Los Líderes Políticos de Hidalgo 2018


Durante el último mes de cada año serán dados a conocer los Líderes Políticos de Hidalgo 2018 en base a su influencia en el ámbito local; algunos lo tomarán como un medidor de la carrera por la sucesión gubernamental y no están equivocados

8,406 vistas

Diciembre 31, 2018 00:40 hrs.
Política Estados › México Hidalgo
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

Las pasadas elecciones del 1 de julio cambiaron por completo no sólo el entramado político nacional, sino que ahora existe un mosaico electoral local a través del cual deben de transitar los distintos actores en la legítima búsqueda de su superación personal, muchos de los cuales ocuparán el listado y su información contenida para promoverse y están en su derecho de hacerlo.

Para esta edición fueron seleccionados 15 perfiles que ocuparon una posición privilegiada en el quehacer político local, siendo influyentes para grandes sectores y de los cuales aún se espera mucho. Salvo honrosas excepciones, ninguno puede aflojar el paso si sus aspiraciones van más allá de los cargos actuales que ostenten y aunque todavía falte mucho para la sucesión gubernamental, pasadas las elecciones de los ayuntamientos parecerá que el tiempo se les hace corto, por lo que no hay mejor forma de estar siempre presentes que la constancia.

La política es de tiempos, sí, pero la previsión juega un papel preponderante en sus aspiraciones. Muchos querrán hacer en un solo ejercicio lo que no pudieron concretar en años y bajo esa tesitura es que se presenta esta publicación.

Cabe señalar que no todos los Líderes Políticos aquí mencionados contendrán por la sucesión gubernamental en un futuro, amén de que muchos están impedidos para hacerlo (por ejemplo, el actual mandatario) a la vez que existen personajes hidalguenses que, probando las mieles de la política nacional, operarán para llegar a dichos escenarios fortalecidos (como es el caso del exgobernador y exsecretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong).

No obstante para ninguno de los actores políticos pasará este listado desapercibido, pues no sólo menciona a los principales actores de la actualidad sino que cuenta con la libertad editorial para evaluar, desde una perspectiva completamente imparcial, cuál ha sido el desempeño de cada uno de ellos así como qué es lo que se espera en un futuro de cada uno para sigan permaneciendo en la mente del ciudadano.

Omar Fayad Meneses

El gobernador de Hidalgo es el líder natural en la entidad de manera constitucional y también por el poder “no escrito” que todavía rodea al ejecutivo local. Durante las elecciones no vivió mayores complicaciones a diferencia de su antecesor, y si bien cuenta con una aceptación de menos de la mitad de los hidalguenses según las métricas de Arias Consultores y del propio Inegi (ENSU, ENCIG), se mantiene dentro de los 10 mandatarios con mayor aprobación.

Como muchos mandatarios emanados del PRIAN, Fayad intervino en las pasadas elecciones del 1 de julio con los recursos que tenía a la mano e incluso cometiendo ilegalidades al usar las instituciones de manera facciosa. Su etapa más difícil fue dos meses antes de las elecciones y poco más de un mes después, momento en el cual se planteó la desaparición de poderes en el Senado por su injerencia en el Poder Legislativo y tuvo que venir el propio López Obrador a someterlo.

Sin embargo, a partir del diálogo sostenido con el entonces presidente electo, la actitud de Fayad cambió. Primero ordenó a María Luisa Pérez recular por la Junta de Gobierno del Congreso local y posteriormente se acercó no sólo a Ricardo Baptista sino a Abraham Mendoza. Cual camaleón, en este momento es más obradorista que muchos de los morenistas.

Gerardo Sosa Castelán

El mandamás y absoluto dentro de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) es uno de los principales líderes políticos que marcaron la agenda 2018 en la entidad. Pese a que su estrategia actual es la de mantener un perfil “bajo” mientras se mueven los hilos en las sombras, es de todos conocido que ha ejercido su cacicazgo incluso de forma transexenal, pues por lo menos lleva 3 décadas acumulando poder sin que ningún gobernador le haya podido frenar, incluyendo al propio Fayad.

Sosa Castelán, al igual que otros años, colocará todas sus piezas con la intención de hacerse de la tan anhelada gubernatura, para la cual si bien falta poco más de la mitad del periodo del actual mandatario, algo que le ha caracterizado es la anticipación. Esta podría ser su oportunidad de oro pues se da luego de que Morena aplastara al Sistema priista, colaborando el Grupo Universidad en el cuidado de urnas para evitar otro fraude electoral.

Si bien la UAEH ha crecido a un ritmo distinto y se ha logrado posicionar en el top del país -a diferencia de la entidad que se mantiene estancada en los últimos-, hay muchos intereses que buscarán evitar a toda costa que se haga de la gubernatura. En primer lugar, porque dado que es un personaje vengativo -ver los 16 millones por los que tiene demandado a Alfredo Rivera Flores, autor de “La Sosa Nostra”-, querrán negarle la oportunidad por mera supervivencia; pero también, porque el alma mater de Hidalgo ha crecido a expensas de su democracia.

Julio Menchaca Salazar

Julio Menchaca Salazar es una de las figuras menos cuestionables de Morena pese a que en algún momento formó parte de las huestes priistas. Contra todo un entramado de operadores políticos a los que les sobraban billetes para comprar el voto a favor de su adversaria, el hoy Senador ganó su curul de forma incuestionable. Dada la relación que mantiene con López Obrador, es muy probable que incluso encabece una dependencia federal antes de regresar a competir por la gubernatura en unos años.

Durante este 2018 demostró sus hechuras, pues sin gustar de los reflectores buscó concertar acuerdos y pactar con grupos sin que esto le llevase a una sobreexposición innecesaria. El expresidente del Tribunal Superior de Justicia, quien también compitiera por la alcaldía capitalina vía ciudadana, aún tiene que refrendar su capacidad en su actual cargo y asumir el rol de puntero para contender por la gubernatura, pues los nuevos tiempos ya no permiten que sea en la recta final cuando se apriete el paso.

Menchaca Salazar también se verá beneficiado de la animadversión que representa Gerardo Sosa en el priismo, pues al ser muy probable una victoria morenista para los próximos comicios, su propuesta es considerada como una “no tan radical” además de demostrar sensibilidad política y disposición al diálogo a diferencia del Grupo Universidad. Junto con Sosa Castelán, son las cartas fuertes de Morena para la sucesión gubernamental.

Miguel Ángel Osorio Chong

El senador hidalguense ocupa una posición vía plurinominal en el senado, lo que no le impidió encabezar al Grupo Parlamentario del PRI en la cámara alta así constara el mismo de sólo 13 senadores incluyéndole. Dentro del priismo es tal vez la figura más carismática para los tricolores en Hidalgo y aunque su actuar como mandatario fue más bien gris, como el de los gobernadores de Hidalgo en general, ha sabido venderse como un triunfador.

A principios de año todavía se le veía como un presidenciable a nivel nacional si bien el derecho de alcanzar el tercer lugar en los comicios le fue arrebatado por José Antonio Meade. Pese a obtener el deshonroso calificativo del peor Secretario de Gobernación, logró posicionar al PES en una alianza con Morena, lo que le ganó el favor de López Obrador. Su lucha no es por volver a controlar Hidalgo -así forme parte de su estrategia colocar a un incondicional en la gubernatura-, sino el de alcanzar la postulación del PRI en 2024 y esperar que suceda el milagro.

Osorio Chong ha visto su poder político menguado no sólo por haber perdido la candidatura a la presidencia sino que su distanciamiento de Omar Fayad Meneses es un factor que juega en su contra para sus aspiraciones, pues no se ha olvidado su afán de querer imponer la candidatura de Nuvia Mayorga en la entidad, perdiendo también dicha batalla.

Abraham Mendoza Zenteno

En un ambiente político donde el voto morenista arrasó con las estructuras antagónicas alrededor del país, parecería que la labor de Abraham Mendoza no fue tan complicada como cabeza del proyecto morenista en la entidad, pero nada dista más de la realidad. El político tuvo que capotear en más de una vez las luchas por el control del partido, teniendo por un lado que apaciguar al Grupo Universidad y por el otro a los infiltrados del tricolor que operaron para fracturar el tsunami obradorista.

Pese a que su mayor oposición la encontró en el fuego amigo, logró afianzarse ante los ojos de López Obrador para ser el próximo Coordinador de Programas Sociales en Hidalgo, también conocidos como Superdelegados. No se debe olvidar que en Hidalgo, de 28 cargos populares en los que participó Morena ganó 27 y mucho tuvo que ver Mendoza Zenteno. Ahora tendrá que sortear nuevamente las críticas de todos aquellos que quisieran estar en su lugar y aprovechar la designación para que la Cuarta Transformación llegue a buen puerto.

Una de sus grandes virtudes fue la de volver a creer en Omar Fayad para realizar un trabajo institucional conjunto, dejando de lado todos los agravios que este cometió antes, durante y después de la jornada electoral del 1 de julio para otorgar una ventaja a los candidatos priistas. Llevar una relación menos espinosa con la oposición obradorista le quita problemas de encima si bien tiene que estar atento al movimiento de las aguas.

Israel Félix Soto

El político es una de las figuras más jóvenes del gobierno de Fayad y ello no ha impedido en que siga siendo la figura más poderosa dentro del gabinete, siendo su voz y su voluntad. Fayad le perfila como su sucesor natural en la contienda por la gubernatura, por encima del tradicional destape del encargado de Gobernación. La labor de Félix sin embargo, se ha encaminado más en llegar con el látigo que en escuchar y buscar consensos, inexperiencia política que podría mermar su imagen ante las huestes priistas de manera temprana.

Durante 2018 se le vio incluso más activo en los eventos oficiales y se nota el impulso que se le quiere dar para que su papel ya no sólo sea de relevancia al interior del gobierno de Fayad sino que sea proyectado ante la ciudadanía. El político deberá aprender a no desgastarse hasta que llegue su momento peor su necesidad de protagonismo impide que ello suceda.

En lo que resta del sexenio tendrá que dar un gran paso y cortar el cordón umbilical que le une a Fayad, pues para las aspiraciones que tiene no puede depender de las estructuras de su gran padrino, sino que tiene que formar las propias así como llegar a acuerdos con los distintos actores que figuran del priismo. En algún momento tendrá que someterse a un cargo de elección popular y deberá ganarlo, un reto que no parece sencillo pues independientemente de la coyuntura nacional, se ha demostrado que no sólo con billetes se ganan los cargos y si no que le pregunten a los candidatos a senadores postulados por el PRI.

Navor Rojas Mancera

Pocos políticos en la entidad han logrado reconocimiento en base a su trabajo y no al padrinazgo ni a los impulsos de los grupos de poder, siendo Navor Rojas el caso más representativo. Pese a ostentar el humilde cargo de regidor capitalino, ha sabido proyectarse hacia la ciudadanía como una figura seria e independiente, una más acorde a los principios de Morena. No se descarta que en el corto plazo asuma la senaduría de Menchaca Salazar en caso de que el mismo migre hacia la titularidad de una dependencia federal.

Durante 2018 se le vio trabajando a favor de la ciudadanía más allá de las campañas políticas, logrando revertir la imposición de los parquímetros en Pachuca y demostrando al electorado que no es que los contratos formalizados por Eleazar García fueran inexpugnables, sino que nunca hubo disposición por parte de Yolanda Tellería para retirarlos, dando un golpe mediático a favor de Morena al mismo tiempo que evidenció al PAN. Si bien aún se presentan recursos de controversia sobre dicho asunto, su perseverancia y trabajo le colocan en los reflectores.

El camino que transitará aún es largo, incluso no se descarta que compita por la alcaldía capitalina en 2020, pero en caso de que siga llevando las cosas paso a paso, podría incluso ungirse como el próximo candidato de Morena a contender por la gubernatura si las estrellas se alinean.

Ricardo Baptista González

El actual presidente de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado es un elemento morenista que ha demostrado un gran oficio político para dejar a las partes contentas y encima salirse con la suya, siendo un legislador que representa la gran revelación en las huestes morenistas. El legislador sabe ser conciliador a la hora de negociar, pero también sabe sostener sus ideales y mantener una postura acorde con lo que representa, demostrando congruencia incluso en la cara del mismo gobernador.

En 2018 su papel lucía aún secundario cuando se pretendía que la Junta de Gobierno quedara en manos de Humberto Veras Godoy. Sin embargo, ante la necedad de Fayad por tener control del Congreso o bien, que este no quedara en manos de sosistas (aparentemente), Ricardo Baptista no sólo supo dialogar y convencer, sino que no tuvo que renunciar a ninguno de sus principios para hacerlo. Es la muestra de que con habilidad, un “caballo” puede ser incluso más incisivo que un “alfil” en condiciones apretadas.

Al camino para la sucesión gubernamental aún le queda mucho qué recorrer, pero un buen papel de Baptista le garantizaría aprovechar el sistema de reelecciones y llegar por la vía plurinominal nuevamente al Congreso, estando así en la antesala de la sucesión gubernamental plenamente fortalecido y con las credenciales para aspirar a ser el abanderado de Morena. Dado el oficio político mostrado hasta el momento, a nadie debería sorprender que esta fuera una de las variantes que se cumpla a futuro.

Julio César Ángeles Mendoza

También conocido como “El alcalde de Montecristo”, Julio César Ángeles podría ser el morenista que más apoyo ciudadano ha demostrado a lo largo de su carrera política, triunfando todas las veces que compitió por un cargo de elección. Sin embargo, es también quien más situaciones complicadas ha vivido para disfrutar sus victorias, pues su enemistad tanto con Osorio Chong como con grupos de poder empresariales le han puesto mas que murallas en el camino que en base a su carácter, ha sabido sortear.

2018 fue también un año inolvidable para el hoy legislador federal. Primero porque los tribunales locales le quisieron arrebatar el triunfo ganado en las urnas siendo este entonces alcalde con licencia y luego porque empresas mexicanas transnacionales continuaron conspirando en su contra. Al final, la Suprema Corte le regresó su merecido cargo y tuvo dos victorias a empresas de las que nadie más podría jactarse en el país. Primero Fayad le señaló como el principal responsable de la cancelación del gasoducto de Transcanada, poniéndolo en la órbita política nacional y luego ganando un litigo a Cemex para que estos pagasen una tarifa justa de predial no sólo en cuanto a su superficie real de terreno sino a una proporción justa por su actividad.

Aunque a la sucesión gubernamental aún le falta mucho por escribir, el trabajo que lleva hasta ahora es incuestionable y solamente le puede ser criticado por sus detractores desde el terreno del revanchismo. Es quizá, el único elemento de Morena que cuantas veces compita por un cargo de elección son las mismas ocasiones que puede hacerse del mismo gracias al apoyo que ostenta en su región. Si algo ha demostrado es que pese a las penurias, nunca se le puede dar por muerto.

David Penchyna Grub

El extitular del Infonavit entre muchos otros cargos, tiene que reinventarse para seguir figurando en la política local, toda vez que en el ámbito nacional, las puertas le han sido cerradas por el nuevo gobierno. Si bien su paso por la institución federal pudo ser más trágico, también es cierto que sus informes esconden el hecho de que la colocación de vivienda nueva haya bajado a los números que tenía Calderón a mitad de su sexenio, siendo camuflados por el programa de Mejora de vivienda.

Durante 2018 su influencia en el ámbito local más bien fue poca pero se le vislumbraba todavía como el contendiente natural del PRI por la candidatura priista tras el paso de Fayad. También enemistado con Omar, su poderío político se basaba en su cargo nacional, uno que además no era de poca relevancia. Los pocos espacios obtenidos en el Congreso de la Unión por el PRI gracias a un sexenio desastroso y sumido en el fracaso, le impidieron que siguiera figurando como sucedió con Osorio Chong.

Este año sin embargo será uno en el que pueda demostrar cuáles son sus hechuras, pues no se puede dar el lujo de quedar relegado de la política local a no ser que su aspiración, más allá de la candidatura por la sucesión de Fayad, sea ahora la del mero hecho de levantar la mano no para ser protagonista en la competencia real sino para negociar -como sucedió con el Infonavit- un cargo a cambio de su abdicación en favor de otro candidato.

Martín Esparza Flores

El secretario general del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) volvió a la arena política mediante su proyecto de comercializar energía más económica que la propia CFE. La empresa, ya autorizada para operar, no sólo representa una alternativa más económica para el suministro energético y una fuente de ingreso para los aún sindicalizados, sino que le regresa a una posición que puede ser bien aprovechada no sólo en el plano local.

Durante 2018 se le vio menos que en otros años pero se debe recordar que su fortaleza no se encuentra en los reflectores sino en la operación con sus agremiados, con los cuales sigue siendo un líder indiscutible y tiene un músculo que más de uno querría tener a su favor sobre todo en las elecciones municipales, mismas que definirán la antesala dela sucesión gubernamental. La habilidad de Martín Esparza podría dejarlo en una posición privilegiada y, dependiendo de su éxito como empresario, incluso podría incluirse en la baraja final de contendientes morenistas a por la gubernatura.

A Esparza se le ha dado por muerto político muchas veces y es la fecha en la que sigue siendo un referente que incluso ha acumulado mayor poder que muchas de las vacas sagradas que se consideran meritorias por condiciones “de linaje”. Tendrá que seguir trabajando sin embargo para ser una de las figuras políticas de peso en los siguientes años, no descartándose compita por un cargo de elección popular en las elecciones venideras.

Nuvia Mayorga Delgado

La hoy senadora por Hidalgo gracias a que obtuvo la primera minoría el pasado 1 de julio es una contendiente natural por la sucesión gubernamental; sin embargo, aún le falta demostrar capacidad propia más allá del padrinazgo de Osorio Chong y el haber perdido las elecciones por mayoría simple si bien no la deja en la lona, argumentando que era imposible vencer el tsunami de López Obrador, tampoco la coloca en una posición privilegiada respecto de sus compañeros de partido, quienes criticarán su derrota como la más dolorosa de la entidad por los recursos que se invirtieron en su campaña.

El 2018 fue un importante termómetro para medir el músculo de sus estructuras, las cuales en todo momento se vieron impulsadas por la presencia de Osorio Chong. Pese a ello, Morena le arrebató la victoria, ubicándolos en una realidad electoral en la que se sentían confiados en que el ánimo hidalguense era distinto al ambiente que permeaba el país. Con su padrino político ocupado en sus propios asuntos y peleando también por la subsistencia, le tocará demostrar por qué es que se siente merecedora no sólo de una candidatura gubernamental, sino del propio puesto que hoy ostenta.

A Mayorga Delgado, como a Israel Félix, les tocará romper el cordón umbilical para poder crecer políticamente, generando sus propias estructuras y operando a favor de candidatos que a futuro les retribuyan el apoyo dado mediante votos. No será una tarea sencilla, pero Nuvia tendrá que aplicarse o resignarse al olvido, con todo y un cargo envidiable para muchos políticos locales.

Luis Enrique Morales Acosta

El Secretario General de la Sección XV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) vivió una transición rápida que lo ha llevado de la luz a las sombras gracias a los vaivenes políticos que azotan el país y que seguramente permearán la vida política interna de los maestros en la entidad, donde se asoma una lucha de fuerzas con pronóstico reservado.

A principios de este 2018 todo era miel sobre hojuelas. El actual sindicato gozaba de un apoyo proveniente desde la presidencia de la República y aunque había una resistencia respecto de la Reforma Educativa, que más bien fue laboral, las negociaciones iban por buen camino y las prebendas comprometidas con los actores políticos eran muchas. Pero todo cambió con la constancia de mayoría obtenida por López Obrador la cual se acompañó con la liberación de la maestra Elba Esther a la par.

Ahora se asoma una lucha interna por la dirigencia nacional en la que la resolución de los tribunales tendrán la última palabra: si restablecen a Elba Esther Gordillo, las representaciones locales caerán por efecto dominó y ya no cuentan ni siquiera con su presidente nacional amén de que su actual Secretario General es cercano a Moreira. El próximo año será decisivo para saber si Hidalgo es de las entidades que puede sostener su liderazgo, pero enfrente tienen a uno de los grupos más resilientes a nivel nacional con sed de venganza.

Moisés Jiménez Sánchez

El único dirigente de un partido que es incluido en esta lista de Líderes Políticos debe su presencia no tanto a la fortaleza de contar con un organismo entero a su disposición amén de haber sido nombrado Coordinador Nacional de Estructuras para Morena, lo que le deja en una posición privilegiada con el nuevo gobierno federal, avales que lo podrían posicionar como nuevo dirigente del magisterio y no sólo a nivel local.

Su relación con Elba Esther le llevó a posicionarse en la estructura nacional de Morena y tras la noticia de la liberación de la maestra, acompañada de posibles elecciones bajo voto directo y secreto, le regresarían la dirigencia magisterial en el mediano plazo, tras lo cual, en caso de ser electo, comenzaría una cacería de brujas que terminará con más de un docente siendo exiliado. En todo este entramado también se vislumbra la figura de Carolina Viggiano, quien estuvo a un paso de incluirse en esta lista pero su lejanía y falta de proyección nacional jugó en su contra. Con todo y ello es muy probable que se incluya en la próxima entrega anual.

En los meses que vienen habrá de consolidar sus estructuras y tal vez sea el encargado de agrupar a los Maestros por México y demás voces opositoras a la actual dirigencia del SNTE en un solo bloque para el regreso de la maestra. Se ha hablado incluso, de que podría asumir la Secretaría General del SNTE en pos de una transición que regrese a la maestra a su cargo.

Elsa Ángeles / Tania Meza / Julio Gálvez

No todos los liderazgos políticos provienen de sus actores ni son emanados de sus estructuras. La Sociedad Civil cada vez toma mayor relevancia no sólo en la toma de decisiones sino en las propuestas que se formulan para aspirar a una entidad más justa; el trabajo de los mencionados sin embargo, pese a restringirse a un mero ciclo temporal, obedece al esfuerzo de toda una vida. Los mencionados aquí no son todos y tal vez cada uno de ellos merecería su propio espacio pero aún se vive una invisibilización de ellos derivado de la lucha de poderes fácticos.

La activista, periodista y docente Elsa Ángeles fue encarcelada de manera arbitraria por el gobierno de Omar Fayad mientras documentaba la violación de los Derechos Humanos de una presa política. Tras salir en libertad y luego de un proceso de elección, fue invitada a conformar el Consejo del Mecanismo de Protección a Periodistas.

La también activista, periodista y docente Tania Meza quedó entre los dos finalistas para ocupar la plaza de Ombudsperson en la entidad. Pese a ser la mejor preparada para ingresar a dicho cargo, fueron muchos los intereses que operaron para dejarla fuera si bien alcanzó a obtener diversos votos por parte de los legisladores. No fue una batalla perdida sino la victoria de una apertura que con anterioridad no se daba. Recientemente obtuvo un reconocimiento a su esfuerzo en materia de DDHH aunque debe ejercer una sana distancia respecto los poderes que gobiernan la entidad.

Para conformar la terna de activistas y defensores de Derechos Humanos se encuentra el abogado y periodista Julio Gálvez, quien en más de una ocasión ha promovido juicios contra los abusos de poder llevados a cabo por las instituciones estatales. Pese a evidenciar su actuar, nuevamente los intereses del poder se han hecho presentes para que las demandas no prosperen, pero lejos de bajar los brazos, ha acudido a instancias internacionales para demostrar que tiene la razón.

Susana Araceli Ángeles Quezada

Con un perfil que en apariencia era más técnico que político, la joven legisladora ha sorprendido a propios y extraños a través de resultados; el más recordado, que al menos uno de los adversarios de coalición que compitieron contra ella en la búsqueda de un escaño declinó a su favor, una operación de la que pocos pueden presumir en una contienda donde los participantes se la jugaron el todo por el todo.

La diputada local ha brillado con luz propia dada su capacidad de análisis y la fundamentación de sus argumentos en el Congreso dada su trayectoria en el servicio público, además de ser un perfil que no enemista las disputas por el control de Morena en la entidad; sin embargo, el camino todavía es muy largo y encima debe aprender a delegar, particularmente haciendo uso de los especialistas que se encuentran en “la casa del pueblo” para que ante sus iniciativas no se escape algún detalle que la deje mal parada y derrumbe el respeto que ha conseguido hasta ahora.

Al igual que los perfiles siguientes, tiene en sus manos la prueba de fuego para demostrar su valía aunque en su caso dentro de la Cuarta Transformación; sus miras se enfocan primero hacia 2020 en la posible contienda por el ayuntamiento de Tizayuca, un escenario que si bien no es sencillo, podría catapultarla hacia miras aún más elevadas.  

Julio Manuel Valera Piedras

El hoy diputado local Julio Valera Piedras tiene que demostrar por qué es que el Revolucionario Institucional le consideró que llegara por la vía plurinominal al Congreso de Hidalgo, un privilegio reservado para quienes son alfiles en las pugnas políticas del tablero del Poder Legislativo que se encuentra dominado por Morena.

Tras los hechos ocurridos por la disputa de la Junta de Gobierno en el que fue tomada la tribuna por parte de los militantes priistas, demostró coraje, empuje y lealtad hacia su partido; pero también le trajo una imagen de reaccionario que debe modificar ante la ciudadanía para continuar con sus aspiraciones, mismas que no culminan con su actual labor legislativa.

Valera Piedras debe enfocarse en los temas de Desarrollo Social que son su fortaleza y así debe mostrarlo ante la sociedad para comenzar a posicionarse. Cuenta con la experiencia y la preparación académica de su lado y el paso anterior hacia una precandidatura por el gobierno de la entidad debe ser el de realizar una labor exitosa que le permita otra vitrina antes de que sea tomada la gran decisión por parte de su partido. Falta mucho, pero ante una pugna de los pesos pesados del priismo, no sería extraño que le impulsaran para afrontar dicha responsabilidad.

Asael Hernández Cerón

El único panista en esta lista debe su presencia no a las labores como legislador que pueda ofrecer, toda vez que Acción Nacional ha sido relegado a una posición de supervivencia más que de miras hacia el crecimiento, sino porque el proyecto que planteó en la vida interna de su partido se ha cumplido al pie de la letra.

Siendo presidente de Acción Nacional pudo asegurar un escaño en la actual legislatura; pero en la anterior impuso a su hermano e incluso su impulso fue clave para que en la actual dirigencia del partido ganara alguien de su confianza. La lucha interna no fue sencilla, pues del otro lado estaba el Grupo Tellería, uno al que le sobran recursos aunque le escasean buenos representantes más allá del fallecido José Antonio.

Asael tiene la gran responsabilidad de ejercer su cargo actual, de tratar de enmendar la fractura del panismo en la entidad y encima, de quitarse el mote de esbirro del PRI para demostrar a la ciudadanía que los azules pueden ser considerados una oposición de iniciativa propia que no se encuentra a la sombra de ningún otro grupo de poder.

Si sigue moviendo sus piezas como hasta ahora y los contrapesos son del nivel actual -que no se espera que crezcan al interior de su partido-, las fichas seguramente se acomodarán para que aspire a la gubernatura de la entidad por parte de su partido; sólo resta observar si tendrá su militancia la fortaleza para aspirar a ganar más allá e ser espectadores.

EVALUACIÓN DE LÍDERES POLÍTICOS 2018
(Con miras a la sucesión gubernamental)



La carrera por la sucesión gubernamental, donde los principales actores políticos han comenzado a mover sus fichas con la intención de hacerse de la tan anhelada candidatura, particularmente de los partidos Movimiento Regeneración Nacional (Morena) así como del Revolucionario Institucional (PRI) tendrá su primer gran prueba durante las elecciones municipales del 2020, que es donde las estructuras operarán a favor de candidatos afines a su grupo de poder para posteriormente poder colaborar de manera natural en la elección de gobernador(a).

Muchos estarán más que apuntados como eternos aspirantes, sin embargo, al día de hoy la fortaleza se mide no sólo por el trabajo previo sino por la exposición actual que en su momento tengan, por lo que es menester para todos los interesados comenzar a figurar en el panorama político estatal para poder conseguir su objetivo.

Como se aprecia en la evaluación para los Líderes Políticos 2018, esta casa editorial se encargó de evaluar con una misma metodología a los actores políticos más relevantes de la entidad en este 2018 que serían contendientes naturales por la sucesión gubernamental al día de hoy, bajo mismos criterios y con una puntuación que de alguna u otra forma permita hacer un comparativo entre ellos para conocer quién lleva la delantera en este momento.

Destaca la participación de la Sociedad Civil, toda vez que son elementos sumamente capaces que si no se encuentran afiliados a un partido, por lo menos en este momento, obedece a sus convicciones personales y no a la falta de invitación de alguno de estos, pues si algo hace falta dentro de sus estructuras es precisamente el talento.

Las dimensiones evaluadas son la Experiencia, para lo cual se evaluó si contaban con el aval de cargos de elección popular, además del ámbito académico, empresarial y de activismo. Posterior se evaluó si contaban con Impacto en redes para su posicionamiento. La Estructura de la que puedan disponer así como los Negativos que arrastren. Para cada elemento se otorgó una evaluación del 1 al 5 en la que al final, fueron colocados los resultados.

DAR CLICK PARA VER EDICIÓN IMPRESA DE LÍDERES POLÍTICOS
Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.