La Hoguera

Emmanuel Ameth


Los grupos de poder entre los que se debate Morena en Hidalgo

Los grupos de poder entre los que se debate Morena en Hidalgo




5,793 vistas

Diciembre 06, 2019 01:26 hrs.
Política Estados › México Hidalgo
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

Pese a todos los errores cometidos por Morena Hidalgo en el último año, desde que Andrés Manuel López Obrador desdibujó incluso al sistema político local, los guindas siguen siendo el virtual favorito a obtener la mayor cantidad de alcaldías a disputarse el próximo año.

El apoyo de la gente, es casi seguro... pero no un cheque en blanco.

De hecho, aquellos ayuntamientos en los que la victoria les sea arrebatada tendrán por explicación más sencilla la de una falla garrafal en el partido por la designación de candidaturas, muy por encima de los aciertos que llegue a tener su competencia. El escenario es ideal, pues incluso se pueden permitir muchos errores… pero ello no significa que todos les serán perdonados.

Para el ciudadano de a pie, la decisión será muy sencilla: votar por aquellos personajes que más se asemejen a la ideología del presidente; es más, Hidalgo es de las entidades donde mayor aceptación goza AMLO.

El problema está precisamente, que entre los nombres que se barajan, no todos son identificados con la 4T. Y si bien es cierto las puertas deben estar abiertas, en las diversas regiones es muy fácil identificar a quienes sólo se aprovechan de la ola morenista para ver concretadas sus ambiciones.

Los grupos que influyen en Morena

Dado el gran botín político que representa Morena en este momento, no es para espantarse la gran cantidad de grupos que quieren tener injerencia en el partido ahora oficialista -por lo menos a nivel federal-; lo que sí llama la atención, es que se los permitan.

Los de mayor influencia son el Grupo Universidad comandado por Gerardo Sosa Castelán, dueño -o cacique- de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH). Si bien los resultados arrojados en la institución dejan un sabor agridulce, lo que llama la atención son los extremos a los que llevan su pragmatismo: al punto de ofrecer como moneda de cambio la aprobación de la Ley de Interrupción Legal del Embarazo con tal de encabezar el Congreso Estatal (¡Qué equivocados están!). En este momento que no existe dirigencia estatal y que deberán amoldarse a un delegado nacional designado por Yeidckol Polevnsky, parece que su cuota de poder no cambiará mucho respecto de las últimas designaciones de candidaturas.

Como puede apreciarse en el actuar de los diputados locales, existen al menos otros 4 que no se alinean al Grupo Universidad pero que tampoco lo hacen a la política de AMLO, cuyo encargo ciudadano recae en “exiliar al PRIAN”. AMLO necesitó de alianzas para hacer política y muchas son cuestionadas; sin embargo, en ninguna de ellas terminó “beneficiando” al PRIAN, asunto en el que curiosamente, siempre que los susodichos “se equivocan” o “no están de acuerdo”, terminan por hacer. En política no hay coincidencias y beneficiar al “enemigo” de los ciudadanos que confiaron en AMLO no es otra cosa que traicionar. Ellos bien podrían denominarse como “Los Chuchos” de Hidalgo e incluso se dejan fotografiar con quienes negocian.

A los anteriores hay que agregar a un grupo de morenistas de cepa -si pueden llamarse así en un partido recién creado- que son los que están más conscientes del camino que deben transitar para que la 4T llegue a Hidalgo. Si bien algunos se dejan influenciar por el canto de las sirenas del Sistema, confundiéndolos sobre quiénes son sus verdaderos enemigos -que no están en Morena, sino afuera, como la ciudadanía cree-, la mayoría tiene certeza sobre que los enemigos se encuentran afuera: primero hay que estar unidos, hacer política desde el poder para luego corregir, no dividirse antes para que sus deseos de transformación se queden en meras intenciones. A ellos se les puede denominar como “Los fundadores de Morena”, que si bien no se encuentran agrupados formalmente, gozan de una ideología que los une.

También hay otro grupo que se mueve alrededor del senador Julio Menchaca, tenga conocimiento o no de sus movimientos. El político no sólo cuenta con el respaldo de morenistas sino que en una eventual transición, el propio partido en el poder observa en él una transición menos ríspida que con otros personajes y por ello también se encargan de operar para que eventualmente sea el ungido para contender por la gubernatura. Personajes que se allegan a él -o que dicen serlo- se andan repartiendo las candidaturas hace tiempo y aunque el legislador ha negado que vayan con su venia, las reuniones a puerta cerrada siguen dejando por lo menos elementos de sospecha.

Y hay grupos más pequeños.

Entre ellos el Grupo Tula, al que pertenece el coordinador de la bancada de Morena Ricardo Baptista; el de Cipriano Charrez, que tiene un legislador federal e incluso consejeros estatales de Morena; el de Canek Vázquez, que a fuerza de billetes ha buscado congraciarse con el Grupo Universidad según convenga -al igual que los anteriormente descritos en este párrafo- así como grupos que van “por la libre”, que quieren acceder a su propio espacio a fuerza de su supuesta cercanía con Olga Sánchez Cordero o de la misma Bertha Luján, mismas que hasta el momento, no gozan de mayor injerencia en la política local.

En este momento la lucha es encarnizada y si bien faltan meses para el registro formal de las candidaturas, será este año cuando queden más o menos definidas, pues de otra forma, estarán regalando espacios a quienes serán la oposición.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.