Encubren militares y policía de Atitalaquia toma clandestina de huachicol


Las fuentes consultadas aseguran que el huachicoleo en la Refinería de Tula es posible, ya que los líderes de la Sección 35 del STPRM, que encabeza Alfredo Mier y Concha, tienen en los puestos clave a sus integrantes

12,241 vistas

Noviembre 04, 2019 01:19 hrs.
Seguridad Nacional › México Hidalgo
Luis Díaz | REVOLUCIÓN 3.0 › Emmanuel Ameth Noticias

El robo de combustible continúa pese a los esfuerzos que se han realizado desde la Federación y Petróleos Mexicanos (Pemex) para erradicar este ilícito. Los días 29 y 30 de octubre en el municipio de Atitalaquia, Hidalgo, gobernado por panistas, habitantes de la colonia Antonio Osorio de León —conocida como Bojay—, uno de los fraccionamientos donde vive personal de Pemex, señalaron a Revolución TRESPUNTOCERO que cerca de dicha zona habitacional hay una toma clandestina de hidrocarburo.

El reportero de la fuente tuvo acceso a imágenes y video —los cuales aparecen en la portada de este trabajo— en donde se aprecia que efectivos del Ejército mexicano, así como también policía municipal de dicho municipio, gobernado por María Antonieta Herrera Jiménez, emanada de las filas del Partido Acción Nacional, resguardan una toma clandestina que está a cinco minutos de la Refinería de Tula.

La toma clandestina detectada por los habitantes de la colonia Antonio Osorio de León, está cerca de una gasolinería ubicada en la carretera Atitalaquia-Refinería, atrás de la colonia Bojay. Con base en los testimonios, —se reserva el anonimato de éstos por motivos de seguridad— el que haya una toma clandestina en esta zona sólo se explica a partir de la complicidad de las autoridades de seguridad de la refinería con quienes roban el hidrocarburo, ya que el cerco de vigilancia de la planta de Petróleos Mexicanos es fuerte.

Con base en los testimonios, el robo de combustible se realiza por medio del llenado de bidones grandes que, al menos, cuentan con una capacidad de mil litros, así como también con tambos de 200 litros. De acuerdo con los testigos, la cantidad de combustible robado puede representar entre dos y tres millones de pesos diarios en pérdidas para Pemex.

Los ductos en los que se hicieron las tomas clandestinas, los últimos días de octubre, llevan hidrocarburo a Salamanca, Guanajuato; Posa Rica, Veracruz y Tuxpan, Veracruz, por lo que en éstos circula una gran cantidad de hidrocarburo diariamente. De acuerdo con una de las fuentes consultadas no sólo el personal de Servicios Especiales de la refinería está involucrado en el robo, también lo están los integrantes locales de la Sección 35 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM).

PLANA MAYOR DE LA SECCIÓN 35 DEL STPRM COLUDIDA

Las fuentes consultadas aseguran que el huachicoleo en la Refinería de Tula es posible, ya que los líderes de la Sección 35 del STPRM, que encabeza Alfredo Mier y Concha, tienen en los puestos clave a sus integrantes, quienes están estratégicamente colocados en el Sector 4 de la planta donde se encuentra el área de bombas, ésta controla el flujo del hidrocarburo que circula.

Rigoberto Ramírez Sánchez, secretario de Previsión Social de la Sección 35, y Benjamín Nivón Ramírez, representante del obrero de la Junta de Conciliación y Arbitraje número 51, ubicada en Pachuca, son los encargados de esta área, en este sentido, ambos sujetos tienen claro “por cuál ducto avanza la gasolina y qué tipo es, ellos saben por cuánto tiempo se libera”.

Ramírez y Nivón son los únicos que tienen la información de los horarios y los ductos por los que se bombea el producto de la refinería, por lo anterior, los entrevistados no dudan que ellos son los que “dan los pitazos con antelación cuando una válvula se abre” a los encargados de robar el combustible.

La forma en la que operan ambos directivos de la Sección 35 no sería posible sin la “complicidad de Alfredo Mier y Concha, Martín Antonio Garrido Mortera, Comisionado Nacional del Sindicato, y José Manuel González Rubio Paredes, secretario del Exterior y Propaganda, así como también Jesús Infante Ojeda, secretario del Interior y Acuerdos”.

Las fuentes consultadas aseguran que toda la plana mayor de la Sección 35 tiene una estrecha relación con Carlos Romero Deschamps, quien consiguió el liderazgo del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana por ser integrante de la Sección 35 y por ser parte de la Refinería de Tula, entonces “todos los que manejan esta sección tienen el aval de los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato”.

EN CONSTANTE PELIGRO

Aunado a que el hurto de las gasolinas —considerado en la presente administración federal como delito grave— representa una preocupación para quienes charlan con Revolución TRESPUNTOCERO, los colonos de la zona Antonio Osorio de León externan que el que haya tomas clandestinas abre la posibilidad de un accidente que puede ocasionar una tragedia para quienes viven en esta zona.

Las tomas clandestinas que se han detectado desde que comenzó la lucha contra el huachicoleo, han ocasionado que no sólo en dicha zona habitacional se sienta preocupación por un potencial accidente, ya que también están expuestas otras zonas residenciales. Los entrevistados aseveran que cada vez que se detecta una toma clandestina son desalojados por las autoridades de Pemex, generando miedo e incertidumbre.

En este sentido, los fraccionamientos Antonio Osorio de León, 18 de marzo y la Miguel Hidalgo, entre otros, están en constante peligro por un eventual accidente que se pudiera dar a la hora de que se esté robando el hidrocarburo. En este sentido, se expone al peligro, al menos, a 13 mil familias, quienes viven en 700 casas y que en su mayoría son integradas por los trabajadores de la Refinería de Tula.

INVESTIGACIÓN DE LUIS DÍAZ | REVOLUCIÓN 3.0

MAFIA PANISTA

Hace unos días, el titular de Seguridad Pública de Zimapán, Hidalgo, municipio gobernado por el panista Erick Marte fue detenido luego de ser captado por las cámaras del C5i colocando narcomantas (del CJNG) en Ixmiquilpan, también municipio panista donde más ha crecido la criminalidad en la entidad.

Anterior a lo señalado, una riña en la que estuvo involucrado el alcalde panista de Tlanchinol Pablo Salazar Hernández, tuvo como saldo la muerte de un joven de 25 años, mismo que fue asesinado por uno de sus guardaespaldas.

La razón del asesinato fue que en un bar de mala muerte, la acompañante del joven le gustó al alcalde y al sostener una discusión, fue herido de muerte con un arma de fuego.

Los alcaldes de Tlanchinol, Xochiatipan y Lolotla se encuentran protegidos por el diputado plurinominal Asael Hernández.

El Diario Reforma y la Revista Proceso dieron a conocer en su artículo ’El mapa del huachicoleo’ que un documento interno de Pemex y de la Policía Federal (PF), Mercado ilícito de combustibles, da cuenta de nueve células delictivas que operan para los cárteles en la extracción de hidrocarburos, entre los que se encuentran Los Bárcenas, ligados al presidente municipal de Tepetitlán Rodrigo Castillo Martínez.

Además de dicho alcalde panista, el edil de Talhuelilpan Jovani MIguel también ha tenido diversos señalamientos al haber sido captados patrullas del municipio transportando el combustible ilegal además de haber sido descubierta una bodega donde se almacenaba.

Los panistas señalados por presuntos nexos con huachicoleros y células del crimen organizado tuvieron en común la organización Maquío del PAN, misma que fue encabezada por Rafael Moreno Valle cuando Puebla era primer lugar en extracción; ahora esa posición le correspone a Hidalgo.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.