Marcelo Soto Fernández, trabajando por un gobierno a la vanguardia


El alcalde de Huasca de Ocampo trabaja conforme las nuevas exigencias ciudadanas: un freno total a la corrupción, transparencia, rendición de cuentas, inclusión social así como la reconstrucción del tejido social

881 vistas

Febrero 14, 2019 13:39 hrs.
Ciudad Estados › México Hidalgo
Redacción › Emmanuel Ameth Noticias

Convencido de que se pueden mejorar las condiciones socioeconómicas en que vivimos los mexicanos por medio de buenas prácticas de gobierno, fomentar la transparencia y rendición de cuentas involucrando la participación ciudadana en cuidar y mejorar el bien común, así como promover los valores morales que permitan la reconstrucción del tejido social, es la manera en que Marcelo Soto Fernández entiende la política y ello se refleja en su gobierno.

El alcalde de Huasca de Ocampo asegura que quienes son servidores públicos tienen el deber de conducirse con respeto, tolerancia e inclusión, asumiendo la responsabilidad de su cargo como un honor a servir a la gente. Es un ejemplo de la Cuarta Transformación.

¿Por qué cambiar el sindicato por la política?

La política se da en todo momento, en todo lugar y constantemente. Siempre he pensado que política es servir y ayudar al prójimo. En el SNTE se truncó una etapa, porque yo me opuse a la mal llamada “Reforma Educativa” y fui cesado; sin embargo, el tiempo nos ha dado la razón. A la par del trabajo sindical que realicé con gusto, también lo hacía en mi municipio y siempre colaborando en faenas, fiestas patronales, actividades deportivas, manteniendo buena comunicación con la mayoría de los habitantes de Huasca. Así es como surge la idea de participar en una elección para presidente municipal, respaldado por la ciudadanía. A pesar que de ser cesado de mi plaza docente y llevaba más de un año sin salario, hice campaña por tierra con suela, sudor y saliva. Siempre con la convicción que habríamos de ganar; por el gran respaldo de los ciudadanos. Más aun el motivo de participar fue para plantear un proyecto de desarrolló municipal, abatiendo rezagos en las diferentes áreas de desarrollo económico y social, que poco a poco hemos ido aplicando.

¿Qué lecciones le dejó la docencia en su persona que siga aplicando en la vida diaria?

Como docente tuve la fortuna de impartir conocimiento desde enseñar a leer y escribir, inculcar valores morales, desarrollar habilidades deportivas y culturales; siempre integrando trabajo en equipo y en familia. Hoy como presidente municipal reitero los valores, inculcando nuevos conocimientos como el programa de “Basura cero”, donde ya la mayoría de los habitantes del municipio, separa, recicla, clasifica y reutiliza la basura; el proyecto de la alimentación con productos agrícolas de origen orgánicos, que propone al campesino no usar químicos y los prestadores de servicios turísticos en alimentos, ofrezcan un alimento de origen orgánico sano. Continuo, al igual que como docente con niños, adolescentes y jóvenes, practicando un deporte o alguna de las artes, he entregado uniformes deportivos a cada niño que participa en una liga de fútbol o básquetbol, se contrató instructores de danza, música y artesanía.

Organizamos competencias nacionales de ajedrez, taekwondo y danza folklórica. Para llegar al aula hacía mis planes de clases; ahora planeo y llevo a cabo el desarrollo municipal. La docencia me enseñó a trabajar en equipo; ahora trabajamos en equipo: el H. Ayuntamiento y los servidores públicos. Siempre con el mayor esfuerzo, sin más que dando la mejor atención, ser servidor público, al igual que docente es ser guía, consejero, gestor y promotor de desarrollo.

De 2016 al corte de 2018, Huasca recibió por apoyos federales y estatales 89.5 millones de pesos ¿cómo fue traducido dicho recurso en infraestructura para la población?

Efectivamente desde que tomé posesión (5 de septiembre de 2016) hice diversas gestiones y logrado importantes recursos para obra en municipio. Esto nos ha permitido abatir el rezago social poco a poco, desde luego, no hay recurso que alcance. Construimos un puente vehicular que beneficia a más de cinco mil habitantes en la comunidad de San Sebastián. Este puente permitirá el desarrollo de toda una región de alta marginación de Huasca de Ocampo y otros municipios como Atotonilco el Grande, Acatlán y del estado de Veracruz, Huayacocotla; asignamos recursos gestionados en infraestructura educativa en los diferentes niveles. Estamos construyendo tres telebachilleratos: en Magueyes Verdes, La Cañada y Santo Domingo, que se complementa y nos da más fortaleza con la Universidad que nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador ha asignado para Huasca de Ocampo.

Aprovecho este medio de comunicación para darle las gracias al presidente: “AMLO, no te fallaremos presidente, somos tus soldados de la Cuarta Transformación”.

De igual manera se ha dotado de agua, electrificaciones y viviendas a importantes números de habitantes, así como mejorando la infraestructura carretera y turística. Lo destacable es que con recursos propios hemos otorgado material: cemento, arena, grava, cal u otros y la comunidad se organiza para hacer trabajos por faena. ¡Qué hermoso ver a mujeres y hombres trabajando por el bien común!

¿Y la derrama económica proveniente de los turistas durante ese período? ¿ha dado para que se recaude lo suficiente como para contar con nuevos hospitales, escuelas, etc.?

Existe una importante derrama económica como resultado del desarrollo turístico en nuestro Pueblo Mágico, los fines de semana, los puentes o vacaciones nos visitan un gran número de turistas nacionales y extranjeros. Esta afluencia permite la generación de empleos fijos y temporales, ampliándose a terceros o más. Sin embargo, debo admitir que la cultura del contribuyente no se ha logrado como debiera ser. Pero sí hay un importante número de ciudadanos que cumple con prediales e impuestos, la campaña “Ayúdame a Ayudarte” promueve la conciencia que, si me ayuda el ciudadano con sus respectivos impuestos, podré ayudarle con más vigilancia, ambulancias cuando se requiera y todos los servicios que debe tener, sobre todo agua potable. Hemos ahorrado para otros programas como maestros de inglés en todas las escuelas primarias, arreglos de caminos rurales sin ningún costo, etc. Estamos construyendo Escuelas de Educación Media, tres telebachilleratos y más aulas en otros niveles. Con sus impuestos trasladamos enfermos a la ciudad de México, todos los días sale una ambulancia; damos mantenimiento al alumbrado público, apoyamos a discapacitados, etc.

Cuando hay ciudadanos responsables con sus obligaciones, exigen que los gobiernos seamos transparentes y visionarios.

Ahora que no hay recurso federal para Pueblos Mágicos ¿cómo obtendrán recursos extraordinarios?

El programa de Pueblos Mágicos surge con una importante aportación económica del gobierno federal, que poco a poco fue mermando, dado que año con año se nombraban más Pueblos Mágicos y se modificaban las reglas de operación, así fuimos desarrollando poco a poco. Siempre hará falta el recurso, sin embargo, tocaremos puertas ante Gobierno Estatal y Federal, en la cámara de Diputados y Senadores; en la Secretaria de Turismo. Es decir, haremos gestión y daremos la mejor utilidad del presupuesto.

¿Cuál ha sido la afluencia turística registrada en su cargo, así como el crecimiento que se ha dado como Pueblo Mágico?

La afluencia turística es variable dependiendo la época, por ejemplo: la cuesta de enero disminuye un poco, pero es suficiente para sostenernos; sin embargo, en Semana Santa todo mundo está ocupado en uno u otro servicio y se nota la algarabía en los Prismas Basálticos, Peña del Aire, San Miguel Regla, El Zembo, El Arquito, Aguacatitla, El Centro de Huasca, La Llanura y La Montaña, disfrutando de cascadas y hermosos paisajes. En este bello Pueblo Mágico llegamos a recibir más de cien mil personas en una semana. Desde el 5 de octubre del año 2001 a la fecha hay un importante desarrollo turístico: el Dr. Eduardo Barraza que fue el creador del programa de “Pueblos Mágicos” nos dice que cuando se instituye en el 2001, Huasca tenía entre 6 ó 7 hoteles; hoy tenemos más de 120 hoteles y cabañas, que suman mayor número de habitaciones que la ciudad de Pachuca, Hidalgo; existían 4 o 5 restaurantes o fonditas; hoy tenemos más de 75 establecimientos que ofrecen los sagrados alimentos, con una gran diversidad de gastronomía mexicana. El platillo típico “La Trucha al gusto” o la “Barbacoa”.

Con este efecto de visitantes existe una gran demanda de producción de trucha (arcoíris o salmonada) tilapias y bagres. Hemos logrado tener en producción centros piscícolas de estas especies. Además de la cría de borrego y cabras para la rica barbacoa. El nombramiento de Primer Pueblo Mágico de México y del mundo, a los 18 años de su creación, nos ha mejorado y elevado el nivel de vida de los huasquenses en un término medio, el desarrollo da para más, dado que existen lugares vírgenes por conocer y visitar.

¿Cuáles son los principales atractivos que quieren promover como municipio?

La promoción turística la hacemos junto con la Secretaría de Turismo Federal y Estatal en coordinación con nuestra dirección de Turismo Municipal con todos los establecimientos, parques ecológicos, haciendas, incluyendo a los prestadores de servicios turística. Conoce nuestros personajes místicos: duendes, brujas y nahuales; camina y escucha el relato de la “Noche de Leyendas”; difundimos y promovemos nuestra artesanía de barro que es un patrimonio histórico y ancestral. Contamos con nueve talleres certificados que explican todo el proceso.

La UNESCO nos dio el nombramiento de Geoparque de la Comarca Minera, el pasado 5 de mayo de 2017. Este es otro proyecto de mucha relevancia y trascendencia turística nacional e internacional que habremos de difundir con los Geositios nombrados que se distinguen en territorio municipal.
En Huasca de Ocampo. “Primer Pueblo Mágico” y “Primer Geoparque de México” existen lugares llenos de regocijo y encanto que disfrutarán gente de todas las edades y costumbres. “Ven a enamorarte: enamórate de tu pareja, de tu familia, de ti mismo y de la naturaleza”, ¡Enamórate, estás en Huasca!

Cuando se tienen muchos visitantes, hay que cuidar la Seguridad ¿qué operativos garantizan que los visitantes estén seguros?

Huasca es un Pueblo tranquilo, seguro en el que hay paz y armonía. Para fortalecer, hemos incrementado el número de elementos en seguridad, así como de las patrullas. En coordinación con la Secretaria de Seguridad del Estado de Hidalgo trabajamos para conservar esta tranquilidad. Con la nueva estrategia del presidente de la Republica Andrés Manuel López Obrador, “La Guardia Nacional” tenemos vínculo muy cercano y participativo en respaldar con el Ejército y Policía Federal al municipio, para que los turistas vengan con su familia a descansar y disfrutar de este lindo pueblo.

Así también contamos con un importante equipo de Protección de Civil equipado con ambulancias y todo lo necesario para un rescate o auxilio. Venir a Huasca de Ocampo, es conocer la tranquilidad de un precioso Pueblo Mágico.

Además del turismo ¿qué otras actividades económicas podrían detonarse en la región sin que se comprometa el medio ambiente como sucede con la minería?

La agricultura y ganadería son actividades también importantes en el territorio municipal. Se ha fortalecido construyendo presas, bordos y jagüeyes, ayudamos en gestión de recursos y proyectos para el campo. En Huasca tenemos 7,519 hectáreas de cultivo, de las cuales 3,019 son de riego. Asesoramos y respaldamos al campesino para que se vea favorecido en sus cultivos de maíz, forrajes, hortalizas y frutos. Poco a poco se han ido tecnificando los sistemas de riego y fomentamos la agricultura orgánica principalmente en hortalizas. Existen 10,151 hectáreas de producción pecuaria y 12,172 de bosques y selvas, en las que tenemos una gran diversidad de flora y fauna.

Lo mismo la ganadería se apoya con vacunas, asesorías, la gestión de corrales y techos, se asesora a el ganadero para la movilidad de su ganado. Somos productores de leche y carne que se consume en la región, con un importante excedente para la ciudad de México, Pachuca y Tulancingo.

En el servicio público siempre hay algo que hacer. Hemos cumplido, me siento satisfecho con nuestros compromisos de campaña en 2 años 5 meses; sin embargo, en un pueblo en desarrollo como Huasca de Ocampo, la propia inercia del avance de los diferentes rubros, hace que haya más y nuevas demandas.

“En Unidad y Tiempo para Todos” seguiremos avanzando.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.