Jorge L Bautista | EL INDEPENDIENTE


En sus casas se quedan los que dependen del trabajo de los demás

En sus casas se quedan los que dependen del trabajo de los demás




1,683 vistas

Abril 30, 2020 03:30 hrs.
Política Nacional › México Hidalgo
Jorge L Bautista | EL INDEPENDIENTE › Emmanuel Ameth Noticias

Aceptando que la mayoría, dentro de cualquier sociedad, nunca han tenido voz ni voto y que siempre han sido las élites quiénes determinan con su poderío los rumbos económicos y políticos, "descubrieron" una perfecta división del trabajo en la que, el meollo siempre ha sido el vivir del sudor ajeno; descubrieron la propiedad privada y la cubrieron de dones y virtudes, al grado que hasta antes de esta pandemia, el tener era mejor que el ser y saber.

La gran mayoría de las teorías construidas, justifican la explotación y la acumulación, y las que no se ajustan a ese escenario, pues nomás no circulan, ni se enseñan en las aulas.

Inventaron las ciudades para engañar que el vivir en una de ellas significaría haber progresado. Indujeron para que el pobre arrastrara sus carencias del campo a la ciudad, porque en la ciudad lo esperaban aquellos que necesitan vivir del trabajo ajeno. Pomposamente, les llaman empresarios, aquellos que perfeccionaron ese esquema mundial que hoy vemos que se cae en pedazos.

La gloria alcanzada por unos pocos en el mundo, hoy está en peligro. Los globalizados y cosmopolitas, hoy deben estar lejos de sus mansiones preferidas, ’guardados’ aunque los extrañen en los casinos y los campos de esquiar. Sus aviones que antes transportaban cuando mucho al Sida y las drogas necesarias para su completa ’felicidad’, y que hoy también han regado un virus mortal para todos.

Los pobres se enojan y les dicen a estos prósperos paseantes que no son bienvenidos.

En la mente ya también traen la idea de recomponer al mundo torcido, que por culpa del dinero y sus adoradores permitimos.

Hoy se hace visible el hecho de que por haber destruido los esquemas modestos y simples de producción rural y comunitaria, sufriremos más en los bien con postpandemia. También hoy vemos con claridad que escupieron al cielo aquellos que se robaron el dinero público para casi todo y su gloria alcanzada como prósperos políticos, también puede ser un tiro por la culata.

Mentiría si me declarara ajeno al nerviosismo por algo terrible y desconocido. Estoy esperando a los que alcanzaron lo gloria terrenal por lo que acumularon, por ejemplo los Murillo, los Osorio y tantos otros ’ejemplos’ de lo que no debió ser, nos consuelen con sus palabras. ¿O acaso andan peor que yo de miedosos?

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.