Exhiben ignorancia de Rafael Garnica por querer hacer pelea de gallos Patrimonio Cultural


La Asociación Biofutura exhibió el desconocimiento del diputado Rafael Garnica por dejarse sobornar por intereses de galleros

293 vistas

Diciembre 20, 2018 13:59 hrs.
Política Nacional › México Hidalgo
COMUNICADO › Emmanuel Ameth Noticias

COMUNICADO

Como parte de las actividades de protección y defensa de los derechos de los animales, integrantes de Biofutura acudieron a la cámara de diputados con la Diputada María Luisa Pérez Perusquía para hacer entrega formal de un análisis jurídico sobre los errores graves de la iniciativa presentada por el Médico Rafael Garnica Alonso para declarar a los combates de aves como Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI) del Estado de Hidalgo.

El grupo de abogados argumenta que la iniciativa presenta errores de fundamentación y trasgresiones graves a derechos humanos, principalmente derechos de tercera generación o DESCA (derechos económicos, sociales, culturales y ambientales), asimismo trasgrede el derecho de la infancia a vivir una vida libre de violencia y violenta la normatividad de sanidad animal, incluidas normas oficiales mexicanas.

El autor de la arbitraria iniciativa en cuestión ha olvidado la excepción establecida en el artículo 2 de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial. La cual dispone lo siguiente:

Artículo 2: Definiciones

... A los efectos de la presente Convención, se tendrán en cuenta únicamente el patrimonio cultural inmaterial que sea compatible con los instrumentos internacionales de derechos humanos existentes y con los imperativos de respeto mutuo entre comunidades, grupos e individuos
y de desarrollo sostenible.’

Establecer como PCI del Estado de Hidalgo a las peleas de gallos es incompatible con los requisitos y disposiciones de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, ya que es una imposición hegemónica de un sector poblacional frente a la colectividad puesto que no existe un estudio que justifique que se trate de una actividad cultural para ser considerada patrimonio cultural inmaterial de los hidalguenses, además de ignorar la pluriculturalidad de los habitantes de la entidad. Esta imposición cultural trasgrede derechos humanos culturales.

Es necesario recalcar que la convención excluye a cualquier actividad de tortura y violencia, como las peleas de gallos, ya que atentan contra los derechos humanos, el desarrollo y salud psicológica de niños. La práctica de las peleas de aves implica un acto bárbaro, violento y sanguinario donde se presencia el asesinato y tortura de aves, lo que trae consigo uno de los actos de violencia más graves de la actualidad, el maltrato a los animales es un asunto muy serio y preocupante que afecta a la sociedad y cuyas repercusiones son muy significativas para el bienestar de nuestra comunidad.

Las peleas de gallos en la entidad trasgreden la normatividad asociada a la sanidad animal, los gallos son indebidamente sometidos a actos de crueldad, brutalidad, sadismo y tortura sistémica e inhumana, para después sacrificar de forma cruel al animal sin apegarse a lo establecido en las NORMAS OFICIALES MEXICANAS y la Ley Federal de Sanidad Animal.

Es importante analizar el siguiente artículo de la Ley Federal de Sanidad Animal;

Artículo 23.- El sacrificio humanitario de cualquier animal no destinado al consumo humano, sólo estará justificado si su bienestar está comprometido por el sufrimiento que le cause un accidente, enfermedad, incapacidad física o trastornos seniles, de ser posible previo dictamen de un médico veterinario, con excepción de aquellas especies animales que por cualquier causa, la Secretaría o las Secretarías de Salud o Medio Ambiente y Recursos Naturales, determinen como una amenaza para la salud animal o humana o para el medio ambiente.

El sacrificio de animales destinados para abasto, se realizará conforme a las técnicas de sacrificio que determine la Secretaría. Las disposiciones de sanidad animal, establecerán las medidas,
condiciones y procedimientos necesarios para la insensibilización y el sacrificio de animales.

Las aves utilizadas en la pelea de gallos no están destinadas al consumo humano, por lo que su sacrificio sólo está justificado si su bienestar está comprometido por el sufrimiento que le cause un accidente, enfermedad, incapacidad física o trastornos seniles, estableciendo como excepción la amenaza para la salud animal o humana o para el medio ambiente. En evidencia de razón, el propiciar la muerte de un ave que no está destinada al consumo humano es un acto prohibido por esta normatividad y sancionable.

Estos son algunos de los argumentos presentados por miembros de Biofutura A.C. sobre la inconsistencia teórica, lógica y argumentativa sobre la iniciativa de considerar las peleas de aves como patrimonio cultural inmaterial de Hidalgo. Como hidalguenses merecemos diputados que estén a la altura de las exigencias socio ambientales, en cambio esta iniciativa demuestra el grave desconocimiento de algunos diputados sobre derechos culturales, derechos ambientales y sobre la propia sociedad hidalguense.

En el estado de Hidalgo existen decenas de prácticas culturales únicas a nivel mundial e incluso algunas son de origen prehispánico, sin embargo, algunos diputados como Garnica demuestran un gran desconocimiento de las prácticas culturales que son el cimiento de los hidalguenses, invitamos al Médico Cirujano Garnica que reconsidere su iniciativa y la deseche por incoherente. Señaló Jonatan Morales, Presidente de Biofutura A.C.


Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.