No le alcanzó al presidente de Perú para combatir a la Derecha y está tras las rejas


Pedro Castillo fue detenido y removido de su cargo como presidente de Perú, siendo el tercer intento por parte de la oposición para removerlo desde que asumió la presidencia hace 16 meses

No le alcanzó al presidente de Perú para combatir a la Derecha y está tras las rejas


Política
Diciembre 08, 2022 03:36 hrs.
Política ›
AP › Emmanuel Ameth Noticias

2,398 vistas

El pasado miércoles el Congreso de Perú destituyó al primer mandatario Pedro Castillo por ’permanente incapacidad moral’, luego de que anunciara la disolución del Legislativo y declarara un Gobierno de excepción de emergencia, acto rechazado por muchos y que fue nombrado como un golpe de Estado por la vicepresidenta.

Hace menos de una semana el entonces Presidente peruano Pedro Castillo llamó a las instituciones peruanas ’a la más amplia unidad’ y negó la posibilidad de disolver el Congreso ante el riesgo de que los legisladores alcanzaran los votos necesarios para destituirlo.

Sin embargo, este miércoles dio marcha atrás, cerró el Parlamento siguiendo los pasos de al menos un par de sus predecesores y el Legislativo igualmente declaró su vacancia poco después.

Castillo emitió un mensaje a la nación en el que anunció el establecimiento de un Gobierno de excepción, que incluía disolver temporalmente el Congreso, convocar a elecciones para elegir a un nuevo Parlamento, toque de queda a nivel nacional, entre otras medidas.

Tras su intento de disolver el Parlamento, el Congreso peruano dio a conocer que la destitución de Castillo fue aprobada por 101 votos de un total de 130 congresistas, en su tercer intento por sacarlo del poder “por incapacidad moral permanente” desde que asumió la presidencia hace 16 meses.

El Congreso citó el mismo día a la vicepresidenta Dina Boluarte para asumir su cargo como nueva jefa de Estado, en reemplazo del destituido Pedro Castillo.

Tras su destitución, Castillo, quien se dirigía a la Embajada de México de acuerdo con varios medios de comunicación, fue detenido por agentes de seguridad por incapacidad moral y ante una investigación en su contra por crimen organizado, tráfico de influencias y colusión.

En las imágenes se puede apreciar a los policías apuntando con armas la camioneta donde se encontraba Castillo.





La incapacidad moral permanente es una cláusula incorporada a las leyes constitucionales peruanas hace más de 180 años y “no tiene una definición objetiva”, según los expertos. En el siglo XIX significaba “locura”, pero ahora muchos la relacionan con la corrupción.

Es la octava vez desde 2017 que el Parlamento ha usado el argumento de “incapacidad moral permanente” para intentar remover presidentes, contribuyendo a una crisis política que continúa hasta el momento.

Castillo tiene cinco investigaciones en su contra, cuatro por presunta corrupción y otra por un presunto plagio realizado en su tesis de maestría hace una década.

La Fiscalía argumenta que el ahora exmandatario aprovechó su posición de poder para beneficiarse económicamente junto a un grupo de familiares, funcionarios y amigos.



En Perú un Presidente no puede ser juzgado durante su Gobierno porque según la Constitución eso sólo puede darse en caso de traición a la patria, disolución del Parlamento por casos diferentes a los permitidos, no convocar elecciones o impedir el funcionamiento del Congreso o de los organismos electorales.

Ante esto, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador indicó que si bien México tiene como principio de política exterior la no intervención y la autodeterminación de los pueblos, consideró lamentable que por intereses de las élites lo orillaran a su destitución.

“Sin embargo, consideramos lamentable que por intereses de las élites económicas y políticas, desde el comienzo de la presidencia legítima de Pedro Castillo, se haya mantenido un ambiente de confrontación y hostilidad en su contra hasta llevarlo a tomar decisiones que le han servido a sus adversarios para consumar su destitución con el sui géneris precepto de ‘incapacidad moral’”, expresó el mandatario.



Pedro Castillo, de 53 años, era un profesor rural y fue el primer Presidente de origen campesino en 200 años de independencia de Perú.

Ofreció luchar contra la corrupción, elevar los impuestos a las ganancias mineras, masificar el gas natural, reescribir la Constitución y acabar con supuestos monopolios que elevan los precios del gas doméstico y las medicinas. También prometió que iba a seguir cobrando su sueldo de maestro y expulsar a delincuentes extranjeros en 72 horas luego de iniciada su gestión.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


No le alcanzó al presidente de Perú para combatir a la Derecha y está tras las rejas

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.