera), caoba (madera), dalbergia (madera), duayacán (madera), el borrego cimarrón, el puma, el lince -estos tres como trofeos de caza-, así como las aletas de tiburones. Aunque la suspensión se implementaría hasta 2021, Greenpece México ha externado que sí significan un importante llamado de atención a las autoridades mexicanas.

Además, el 3 julio, el Comité del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) decidió inscribir las Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro ante la preocupación ’por la inminente extinción de la vaquita’. El listado tiene el objetivo de llamar a autoridades a realizar acciones urgentes para detener las amenazas a especies en riesgo.

Ver más

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.