La Hoguera

Emmanuel Ameth


La economía es un juego donde siempre gana Estados Unidos

La economía es un juego donde siempre gana Estados Unidos




3,148 vistas

Abril 10, 2020 01:05 hrs.
Economía Internacional › México
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

La guerra de precios en el mercado internacional del crudo trajo consigo el final esperado de los bullys contra el resto, el resultado de siempre: los dueños de la pelota son los que ponen las reglas y el resto se limita a hacer lo que puede con lo que tiene.

Ciertamente el panorama que se dio es complejo y contiene muchas aristas, pero si debemos resumir lo sucedido, en realidad es más sencillo de lo que se cree.

Aparentemente, la capacidad total mundial de producción de crudo ronda los 80 millones de barriles diarios (CIA World Factbook).

De a poco, la producción durante el año pasado vino en aumento y de repente, tras la guerra de precios, vino la sorpresa de que ya había una oferta de 100 millones de barriles.

Si bien el precio internacional venía a la baja, la sobreoferta incrementó la devaluación del precio internacional del crudo.

En su punto más álgido de la guerra de precios, saudíes (USA) y rusos incrementaron su capacidad de producción, lo que provocó una baja en precios que no se había dado en décadas y que países no OPEP bajaran su producción.

Ya con el escenario anterior, luego de incrementar entre 20 y 25% su producción los mayores productores, quienes causaron el problema trajeron la solución: para volver a cotizar el precio del crudo, habría que bajar la producción, pero en lugar de que lo hicieran aquellos que causaron la sobreoferta, lo harían todos.

El resultado, que quienes organizaron la sobreproducción volverían a ofrecer volúmenes iguales o similares a antes de la guerra de precios, pero con mayor margen de ganancia, en tanto que aquellos que ya habían bajado su producción, son obligados a bajar más: la ganancia de unos pocos en detrimento de la mayoría de productores.

Y es que tienen cómo manipular el precio.

USA concentra el 15% de la producción mundial; Saudi Arabia (USA), otro 13%, que junto con la OPEP alcanza un 40%. Rusia puede alcanzar un 12% del total del mercado y, al igual que USA, gozando de una aparente ’libertad’, pues al igual que USA, no pertenece a la OPEP.

Lo curioso es que tanto en el escenario de guerra como en el reciente acuerdo entre Saudi Arabia y Rusia, USA gana. Y ganará más ahora que la oferta deba ajustarse a los 65 millones de barriles diarios por efecto del COVID-19, mismo que se mantendrá por lo menos hasta que China vuelva a comprar como lo hacía antes.

Pero no es el único juego donde ’el dueño del balón’ tergiversa las reglas a su favor.

Antes de Trump, no era capaz de cuadrar su presupuesto y le pasó al menos dos veces en los últimos años. Hace un par, su sector industrial viene a la baja.

El país más endeudado del mundo tiene una calificación crediticia ’preferencial’ e incluso rompiendo los manuales, es decir, imprimiendo billetes para pagar sus obligaciones, no resulta castigado por Ley económica alguna.

Para cualquier otro país, esa inflación fiduciaria le habría llevado a ser sepultado al no tener sustento su moneda, pero como es USA, a fuerza de su poderío militar, las leyes económicas que aplican en el resto del mundo no lo hacen para ellos. La amenaza es que si ellos caen, caen todos por efecto de las reservas, cae el mercado del crudo por efecto de los petrodólares y si ello no fuera suficiente, siempre están dispuestos a llevar ’democracia’ a aquellas naciones que se le opongan.

Los más optimistas hablan de una desdolarización de la economía mundial propiciada por la alianza China-Rusia; lo cierto es que en este juego económico, hay un solo país que puede distorsionar todas las reglas a su favor, en perjuicio del resto, bajo la amenaza de que si no es a su forma, habrá represalias. El gran buleador siempre gana.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.