La Hoguera

Emmanuel Ameth


La tentación del fraude electoral

La tentación del fraude electoral




2,352 vistas

Junio 06, 2018 02:56 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

La contienda electoral por la silla presidencial está decidida y Andrés Manuel López Obrador (AMLO) será el ganador de la misma, si bien todavía falta la formalidad del voto. Que nadie se engañe: revertir 20 puntos de ventaja, calculados no por una encuesta, sino por el conjunto de todas ellas mediante agregadoras, es una tendencia irreversible cuando falta menos de un mes de campañas y menos de dos semanas para que dé inicio el mundial: por eso la alternativa es el fraude.

Y no sólo va a ganar la presidencia AMLO sino que va a tener mayoría en el Congreso junto con sus aliados, de tal suerte que puede ningunear al PRIANRD para aprobar las reformas que le plazcan si bien entre sus ‘socios’, deberá negociar con Miguel Ángel Osorio Chong, dueño de Encuentro Social (PES).

Y es que cualquier estrategia que hayan ideado los contrincantes del candidato mediante spots fallidos, presiones empresariales y temores infundados no han hecho mas que acrecentar las preferencias del candidato. AMLO es responsable de no ‘caerse’ y estar por encima de los 37 puntos, suficientes para alzarse con la victoria, pero los otros 15 puntos, esos se los debe a la oposición.

Meade nunca levantó su candidatura y aún si hubiera sido un buen contendiente, la carga simplemente era demasiada; Anaya desperdició la cercanía que tenía en un principio respecto las preferencias del tabasqueño haciendo precisamente lo que más se odia de la clase política: mentir a diestra y siniestra.

La tentación está allí y no es nueva: el fraude.

El reconocido científico Jorge Alberto López Gallardo ha documentado el proceder anterior en ese sentido, aunque para que ello se fragüe se necesitan dos condiciones: que haya incertidumbre, para que sea creíble; y que la ventaja sea inferior a los 10 puntos. Ninguna de esas condiciones parece asomarse ni de lejos en estas elecciones.

Esto no quiere decir que no lo vayan a intentar, sino que simplemente no les va a alcanzar y las declaraciones del presidente del Instituto Nacional Electoral no hacen sino enrarecer la competencia.

Ahora que la información fluye de manera mucho más vertiginosa que en elecciones anteriores, la tentación del fraude lleva mayor riesgo de levantamiento. Por las buenas, la victoria está cantada; por las malas, no será AMLO el enemigo sino más de la mitad que son sus simpatizantes, los cuales se cuentan en millones. No se pueden dar el lujo de cometer una tontería y ojalá así lo entiendan.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.