La Hoguera

Emmanuel Ameth


O ’MeTooHidalgo’ reconoce que lo hace mal o condena a los agresores entre sus filas

O ’MeTooHidalgo’ reconoce que lo hace mal o condena a los agresores entre sus filas




2,435 vistas

Junio 03, 2020 01:05 hrs.
Política Municipios › México Hidalgo / Pachuca
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

La iniciativa ’Me Too’ en Hidalgo, la cual busca visibilizar el problema de acoso que existe en la entidad hacia las mujeres, se encuentra en un dilema: o reconocen que las denuncias anónimas, las cuales dan por ciertas sin investigación alguna, vulneran la presunción de inocencia y se prestan a golpeteo político y/o de otros intereses, o bien condenan el acto de familiares de una de sus activistas.

El entredicho sucede porque en su Instagram hubo una denuncia muy particular, la cual es parte de siete que existen por violencia e incluso una hasta por violación en contra de los hijos de la representante:



La anterior, se une a las denuncias puestas “en tendedero” en algunas instituciones de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo:

NO SE DICEN QUE SEAN CIERTAS: nosotros no seríamos tan irresponsables de acusar sin elemento alguno que así lo sugiriera. Lo que se menciona es que una denuncia completamente anónima, que carece de cualquier rigor en la investigación -distinto a cuando los medios difunden información comprobable pero donde se rehúsan a publicar el nombre del informante para salvaguardar su seguridad - no debe ser tomada por cierta, nunca.

Primero porque existe el precepto de presunción de inocencia en el país y segundo, porque incluso adelantándose a lo que determine una autoridad con el debido proceso, deben existir por lo menos elementos probatorios -o incluso sugestivos- para realizar una acusación, los cuales no existen en una cartulina ni tampoco en dar el nombre de una persona en una red social.

Ignorar lo anterior es un despropósito para las mujeres que efectivamente son violentadas y que merecen justicia, pues no basta con decir “yo te creo”: es una responsabilidad el llegar hasta las últimas consecuencias siempre que primero, existan al menos los elementos para presumir una agresión.

Pero Marea Verde Hidalgo no lo comprendió.

Porque si de manera errónea se va a dar difusión a cualquier denuncia como si se tratase de una verdad, aún sin conocer los elementos de los casos particulares ni solicitar prueba alguna, tendrían que reconocer que entre sus mismas filas se tolera a los agresores, lo cual, nuevamente, es un despropósito para el fondo que persiguen y que es aplaudible.

En este espacio hemos escrito sobre la necesidad de otorgar medidas de protección a las víctimas de cualquier tipo de abuso, poniendo énfasis en sectores vulnerables como las mujeres, las cuales viven una violencia sistemática por efecto del arraigo del machismo.

La violencia en contra de las mujeres es un gran problema y por lo tanto, requiere de soluciones profesionales, basadas primero en un diagnóstico correcto y luego en una implementación que las escuche y que sea bien estructurada; desafortunadamente, la irresponsabilidad provoca un despropósito cuando ni siquiera se tiene identificada a ciencia cierta cómo es que se vive y se mide (ejemplo de un análisis es lo que se publicó AQUÍ).

Así pues, la encrucijada está entre que o se toma el problema con seriedad y se le da el seguimiento adecuado a las denuncias donde por lo menos exista alguna presunción de agresión, o bien, siguen con su error y condenan a sus mismos integrantes sin saber incluso, si las acusaciones fueron ciertas y sin tener el derecho a defenderse, opciones que de hecho, son todo lo contrario a lo que se expresó en un comunicado machista que parece justificara la acción si esta hubiera existido:



La denuncia y la justicia nunca se han tratado de "creer", porque en tal caso, no hay razón como para "no creer" en la versión del supuesto agresor y/o de otros supuestos testigos. Hace milenios que el ser humano resolvió un proceso más o menos adecuado -aunque perfectible- para poder acceder a la justicia. El mejor aliado del feminismo es la congruencia y no se pueden tirar por la borda los años de lucha que han dejado los grupos feministas ni los éxitos conseguidos, muchos o pocos, por insistir en un error que los deja mal parados.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.