Exdirigente de Coparmex será investigado por provocar desabasto para niños con cáncer


La farmacéutica PiSA se opuso a vender medicamento que se usa para mezclas oncológicas, para ejercer presión contra el Gobierno de AMLO, pese a que la empresa tenía guardadas 17 mil dosis

5,175 vistas

Septiembre 26, 2019 06:20 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Redacción › Emmanuel Ameth Noticias

La empresa farmacéutica PiSA, propiedad de un exdirigente de Coparmex, será investigada porque ’indujo a un desabasto de medicamentos’ que usan niños con cáncer para ’chantajear’ a las autoridades sanitarias federales; ahora, el Gobierno federal evalúa ejercer acción penal.

El presidente ejecutivo de Laboratorios PiSA Carlos Álvarez Bermejillo fue también presidente de Coparmex Jalisco, asesor de Banamex y Telmex. Laboratorios Pisa tiene más de 70 años de haber sido fundada y ha enfrentado diversos procesos de corrupción en Guatemala, Chile, además de México.

Hace unas semanas, la Coparmex denunció desabasto de medicamentos para niños con cáncer, lo que no dijeron, es que el anuncio se dio incluso antes de que el stock estuviera en situación de riesgo y mucho menos que había sido inducido artificialmente. La acción se suma a la serie de amparos vertidos para impedir la ampliación del Aeropuerto de Santa Lucía así como a su oposición a considerar como delito grave el uso de facturas falsas.

Como dato, el propio Acción Nacional fue fundado a partir de la materialización del activismo de los miembros que fundaron la Coparmex.

El desabasto de medicamento se suma a acciones en contra de AMLO como lo fue la creación de 26 empresas fantasma en las que se le nombró ilegalmente como accionista al igual que a su esposa.

Pero la farmacéutica PiSA, aprovechó que controla distintos segmentos de la industria médica para ejercer presión al Gobierno federal. ’Provocó un desabasto de ciertos medicamentos’, explicaron. Altos funcionarios federales interpretaron esto como que Pisa pretende doblegar a las autoridades sanitarias para que las investigaciones no la afecten.

La escasez de metotrexato, que es utilizado en el tratamiento para el cáncer, llevó a las secretarías de Hacienda y Crédito Público y de Salud a realizar compras directamente a un laboratorio de Francia, después de revisar que no hubiera existencia en el resto de la industria nacional. El pasado 21 de septiembre, el Presidente Andrés Manuel López Obrador lo confirmó así en Oxchuc, Chiapas: ’Quisieron boicotear no entregando, no vendiendo la medicina que se necesita para curar a los niños de cáncer y pensaban que nos iban a doblegar. ¿Qué hicimos?, ya se compró la medicina en Francia, ya llegó la medicina que se compró en el extranjero para que no falten los medicamentos’.

El Presidente se refería, de acuerdo con lo explicado por las mismas fuentes, a la farmacéutica PiSA.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador ya había advertido que estaban intentando ’jugar a las vencidas con el Gobierno federal’. El pasado 21 de septiembre, de gira por Yucatán, dijo que tres empresas ’con influencias’ bloquearon la entrega de los medicamentos para niños con cáncer. Entonces habló de tres empresas. Ahora, parece, el Gobierno federal se concentrará en Pisa, que es sobre la que existe un expediente más amplio.

’Tres empresas supuestamente vendían todos los medicamentos, tres empresas que ni producían los medicamentos, pero tenían influencias, andan queriendo jugar a las vencidas. Nos quisieron boicotear al no entregar las medicinas para los niños con cáncer’, afirmó el Primer Mandatario.

De acuerdo con las fuentes consultadas por este medio, el Gobierno federal se ha enfrentado a un intento de boicot de la industria, pero también de lo que al interior de los altos funcionarios se denomina ’duende’, es decir, funcionarios e incluso personal médico que participa, por intereses propios, en distintos niveles de chantaje. Por ejemplo, retrovirales fueron robados al parecer de manera coordinada hasta en centros hospitalarios. Se registró un ataque a un vehículo con medicamentos que fueron dañados deliberadamente; también han detectado, y esto los ha alarmado, cambios en órdenes de compra.

El Gobierno federal también investiga a Pisa porque los dos casos de abril y mayo de este año revelan que la empresa no cumple con estándares sanitarios, pero que además tiene preponderancia en el mercado que utiliza para elevar precios y para desarticular la posibilidad de sanciones del Gobierno o de la competencia de otras empresas.

De acuerdo con las fuentes, las redes creadas por la industria dentro de distintos niveles del Gobierno le han permitido manipular las compras y además mantener poder hegemónico en el mercado. Distintas oficinas y desde varios niveles de la administración pública podrían solicitar investigaciones a las autoridades competentes para someter a varios procesos penales a esta gigante de la industria farmacéutica.

CON INFORMACIÓN DE SIN EMBARGO

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.