Para evitar fraude, se necesita voto masivo y contundente: López Gallardo


Contemplando que continuarán prácticas similares en las que estudios científicos concluyeron que hubo un fraude electoral, el afamado físico teórico dio algunas recomendaciones para identificar y evitar el fraude

Mayo 21, 2018 14:06 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
› Emmanuel Ameth Noticias

Derivado de las experiencias acumuladas en las elecciones presidenciales que se han tenido de 1988 a la fecha, particularmente en las de 2006 y 2012, la forma de complicar un posible fraude electoral es mediante una diferencia de votos efectivos tal, que sea imposible manipular los Sistemas sin que haya grandes discrepancias con las boletas otorgadas, afirmó el reconocido físico Jorge Alberto López Gallardo durante la presentación de su libro ’¡Basta! de Fraudes Electorales 1988-2018’ en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

Fue durante su conferencia que explicó de manera cuantitativa las discrepancias e improbabilidades matemáticas que surgieron de los últimos dos ejercicios electorales, donde la contundencia de su investigación demostró la existencia de un algoritmo en el Programa de Resultados Preliminares (PREP), mismo donde el comportamiento del Revolucionario Institucional (PRI) se manifestó exactamente siguiendo el mismo patrón (curva-función) pese a que entre una y otra elección, había 8 millones de votos de diferencia.

EL MODUS OPERANDI DE 2012

Comenzando por las encuestas y a falta de las agregadoras con las que se cuenta hoy en día, estas revelaban comportamientos muy desiguales en los que al realizar un análisis más profundo, resultaban de una manera completamente distinta a como se dieron las votaciones, beneficiando de sobremanera en su momento a Enrique Peña Nieto sin que se cumpliera incluso con modelos bayesianos.

El análisis también ejemplificó el comportamiento dado en casillas especiales así como en aquellas que habían sido fotografiadas por iniciativas ciudadanas, cuyo evento de aleatoriedad se acercaba a una muestra y en donde el resultado fue muy distinto al observado; la hipótesis revela para el segundo de los casos que con 30% de casillas digitalizadas, el comportamiento fue completamente distinto al otro 70% no supervisado por los ciudadanos. Para conseguir tal desigualdad y cambiar el resultado, al Revolucionario Institucional (PRI) le bastaba con 20 mil casillas rurales en las que no hubiera presencia del Revolucionario Democrático (PRD), según teorizaron diversos científicos que colaboraron en la investigación; fueron 30 mil las casillas que cumplieron con estas características.

EL MODUS OPERANDI DE 2006

En 2006 tanto el PREP como el cómputo final mostraron inconsistencias que no son propias de una elección, pues una vez estabilizado el comportamiento con el 70% de los cómputos, se esperaban variaciones menores (usando teoría de números) que al final resultaron ser hasta 25 veces superiores, revelando un comportamiento asíntota cuando las curvas debieron cruzarse.

Como en la de 2012, tomando en cuenta distintas muestras, el comportamiento estimado no es coincidente con el que se supone que obtuvo la población, rompiendo diversas reglas de la estadística para ello.

LA CURA PARA 2018


Contemplando que continuarán prácticas similares en las presentes elecciones, que podrían cambiar en la forma pero no en el fondo, el científico miembro de la Sociedad Americana de Ciencias, además de las respectivas sociedades Mexicana e Hispanoamericana, destacó que ante la probable modelación de estos datos, primeramente revelados en el PREP y posteriormente en el conteo final, existen una serie de acciones específicas cuya iniciativa completa lleva a cabo JohnAckerman, aunque pueden resumirse en el cuidado y captura de la totalidad de las casillas, teniendo la información en sitios electrónicos alternos al INE, así como la masificación del voto como una medida contra los puntos que puedan sumar producto de ‘mapacherías’.

La experiencia que acumula López Gallardo en temas de fraude electoral es de al menos 12 años, siendo enriquecida con las aportaciones de muchos de los científicos más brillantes de México, Estados Unidos y algunos países de Europa.

López Gallardo es físico teórico especializado en el área de reacciones nucleares. Fellow de la Sociedad Americana de Física y miembro de la Academia Mexicana de Ciencias. Ha sido galardonado con los premios Regent’s Outstanding Teaching Award, Edward Bouchet de la PAS, Mentoring Award de la APS, el Mentoring Award de Física Nuclear, Bravo Award de la Sociedad de Ingenieros Profesionales Hispanos, Maestro Award de la Sociedad de Ingenieros-Científicos México-Americanos y el Hyer Research Award, entre muchos otros. Hizo sus estudios postdoctorales en la Universidad de Berkeley (USA) y en el Instituto Niels Bohr (Dinamarca) además de centenares de artículos científicos y de divulgación así como la publicación de diversos libros.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.