Mientras en algunos lugares escasea, 996 empresas acaparan agua del país - El 1.1 por ciento de los concesionados acapara al menos una quinta parte de las reservas hídricas del país - Álvaro Obregón - emmanuelameth.com.mx


Mientras en algunos lugares escasea, 996 empresas acaparan agua del país


El 1.1 por ciento de los concesionados acapara al menos una quinta parte de las reservas hídricas del país

1,696 vistas

Junio 14, 2021 10:20 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Redacción › Emmanuel Ameth Noticias

Al menos una quinta parte de reservas hídricas de México las acaparan el 1.1 por ciento de los concesionados de los cuales son un grupo de 3 mil 304 usuarios segmentados en mil 537 personas físicas, 801 asociaciones civiles y 996 empresas nacionales y extranjeras, de acuerdo con un estudio de los académicos Wilfrido Gómez y Andrea Moctezuma.

Industrias como Bachoco, Cemex, Nestlé, Bimbo, las cerveceras Cuauhtémoc Moctezuma, Modelo y Coca-Cola encabezan la lista de personas morales que, cada año, explotan más de 5 millones de metros cúbicos (5 mil millones de litros).

Además de Lala, Danone, Nestlé, Gamesa, Sabritas y Herdez, que de acuerdo con Wilfrido Gómez y Andrea Moctezuma, creadores de este estudio, explotan gran cantidad de los mantos acuíferos de la nación.

A través de concesiones otorgadas por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) estas empresas han acaparado el recurso hídrico nacional. Así lo documentaron los académicos Wilfrido Gómez y Andrea Moctezuma, quienes exploraron el Registro Público de derechos del agua, el esfuerzo derivó en la investigación “Los millonarios del agua. Una aproximación al acaparamiento del agua en México”.

Los investigadores identificaron empresas con antecedentes de denuncias comunitarias: Kimberly Clark, asentada en Veracruz, Querétaro y Michoacán ha sido señalada por contaminar ríos y manantiales; Proyectos Hidroeléctricos de Puebla ha afectado a comunidades totonacas cercanas al río Ajajalpan, y Coyote Baja Resort, que es un proyecto inmobiliario tiene concesionado 90 por ciento del acuífero 0325 de La Paz.

En el caso de Lala, la empresa ha explotado la Comarca Lagunera ubicada entre los límites de Durango y Coahuila para el riego de la alfalfa que alimenta a las vacas, provocando que la gente extraiga agua dañina para su consumo.

“Los grandes volúmenes de agua que utilizan (Lala) para ello ha provocado que para uso doméstico se deba extraer agua de mantos acuíferos profundos con alto contenido en arsénico, ocasionando una gran incidencia de diferentes enfermedades, como cáncer y diabetes entre los habitantes”, apunta la investigación publicada el número 93 de la revista Argumentos de la Universidad Autónoma de Puebla.

Hasta la fecha, las empresas que se vieron beneficiadas controlan 13 mil 208 hectómetros cúbicos de agua al año, cada hectómetro equivale a mil millones de litros, lo que representa 22.3 por ciento del agua concesionada en el país, esto significa que 1.1 por ciento de los concesionados utiliza más de una quinta parte del agua nacional.

Muchas concesiones permiten operar incluso en acuíferos con déficit y en cuencas a las que, el paso implacable de explotadores, ha comenzado a secar. Los límites van más allá de la privatización del agua y está condicionada por la realidad: “Los millonarios del agua dejarán sin agua a la población, operan en 99 de los 115 acuíferos que pueden ser explotados, alteran su volumen creando déficit”, dijo Gómez.

“En San Cristóbal de las Casas mientras su población de 200 mil habitantes posee el 3.7 hectómetros de agua al año, permiten que ocupen 1.3 millones de litros Coca Cola para producir sus productos de refrescos”, indicó el académico Gómez.

Las cerveceras son también grandes privilegiadas en este sistema de concesiones. Nada más en el Estado de México, la Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma posee 22 títulos de explotación para agua superficial y subterránea.

De esa veintena de títulos, la compañía que distribuye la cerveza Heineken, tiene dos concesiones para explotación de agua subterránea por 2 y 1 millón de metros cúbicos al año.

Además del caso de las embotelladoras y cerveceras, hay más negocios que dependen totalmente de la explotación del vital líquido.

Wilfrido Gómez lo advierte: en México hay 418 mil 134 títulos de concesiones y permisos de descarga de agua, pero si se consideran aquellos para uso de superficie, la cifra aumenta a más de 500 mil.

De acuerdo con el investigador, el volumen concesionado es de 270 mil 424 hm3 al año, exclusivo para uso consuntivo, lo que significa que después de que el agua es extraída de ríos y lagos o bien se consume en su totalidad o parcialmente, pero es imposible reutilizarla porque regresa contaminada a los cuerpos de agua.

Hay 298 mil 292 usuarios dentro de este esquema, de los cuales 6 mil 247 cuentan con permisos de extracción de incluso más de un hm3 al año, esta cantidad bastaría para regar 125 hectáreas de maíz, dar de beber a 25 mil vacas lecheras o proporcionar agua 38 mil personas en un año.

El agua extraída representa 61.4 por ciento de las concesiones de tipo consuntivo, lo que se traduce en 36 mil 314 hm³/año de agua. De esta agua 83.5 por ciento, es decir, más de 22 mil hm³ corresponde a aguas superficiales y 14 mil 305 hm³ a aguas subterráneas.

En un intento por clarificar la privatización del agua, la Conagua ha señalado que el volumen concesionado corresponde a 60 por ciento del agua que es factible aprovechar año con año en el país, sin embargo, las condiciones y por ende la carestía no son iguales en todas las regiones.

A casi treinta años de aquel diciembre de 1992 en que entró en vigor la Ley de Aguas Nacionales (LAN) bajo el mandato presidencial de Carlos Salinas de Gortari, el consumo de agua en México es el pasado inmediato, pero también el presente de una relación entre la Conagua y empresas privadas que han venido acaparando este recurso hídrico amparados en concesiones que terminaron por debilitar los mecanismos de control del Estado.

“Esta ley obedeció a políticas impuestas por organismos internacionales, como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, lo que provocó la neoliberalización del agua que dio mayor certeza jurídica a la inversión privada en materia de derechos de agua, fue un proceso de desposesión de recursos naturales”, puntualizó Gómez. Con información de Aurora Villaseñor | LA JORNADA DE ORIENTE

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Termina tu preparatoria con el Examen Ceneval
Apica en todo México, examen en linea, inscripciones abiertas, cupo limitado.
cursoceneval.com.mx