Moral y democráticamente derrotados, se aferran opositores a golpe blando - Con el fin de defender sus intereses, empresarios y expresidentes pretenden realizar golpe blando al actual gobierno, de acuerdo con un politólogo - Álvaro Obregón - emmanuelameth.com.mx


Moral y democráticamente derrotados, se aferran opositores a golpe blando


Con el fin de defender sus intereses, empresarios y expresidentes pretenden realizar golpe blando al actual gobierno, de acuerdo con un politólogo

Moral y democráticamente derrotados, se aferran opositores a golpe blando

2,185 vistas

Junio 01, 2021 04:43 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Nancy Flores / Jordana González / Érika Ramírez | CONTRALÍNEA › Emmanuel Ameth Noticias

El politólogo estadounidense Gene Sharp describió que quienes lideran el movimiento ’Sí por México’ Claudio X González Guajardo y Gustavo de Hoyos, así como los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa pretenden realizar una estrategia para debilitar al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a través de la desestabilización política, económica y social para efectuar un golpe de Estado blando, aún moral y democráticamente derrotados.

A su estrategia, que en América Latina ha producido derrocamientos de gobiernos progresistas democráticamente constituidos se han sumado partidos políticos de oposición; Revolucionario Institucional, Acción Nacional y de la Revolución Democrática así como organismos autónomos como es el caso del Instituto Nacional Electoral y la Comisión Federal de Competencia Económica, medios de comunicación nacionales e internacionales., intelectuales, asociaciones financiadas por la USAID y la NED –destacadamente Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad–, organizaciones de la sociedad civil, élites de universidades, sindicatos y servidores públicos del actual gobierno federal enquistados en áreas estratégicas.

El golpe de Estado blando está en marcha, afirma la economista Magdalena Galindo Ledesma, académica de la UNAM e integrante del Centro de Análisis de Coyuntura Económica, Política y Social de la máxima casa de estudios. ’En realidad, prácticamente desde el inicio del gobierno de López Obrador arrancó también la estrategia del golpe blando en México. Habría que decir que, sobre todo en un principio, fue la burguesía, fundamentalmente, quien se colocó a la vanguardia de esa estrategia’.

Incluso podría haber empezado antes de que López Obrador tomara posesión del gobierno, con la llamada ’operación Berlín’, impulsada por el intelectual salinista Enrique Krauze. El académico y exdirector de la Escuela de Inteligencia para la Seguridad Nacional, Jorge Retana Yarto, señala que ésta tenía como objetivo no dejarlo llegar a la Presidencia. ’Podemos esperar que en la segunda etapa se desarrolle una estrategia para no dejarlo profundizar en las medidas de cambio; entonces el gobierno tiene que estar preparado para generar un escenario de contragolpe’.

De acuerdo con Sharp, este tipo de golpe de Estado emplea técnicas no frontales ni violentas para desestabilizar y presenta cinco fases que se pueden resumir de la siguiente forma: comienza por ablandar a la sociedad a través del malestar y la desesperanza; deslegitimar las acciones gubernamentales por medio de la difusión de mensajes adversos, ofensas y noticias falsas; luego se promueven constantes movilizaciones de protesta; se emplean rumores para generar escenarios de falsa carestía y, con ello, señalar la incompetencia del gobierno e iniciar juicios injustos contra los gobernantes; finalmente viene la fractura institucional, donde los procesos judiciales avanzan, los medios de comunicación los apoyan y los gobiernos finalmente caen.

La doctora Patricia Pozos, profesora de la Facultad de Economía de la UNAM, quien considera que ’sí se está gestando un golpe blando en contra del presidente López Obrador. Hemos visto que algunas de estas etapas que marca Sharp se han venido desarrollando en el país’.

Agrega que quienes ’están orquestando este golpe blando son principalmente los empresarios. Detrás de los partidos políticos como el PAN y PRI están los empresarios, dado que han sido afectados en términos de negocios que tenían cuando en el poder estaban el PRI y el PAN. Básicamente el PRIAN. Ahora están en coalición con el PRD, pero la Presidencia la tuvieron el PRI y el PAN. Creo que son los más afectados y por ello están orquestando toda esta estrategia de desprestigio contra Morena, ahora en las elecciones, tratando de desestabilizar al gobierno de Andrés Manuel’.

La investigadora enuncia que entre los empresarios se puede identificar ’a los que están organizados en la Coparmex, en el Consejo Coordinador Empresarial, con Claudio X González Guajardo, así como Bimbo, Coca-Cola, algunos banqueros que estén atrás de esta estrategia’.

Otro académico que coincide es el doctor en ciencias políticas y sociales Mario Alberto Zaragoza Ramírez. Para él, ’es importantísimo decir que en México se están dando todas y cada una de las fases que reconocemos en los golpes blandos o golpes suaves. A qué nos referimos, pues a un grupo de empresarios y un grupo de políticos opositores al gobierno actual, pero quizás la clave que nos permita entender esto de forma muy clara es que se trata de un grupo que conforma una élite y que comienza a moverse poco a poco’.

El académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM señala que una de las características del golpe blando es que se va distribuyendo a partir de sus propias redes y va acomodando, principalmente, temas en la agenda pública; y se diferencia de lo que la academia entiende como golpe de Estado duro porque este último se acompaña de la fuerza militar en todas sus fases y el blando no.

Agrega que, aunque en América Latina éstos sí se han ensayado con éxito, en México no se tenía experiencia al respecto. Actualmente ’lo estamos viendo con cierta vitalidad porque antes había una composición del sistema político distinta’, donde medios de comunicación, empresarios y políticos opositores estaban muy cómodos. Y ahora ’estamos viviendo un cambio de condiciones históricas’.

Añade que aunque en México no hay procesos estructurales de ruptura radical, eso no quiere decir que el gobierno no esté haciendo cambios: ’está cambiando muchas de las condiciones anteriores y esta estrategia que vemos hoy en el espacio público es producto de un grupo de empresarios, de políticos, de asociaciones civiles, que ven en desventaja sus posiciones actuales y que entonces están haciendo todo lo posible por recuperar el poder’.

En los primeros 2 años y medio el gobierno de López Obrador ha promovido reformas a la ley eléctrica y ley de hidrocarburos, educativa, del trabajo –para eliminar el outsourcing–. En el ámbito económico ha establecido un programa de austeridad que recortó los sueldos millonarios de los servidores públicos –excepto de los órganos autónomos y universidades públicas que se ampararon para no bajarse los salarios–; ha quitado los negocios a las farmacéuticas e intermediarias de medicamentos; ha obligado a los grandes contribuyentes a pagar impuestos o irse a juicios penales por evadir al fisco; ha forzado a las donatarias –asociaciones civiles sin fines de lucro– a declarar sus ingresos y egresos ante el SAT, además de cortarles el subsidio que obtenían del erario federal.

Asimismo, ha recortado el 80 por ciento del gasto en publicidad oficial que favorecía principalmente a los dueños de los grandes medios de comunicación (el presupuesto pasó de 10 mil millones de pesos anuales a 2 mil millones), ha cancelado o reestructurado contratos leoninos en Petróleos Mexicanos, la Comisión Federal de Electricidad y el sistema penitenciario federal; ha combatido el robo de combustibles; ha cancelado el fracking, la siembra de transgénicos y promueve la prohibición del glifosato. También canceló la construcción del Aeropuerto en Texcoco y el uso del avión presidencial.

En el ámbito social impulsa ayudas a las clases más desprotegidas, como la pensión universal a adultos mayores y niños con discapacidad, becas a estudiantes –tanto de educación básica, como media y universitaria–, apoyo directo para el cuidado de niños menores de 5 años que antes asistían a guarderías; Programa Sembrando Vida y programa de fertilizantes para campesinos; aumento del 50 por ciento al salario mínimo, entre otros avances.

Por su parte, el investigador Retana Yarto considera que hasta ahora el gobierno de López Obrador no se ha debilitado. ’El gobierno todavía es muy sólido, es muy fuerte’. Asimismo, indica que entre los elementos que hay que observar están: la fuga de capitales, la ofensiva mediática, el papel que juega el Instituto Nacional Electoral, totalmente fuera de su contexto constitucional.

Con la amenaza de ser procesados por sus crímenes si la sociedad vota –en la próxima consulta ciudadana– porque sean investigados y enjuiciados, al menos tres expresidentes se han unido a la estrategia del golpe de Estado blando: uno de ellos de manera sigilosa –Carlos Salinas de Gortari– y dos, descaradamente: Felipe Calderón y Vicente Fox.

El activismo en este sentido de los dos ultraderechistas se puede hasta leer en sus cuentas de Twitter. Por ejemplo, el 25 de mayo de 2021 Felipe Calderón escribió: ’Es el tipo de decisiones que deben hacerse con altura de miras por el bien del país. Es vital evitar que aumente el poder de @PartidoMorenaMx y, con ello, se abra paso a un régimen autocrático que causará gran daño (aún más) a México. Bien por Graciela Ortiz, @alitomorenoc y PRI.’

Y para el 28 de mayo, 9 días antes de la elección, abiertamente llamó a votar por la alianza Va por México. Asimismo, quien intentó sin éxito legitimar su gobierno con la ayuda del sector militar, aseguró que el 6 de junio se decidirá entre la democracia y la dictadura.





Otro ejemplo es el mensaje de Vicente Fox, del 24 de mayo de 2021, a través de su cuenta de Twitter: “No puedes votar y respaldar a un gobierno que no tiene dinero para los tratamientos de los niños con cáncer, pero si para obras que nadie necesita, como el tren maya o la refinería”.



Principales pasos del golpe blando: control de la Cámara de Diputados con asistencia del INE

El 19 de marzo de 2021, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral emitió nuevas reglas para lo que llamó “evitar la sobrerrepresentación partidista en la Cámara de Diputados”. Con ello, en realidad lo que se busca es que Morena tenga mayoría.

El INE “determinó el mecanismo para la aplicación de la fórmula de asignación de las curules por el principio de representación proporcional en la Cámara de Diputados que correspondan a los partidos políticos nacionales con base en los resultados que cada uno obtenga en la Jornada Electoral del 6 de junio próximo”, aseguró el Consejo. Así, el supuesto árbitro se desenmascaró como lo que siempre ha sido: un jugador más de la contienda electoral en favor de la derecha, pues a lo largo de su historia jamás le preocupó este tema.

Meses antes de que el INE estableciera esta fórmula para beneficiar a los partidos de oposición, el 20 de octubre de 2020 empresarios encabezados por Gustavo de Hoyos –presidente de la Coparmex– y Claudio X González Guajardo crearon Sí por México, ahora denominado Va por México y que abiertamente busca el control de la Cámara de Diputados a través de una coalición entre partidos de derecha (PAN) y centro derecha (PRI y PRD).

La alianza entre empresarios y partidos de oposición se concretó el 10 de noviembre del año pasado. cuando Sí por México –integrado por más de 560 organizaciones– anunció su respaldo al PAN, al PRI y al PRD, partidos que representan una agenda conjunta para controlar no sólo el presupuesto público de 2022 a 2024, sino también para frenar las iniciativas del presidente e impulsar modificaciones a la Constitución y las leyes en favor del sector empresarial.Nancy Flores / Jordana González / Érika Ramírez | CONTRALÍNEA

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.