Fayad mete la mano en Congreso y este pende de un hilo


Los diputados de Morena en Hidalgo faltaron a la sesión del Congreso al asegurar que temían por su integridad luego de que el recinto legislativo se llenara de aplaudidores del PRIAN

2,526 vistas

Junio 25, 2019 18:13 hrs.
Política Nacional › México Hidalgo
Emmanurl Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

Pese a que Morena preside la Junta de Gobierno así como la Mesa Directiva del Congreso de Hidalgo, lo que le faculta a establecer cualquier mecanismo de seguridad que considere necesario para llevar a cabo sesiones trascendentales, los diputados decidieron no asistir a la celebrada el día de hoy al manifestar que no contaban con las garantías necesarias; el PRIAN aprovechó para llevar agua a su molino y desvirtuar lo sucedido.

A decir de los morenistas y a juzgar por hechos similares en el legislativo, es la mano del gobernador Omar Fayad la que organiza los desencuentros entre las fuerzas minoritarias y Morena, que ya de por sí tiene una división entre el Grupo Universidad, el grupo de Canek Vázquez, los fundadores de Morena y el resto de los diputados.

A decir de los priistas no sólo se faltó al recinto para legislar de frente sino que Morena se encuentra secuestrada por la Sosa Nostra, condición por la cual tienen un enfrentamiento abierto con gobierno del Estado, incluso culpando a Fayad de la investigación por Lavado de dinero que realiza actualmente la UIF de Hacienda, cuando esta es a nivel federal.

El día de hoy iba a discutirse la Reforma a la Ley Orgánica del Congreso para regresar a Morena la presidencia de la Junta de Gobierno el tiempo que durasen como diputados, tal como sucedía hasta que la pasada legislatura, sabiéndose perdedora de 17 de 18 puestos concursados por mayoría, reformó; el movimiento permite que ahora los perdedores (PRI y PAN) gocen de la representación del Congreso durante dos años mientras que quienes decidieron los ciudadanos que gobernaran, solamente se quedan con uno.

Pero también Morena iba a autorizar, vía diputados y al menos tres aliados de otros partidos con los que ya cuenta, una reforma perversa: la Reforma Política. Los legisladores morenistas pretenden, entre otras medidas menos relevantes, modificar los periodos de elección y representación para que exista una minigubernatura de 2 años y el término de la misma coincida con las elecciones presidenciales, confiando en que nuevamente puedan arrasar en las urnas gracias al efecto López Obrador. El resto de las “fuerzas” -la mitad de los partidos no está representado siquiera en el Congreso- quieren que la siguiente gubernatura dure 5 años, lo que además conlleva importantes ahorros respecto la otra propuesta.
Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.