Murillo insiste en que quemaron estudiantes pero ahora dice no saber cuántos


Murillo Karam reiteró que un grupo delincuencial de la zona de Guerrero quemó a personas en el basurero de Cocula, pero ahora ignora el número de estudiantes que fueron quemados.

3,796 vistas

Septiembre 20, 2019 09:21 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
REVOLUCIÓN 3.0 › Emmanuel Ameth Noticias

Jesús Murillo Karam, procurador General de la República, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, volvió a sostener ’la verdad histórica’ sobre que los 43 estudiantes de Ayotzinapa, fueron incinerados por un grupo delincuencial de la zona de Guerrero quemó a personas en el basurero de Cocula.

’Los que opinan son los que han leído cosas sobre el expediente pero que no lo conocen, se señala que no hubo nadie quemado, pero es obvio que hubo una quema de personas no tengo la menor duda de que quemaron a un grupo de estudiantes, no se cuantos, pero eso sucedió’, dijo.

Aseveró además que Gildardo López, jefe de ’Los Guerreros Unidos’, declaró desde el primer día de su detención que los normalistas fueron asesinados, ’los quemaron, los hicieron polvo’ y después los echaron al río.

’En resumen, la verdad histórica dice que, los estudiantes iban a hacer una manifestación, cuando fueron detenidos por policías, los entregaron a los grupos de delincuentes amparados por los gobiernos, y los llevan a un lugar donde los juntan en varios grupos, de ahí los llevan al basurero donde los interrogan después las autoridades llegaron al lugar donde se creía y ahí se encuentran las bolsas, se cercó el lugar, se ponen cintas y al día siguiente, por protocolo, se empieza a revisar lo que está en el río’, dijo.

Cabe redordar que el científico de la Universidad de Queensland experto en materia de incendios, José Torero, afirma que las pruebas de los investigadores forenses son incongruentes.

Mediante el uso de cadáveres de cerdos en sustitución de cuerpos humanos, José Torero, un experto en incendios de la Universidad de Queensland en Brisbane, Australia, incineró hasta cuatro cerdos a la vez y determinó que la hoguera necesaria para consumir unos 43 cuerpos no podría haber ardido en el basurero.

Su equipo incineró sistemáticamente cuerpos de cerdos. Incluso utilizando 630 kg de madera para un único cerdo de 70 kg, todavía se advirtió la presencia de un 10 % de la carne del cerdo después de que el fuego se consumiera, informó Torero a Science. Por tanto, para incinerar 43 cuerpos de un tamaño similar se hubieran necesitado más de 27,000 kg de madera, y aún en tal caso, tras el incendio habría subsistido cierta materia orgánica. Incluso en el supuesto caso de que el cartel hubiera sido capaz de conseguir toda esa cantidad de madera, las intensas llamas deberían haber dejado marcas en el tronco de los árboles cercanos, afirma Torero. Cuando el científico visitó el basurero 10 meses después de las desapariciones, no observó ningún tipo de marcas.

Torero también quemó hasta cuatro cuerpos de cerdos al mismo tiempo a fin de determinar si la grasa corporal podría haber servido como combustible para el fuego, facilitando la incineración total. Sin embargo, los investigadores advirtieron que cada vez que se agregaba un cuerpo, la intensidad del fuego disminuía. Por lo tanto, para quemar 43 cuerpos juntos se hubiera necesitado una cantidad mucho mayor de madera que si se los hubiera quemado por separado. «Los cuerpos tienen un gran porcentaje de agua», afirma Lentini. No son un buen combustible.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.