Jales de Pachuca, el negocio de intoxicar pobladores que avaló Osorio Chong


La solución al problema de los jales no es enviarlos a Epazoyucan; ello contempla un traslado que verterá partículas finas al aire provocando problemas respiratorios. Además, el mismo problema se hará presente con el crecimiento de la mancha urbana. Hay solución, pero esta no dejará nuevos millonarios en Hidalgo

3,035 vistas

Febrero 15, 2019 11:33 hrs.
Ciudad Nacional › México Hidalgo
Mariana Morales › Emmanuel Ameth Noticias

El proyecto ’Fénix’ o proyecto ’Pachuca’ pretende el traslado, remoción y reproceso de 100 millones de toneladas de jales mineros ubicados en la capital hidalguense hacia el municipio de Epazoyucan; la solución tiene un impacto ambiental mayor que el problema además que no se contempla resolver el problema, sino simplemente cambiarlo de zona para que en un futuro vuelva a presentar las mismas afectaciones.

El proyecto además, impulsado por el entonces gobernador Miguel Ángel Osorio Chong y vuelto a tomar por el actual mandatario Omar Fayad Meneses, contempla una inversión pública pero donde la opacidad del tema deja entrever que los beneficios serán privados, pues Minera del Norte SA de CV reprocesaría los jales para obtener metales preciosos que no pudieron ser extraídos con antiguas tecnologías para su beneficio particular, a la vez que también serían contratados para la realización de los ductos de jal. Lo anterior con dinero público y quitando a las compañías mineras la responsabilidad de tratar sus desechos.

La problemática

REMA y el Consejo Ciudadano de Epazoyucan, comunicaron en octubre pasado que lamentan profundamente el nivel de sometimiento y servilismo empresarial de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), así como el terrible desconocimiento que tiene Bernardo Ponce sobre la actividad minera y todas las implicaciones negativas para la salud y el medio ambiente.

’Sus dichos ni siquiera sirven para esconder o pretender ignorar las ambigüedades e inconsistencias que por ejemplo tiene la Manifestación de Impacto Ambiental que presentó la Minera del Norte S.A. de C.V., sabiendo de antemano que dichas manifestaciones son una vergüenza intelectual, elaboradas sin profesionalismo, ni ciencia y de pésima revisión y evaluación por parte de los encargados de la SEMARNAT’, informaron las asociaciones referidas.

Destacaron que salir a defender a una compañía minera que presenta estudios técnicos imprecisos, preparatorios y justificativos, lo único que demuestra es total desconocimiento. También dijeron que llamar sustentable a una actividad que por definición básica a nivel secundaria, es la extracción de un material no renovable y luego pretender que los desechos de miles de toneladas de metales pesados tóxicos, son el futuro de progreso y desarrollo para Epazoyucan, es un absurdo que les genera vergüenza.

’Su proyecto sustentable llamado ’Proyecto Pachuca’ el cual planean construir y operar en Epazoyucan, contiene una planta de beneficio metálico que utilizaría, entre otras sustancias peligrosas, Cianuro de Sodio, compuesto químico sumamente tóxico que se encuentra incluido en el primer listado de las actividades altamente riesgosas expedido por la SEMARNAT y que por el uso de tóxicos, tanto por norma, como por definición, hace que por ley la actividad minera este tipificada como actividad tóxica, porque lleva, genera y desecha residuos. En el listado de sustancias peligrosas se menciona que si alguna actividad utiliza a partir de 1 Kg de Cianuro de Sodio, debe considerársele una actividad altamente riesgosa. No obstante la empresa MINOSA utilizaría 9,560 kg de Cianuro de Sodio por día. ¿Sabrán abe que el cianuro sólido o en disolución es tóxico por absorción a través de la piel, por ingestión e inhalación? ¿sabrá qué pasa cuando se evapora?’, ironizaron.

Culparon al gobierno del estado de decir que hay minería con responsabilidad social pues ello es una falacia.

Revelaron que de acuerdo a la Manifestación de Impacto Ambiental, el Proyecto Pachuca ocuparía diariamente 262.7lts/s (litros por segundo) de agua; es decir, 22 millones 697 mil 280 litros de agua por día, lo que consumiría en un sólo día el equivalente a lo que consumen alrededor de 59,729 personas por año.

La solución, al alcance

El doctor Jaime Vite Torres es miembro del Sistema Nacional de Investigadores, y sus líneas de investigación versan sobre la solución de contaminantes industriales sólidos granulares, eliminando primero la toxicidad y después elaborando materiales de construcción o cerámicos, así como corrosión y protección anticorrosiva de diversos materiales de interés nuclear e industrial.

El hidalguense es referente del tratamiento de jales en México y Alemania, país donde se doctoró.

’Los jales los pueden volver a procesar pero lo ideal es que no estén abandonados. Se han acumulado desde 1880. A partir de la innovación del cianuro como componente acomplejante fue una repercusión tecnológica importantísima dentro de la industria minera. Lo que está pasando es que esos jales se han acumulado durante décadas en Pachuca, son alrededor de 100 millones de toneladas de jale’, expresó el científico.

Vite Torres coincidió en que la industria minera no se va a encargar de los jales pese a ser producto de su actividad y así siguen operando bajo el amparo de las autoridades.

’Lo que se necesita implementar para es una planta tratadora de jales, una vez que esté lista va obtener materiales que por separado extraerán oro, plata, zinc, etc. Los jales cuando están jóvenes tienen cianuro que con el tiempo se va descomponiendo y migra hacia los mantos, allí otro problema’, dijo.

Destacó que los jales que se encuentran en Pachuca ya tienen décadas y ya no se va a encontrar cianuro, puesto que este se transformó en otros materiales por la lluvia ácida y por ello incluso crecen plantas. Sin embargo enfatizó que para tratar lo tóxico hay que eliminar arsénico, plomo, manganeso, entre otros.

’Para tratar los jales se requiere la instalación de un centro de procesamiento. El proyecto ya existe y se ha presentado a las autoridades (aunque no han hecho caso). Requiere de 50 millones de pesos y está avalado por el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares. Las patentes de la tecnología a ocupar las tramité yo mismo invirtiendo de mi bolsa y las pongo a disposición para mitigar el problema ambiental, es el trabajo de 3 décadas de estudio. El proyecto incluso tiene retorno de inversión, depende de los mercados donde se puedan ofrecer, pero eso ya comprende un grupo de gente multidisciplinario: uno que trate el químico, lo que está pasando con la problemática de la contaminación, se necesitaría un etnólogo que busca los estados adecuados para obtener los materiales, etc.’ afirmó.

Expresó que en el ININ no pueden llevarse todos los jales para tratarlos, por lo que se propone un espacio donde puedan poner su laboratorio y que hagan un análisis de lo más económico, en qué van a gastar menos y en qué van a obtener el resultado para que ya no trasladen a otro lado como es Epazoyucan.

’Aparte de gastar mucho en el traslado no van a solucionar, sólo van a enviar el problema para allá y ahora la gente está protestando por enviarles los jales. El arsénico es un material sumamente tóxico que en producciones muy bajas puede causar hasta la muerte entonces hay un temor de que vaya a pasar algo ahí’, enfatizó.

Aseveró que los jales y las tierras diatomáceas pueden ser aprovechados para generar materiales de construcción y cerámica. A partir de residuos sólidos granulares permitiría: el impulso de un proceso sustentable; la limpieza y, consecuentemente, la utilización de las áreas en las cuales actualmente se depositan tales residuos (para agricultura o para asentamientos humanos); y evitar la contaminación y el daño a la flora, fauna y a los seres humanos causado por los desechos a cielo abierto.

’El posible traslado, remoción y reproceso de 100 millones de toneladas de jales mineros ubicadas en los Municipios de Pachuca de Soto y Mineral de la Reforma, implicaría serias afectaciones para el medio ambiente y la salud humana, así lo señaló la organización ambientalista Epazoyucan Aptybe’.


Agregó que hay que recordar que el Proyecto Pachuca, promovido por la Minera del Norte, S.A., de C.V., (MINOSA), no sólo implicaría el traslado, sino que también implicaría la remoción, el reproceso y el depósito final de materiales altamente peligrosos y tóxicos, provenientes tanto de los jales mineros ubicados en la Zona Metropolitana de la Ciudad de Pachuca como de los materiales extraídos de las minas que actualmente opera MINOSA.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.