Existe otra denuncia contra el hijo del fundador del semanario Proceso por lavado de activos


Julio Scherer habría ocultado a la Secretaría de la Función Pública la adquisición de al menos siete casas y departamentos a precios millonarios en Ciudad de México y Acapulco

Existe otra denuncia contra el hijo del fundador del semanario Proceso por lavado de activos


Política
Febrero 13, 2023 06:09 hrs.
Política ›
ZEDRYK RAZIEL | EL PAÍS › Emmanuel Ameth Noticias

2,245 vistas

Desde mayo de 2022 la Fiscalía General de la República (FGR) investiga el patrimonio inmobiliario de Julio Scherer Ibarra, hijo del periodista y fundador del semanario Proceso, Julio Scherer García, por lavado de activos en el tiempo en que laboraba como titular de la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República, de acuerdo con el diario español El País.

La denuncia, que se suma a otras acusaciones en su contra por presuntos actos de corrupción, señala ahora que Julio Scherer Ibarra habría ocultado a la Secretaría de la Función Pública la adquisición de al menos siete casas y departamentos a precios millonarios en Ciudad de México y Acapulco, entre el 1 de diciembre de 2018 y el 2 de septiembre de 2021.

EL PAÍS dio a conocer que el exfuncionario habría adquirido las propiedades en 70,7 millones de pesos. Tras renunciar a la Consejería Jurídica el 1 de septiembre de 2021, Scherer inició la remodelación de una de sus propiedades, obra que ya ha cumplido tres años y que podría ser uno de los mecanismos para lavar dinero, señala la indagatoria de la FGR.

Anteriormente, en octubre de 2021, señalaron al exfuncionario de poseer un departamento por un valor de 1,2 millones de dólares en Miami a través de una estructura corporativa offshore.

La FGR abrió la indagatoria a partir de una denuncia presentada por el abogado Paulo Díez Gargari el 27 de mayo de 2022, a la que ha accedido este periódico. La carpeta de investigación fue turnada al fiscal especial de Control Competencial, Juan Ramos López, segundo al mando de la FGR y brazo derecho del fiscal general, Alejandro Gertz Manero. Esta es la tercera indagatoria en la que ha sido señalado el exconsejero presidencial tras su estruendosa ruptura con Gertz, a finales de 2021. Los tres expedientes están en manos de Ramos, a quien el fiscal general encomienda los casos políticamente más relevantes.

De acuerdo con El País, Scherer transfirió las propiedades investigadas por la FGR a un fideicomiso para sus hijos, el cual fue creado el 28 de febrero de 2019, es decir, tres meses después de que el abogado fuera designado su cargo en la actual administración.

En el expediente en poder de la FGR hay documentación que indica que, si bien se creó el fideicomiso en esa fecha, varios inmuebles no fueron depositados en él mientras Scherer aún era servidor público. En todo caso y según el expediente, aunque el abogado ya no sea el titular de algunas propiedades, su nombre aparece como fideicomisario, dejando una puerta abierta a la posibilidad de recuperar la propiedad de los bienes.

En febrero de 2022 la Fiscalía acusó que el abogado se habría valido de su cargo público para detener las sanciones del gobierno federal a la compañía constructora OHL (ahora Aleática), con la que Scherer y familiares suyos tenían conflictos de interés, denuncia que continúa vigente.

Al ingresar al Gobierno de López Obrador, Scherer declaró a la Secretaría de la Función Pública poseer dos departamentos que valían 108 millones de pesos en Ciudad de México, y dijo que los adquirió mediante una cesión de un fideicomiso el 18 de noviembre de 2018 y que, de acuerdo con El Paíos,, ambas propiedades están en la colonia Polanco. en junio de 2019 Scherer vendió uno de sus departamentos a Edgar Daniel Murillo Karam, hermano del exprocurador general Jesús Murillo Karam, por 66,2 millones de pesos.

Esta información se desprende de los reportes patrimoniales del abogado entregados a la Función Pública. En sus primeras declaraciones Scherer no registró la existencia del fideicomiso al que supuestamente transfirió los siete inmuebles que ahora indaga la Fiscalía. Tanto en su reporte patrimonial de 2018 como en el de 2019, disponibles en internet, aseguró que no tenía participaciones económicas ni financieras. Fue hasta su declaración de 2020 que dio cuenta de un fideicomiso en Banorte del que dijo ser solo fideicomitente (aportante del patrimonio, mas no beneficiario, como era el caso).

La FGR sostiene que Scherer siguió siendo dueño de varios inmuebles mientras era funcionario del Gobierno de López Obrador. Es el caso de una casa ubicada en Lomas de Reforma con valor de 27,5 millones de pesos, fue comprada en junio de 1999 por Scherer, que vivió en ella durante casi dos décadas. El 8 de agosto de 2021 —dos meses antes de renunciar a la Consejería Jurídica presidencial— Scherer transfirió la casa al fideicomiso inmobiliario.

Otro caso es el de un departamento en un condominio localizado en la avenida Paseo de las Palmas, colonia Lomas de Chapultepec, que fue adquirido por el exconsejero presidencial en abril de 2008 a un precio de 4,3 millones de pesos. El 23 de abril de 2019 se anunció en el Registro Público un ’aviso preventivo’ de que la propiedad sería depositada en el fideicomiso inmobiliario, pero la transacción no se llevó a cabo sino hasta dos años después, de acuerdo con la documentación consultada.

Otro inmueble del abogado está en un condominio de la calle Lago Alberto, colonia Anáhuac. Se trata de un apartamento de 117 metros cuadrados que Scherer adquirió en enero de 2016 por 3,7 millones de pesos.

Otros dos inmuebles bajo investigación se localizan en la zona Diamante de Acapulco, uno de ellos es un departamento que lo obtuvo en octubre de 2012 por 630.792 dólares, equivalentes a 11,9 millones de pesos actuales. La otra propiedad en el puerto turístico es un lote de 800 metros cuadrados con vista a la playa en el condominio Los Riscos, en Punta Diamante. El abogado lo adquirió en octubre de 2007 por 633.000 dólares, más de 12 millones de pesos actuales.

El condominio de la calle Rubén Darío, Polanco, donde Scherer declaró a la Función Pública tener dos departamentos es vigilado por elementos de la Policía Bancaria e Industrial de la Ciudad de México, que suele prestar servicios de seguridad a particulares. De acuerdo con El País, en la entrada hay una escultura de mármol de un caballo de más de dos metros y una placa que indica que la torre de 16 niveles fue construida por el despacho arquitectónico de Artigas. El condominio fue comprado en diciembre de 2011 a través de un fideicomiso privado por Scherer y un grupo de 10 socios.ZEDRYK RAZIEL | EL PAÍS

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Existe otra denuncia contra el hijo del fundador del semanario Proceso por lavado de activos

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.