Lucraron con la tragedia: Lavamanos fueron un negocio millonario en Hidalgo


Lucraron con la tragedia: Lavamanos fueron un negocio millonario en Hidalgo


El gobierno de Hidalgo gastó casi 2 mil pesos diarios en cada uno de los 219 lavamanos instalados durante dos años pese a que muchos permanecieron abandonados, sucios, sin agua, jabón, toallas e incluso se quedaron sin llaves y sin dispensarios; albunos más, fueron lavamanos fantasma

1,939 vistas

Julio 04, 2022 08:25 hrs.
Política Nacional › México Hidalgo
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

La pandemia por COVID-19 que causó tanto dolor en el mundo a causa de las defunciones que trajo consigo también habría provocado sonrisas en unos cuantos, al menos así habría sido para el Oficial Mayor del gobierno de Hidalgo Martiniano Vega Orozco, quien vio en la tragedia un área de oportunidad para celebrar contratos onerosos con prestadores de servicios que por negligencia o complicidad de las mismas autoridades, obtuvieron cifras millonarias aún sin dar un servicio adecuado durante dos años.

Y es que entre las estrategias adoptadas por el Operativo Escudo del gobierno de Hidalgo para mitigar la propagación del COVID, estuvo el de los lavamanos comunitarios que fueron instalados supuestamente en las zonas de mayor concurrencia de los municipios de la entidad, pero cuya ineficacia comenzó a dar muestras pocos meses después de su instalación, documentándose en diversos medios falta de mantenimiento, de agua, de insumos, e incluso de grifos para poder operar, sin que ello representara una disminución de los contratos celebrados con los prestadores de servicios, lo que mostraría una cadena de corrupción que se benefició de la tragedia.

Los contratos millonarios

Unos días después de que la Secretaría de Salud federal decretara medidas de contingencia sanitaria para prevenir la propagación rápida del COVID, el gobernador Omar Fayad Meneses instauró el #OperativoEscudo, mismo que entre otras directrices, planteó la puesta en marcha de lavamanos comunitarios.



Se trató de la instalación de 102 (aunque se informaron 114) módulos temporales de asepsia integradas por estructuras con 3 tarjas con llaves “push”, 3 dispensadores de jabón, 3 dispensadores de toallas, 3 dispensadores de crema, 3 botes de basura, y forradas con una lona con información preventiva de la enfermedad. Por dentro contenían tuberías y depósitos para almacenar hasta 1 mil litros de agua, no quedando esto último a la vista del público.

Ya allí habían comenzado las irregularidades.

La propia UNICEF en el programa wash cluster había hecho público un manual para la construcción de un sistema de lavamanos portátil que como características tiene el ser funcional y económico (no rebasando los 4 mil pesos mexicanos). Otras iniciativas como la adoptada por el ayuntamiento de Puebla los adquirieron por 5 mil 800 pesos cada uno. Es más, uno de “alta tecnología”, muy diferente a los instalados, se cotiza hasta en 18 mil pesos.

Lo que hizo el gobierno de Hidalgo sin embargo, fue arrendarlos por una suma bimestral de 3 millones 312 mil 960 pesos (OM/DGRMYS/DPSYF/028/2020), es decir, de 32 mil 480 por cada uno de los módulos.

Si bien es cierto que cada módulo contiene el espacio para 3 lavamanos, dada la estructura de cada módulo, la renta bimestral erogada para cada uno habría alcanzado perfectamente para adquirirlos, es decir, que de los 13 bimestres que fueron arrendados, al menos 10 habrían representado ganancias para la empresa contratada -descontando otros 2 bimestres como costo de mantenimiento-.

Se evidencian además otras particularidades.

Primero se observa que para 2021 no existen datos disponibles sobre el arrendamiento de los lavamanos, desconociéndose el tamaño del negocio hecho por mediación de Martiniano Vega.

Además, a diferencia de los datos anteriores, mismos que fueron proyectados con cifras del 2020, para 2022 hubo una reducción en costo, pues se arrendaron 219 a un costo de 17 millones 259 mil 774.83 (OM/DGRMYS/DPSyF/003/2022), lo que representa un costo de 78 mil 811.76 por cada uno pero de forma bimestral.

El problema está en que si bien el costo es relativamente menor, gran parte de estos llevaban meses o bien sin estar funcionando o bien sin ni siquiera estar instalados, siendo “lavamanos fantasma”. Aunque se supone que debe haber más del doble que en un principio (2020), pareciera que para este año (2022) había menos de la mitad funcionando.

En municipios como Mineral de la Reforma por ejemplo, fueron instalados afuera de tiendas de conveniencia por diversos factores: 1. Porque son zonas concurridas, 2. Porque se encontraban cerca de cámaras que pudieran vigilarlos y 3. Porque afuera de dichos establecimientos comprometían a los encargados a cuidarlos. Pese a ello, algunos apenas funcionaron unos meses (luego dejaron de darles mantenimiento o proveerlos con insumos) y en otros fueron retirados desde el año pasado sin que volvieran a ser instalados.

Todos los lavamanos debieron tener supervisión, limpieza y dotación diaria; lo cierto es que muchos de ellos estuvieron abandonados por meses y existen otros que ya ni siquiera se encuentran en el lugar donde fueron instalados. De hecho, representó un mayor "negocio" el dotarlos de agua y limpiarlos que el mismo arrendamiento como puede apreciarse en los montos millonarios de los contratos.

El descuido y abandono de los lavamanos no pasó desapercibido para los medios.

En septiembre del año pasado Alberto González de El Sol de Hidalgo evidenció que en Actopan un módulo de los instalados llevaba al menos dos meses sin recibir insumos según los mismos pobladores. También detalló que en la misma Plaza Juárez de Pachuca había otro deteriorado.

Más tarde en diciembre, Lorena Rosas de La Silla Rota Hidalgo relató que los lavamanos colocados en diversas estaciones del Tuzobús, en la Central de Autobuses, el Hospital General de Pachuca y en el Palacio de Gobierno, también se encontraban abandonados (aunque a los proveedores les siguieron pagando por el mismo servicio).

Nathali González de La Jornada Hidalgo informó que en Tulancingo la gente prefería no usarlos mientras que Ángel Silverio de Zunoticia hace pocos días relató que en Jaltocán son usados como basurero. También Salomón Hernández de Criterio Hidalgo evidenció desde principios de año que los 15 lavamanos de Huejutla estaban inservibles.

EANoticias también informó que desde el año pasado varios de los ubicados en Mineral de la Reforma ya no contaban ni siquiera con llaves y que en lugar de repararlos, se los llevaron para no regresarlos.

Las irregularidades de los contratistas

El abandono de los lavamanos comunitarios pese al puntual pago millonario de las autoridades podría tener una explicación más allá de la notable negligencia y falta de supervisión, pues podría tratarse de un caso de corrupción en el que saldría a relucir la probable responsabilidad del Oficial Mayor Martiniano Vega.

Y es que las empresas que fueron beneficiadas con millonarios contratos, a saber Multiservicios Jolsha, Creaciones, Espectáculos y Producciones de México, así como Remaco Servicios Empresariales, observan discrepancias entre los ingresos obtenidos y sus instalaciones, entre otras presuntas irregularidades.

En el caso de Multiservicios Jolsha, representada por Miguel Ángel Ledezma Ángeles y/o Jorge Roberto Campos Morón, su domicilio fiscal se encuentra en la Colonia 11 de Julio y corresponde a una vivienda particular, no correspondiendo con los ingresos de 5 millones por desinfección de oficinas gubernamentales a finales de 2021 ni por los más de 17 millones de arrendamiento de módulos.

Creaciones, Espectáculos y producciones de México presenta como domicilio fiscal la dirección Cactus 109 en San Antonio El Desmonte, mismo donde se encuentra domiciliada Producciones Áutica. Su representante Iván Gonzaga Garay es también gerente de esta segunda empresa. También aparece como representante Germán René Aguilera.

Producciones Áutica tiene todo un historial de contratos millonarios e irregulares con el gobierno de Omar Fayad en Hidalgo pero también con el de Rubén Moreira en Coahuila que han sido ventilados por diversos medios.

Remaco Servicios Empresariales señala como domicilio fiscal el ubicado en Esmeralda 128 en Privada Diamante I y II, pero también reporta la calle Concepción Mza 26 Lt 31 en Hacienda la Herradura. Es representada por Luis Alberto Monroy Villalobos y su empresa hace de todo, al menos para las instituciones gubernamentales, pues incluso le ha tocado realizar pavimentación hidráulica.

LAS CUENTAS

2020
En 2020, los gastos “reportados” -no serían la totalidad- para el arrendamiento y operación de los lavamanos comunitarios ascendieron a 64 millones 170 mil 307.92 pesos, siendo 102 de ellos ocupados durante 8 meses. Lo anterior quiere decir que se gastó 78 mil 640 pesos mensuales en cada uno de ellos, esto es, 2 mil 621 pesos diarios.

2022
En 2022 los gastos “reportados” fueron de 73 millones 028 mil 117.49 durante los 165 días que fueron instalados los 219 lavamanos. Aunque el gasto por cada uno sería menor que en 2020 y ascendería a 55 mil 576 mensuales (1,852 diarios), en realidad la cifra podría ser mayor, pues tan sólo habrían operado la mitad de los que pagó la autoridad.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Prepa en un examen Colbach

Termina tu preparatoria en solo cuatro meses y en línea con el examen único Colbach.
cursoceneval.com.mx
Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.