El horno

Jorge Martínez López


En Hidalgo, abiertas las puertas a la alternancia

En Hidalgo, abiertas las puertas a la alternancia




2,144 vistas

Julio 16, 2018 23:55 hrs.
Política Estados › México Hidalgo
Jorge Martínez López › Emmanuel Ameth Noticias

• PRI, una franquicia en bancarrota
• El ánimo democrático de Omar Fayad será recordado por ceder el poder a la oposición

En la tarea de recoger historias, alguna vez en amena charla con un añoso comisariado ejidal de Emiliano Zapata me planteaba el principio de autoridad que le dieron como fórmula infalible para mantener el control y la paz de su pueblo: Todos guadalupanos y todos priistas.

Estandarizar las creencias religiosas y ceñir la preferencia política a un solo partido, permitieron un control a lo largo de nueve décadas en Hidalgo, frenando cualquier progreso económico, social y hasta político.

La vergonzosa caída del Revolucionario Institucional en la entidad, nos mostró el tamaño de la hipocresía y de las traiciones internas del grupo en el poder.

El ejército electoral compuesto por una nómina de 40 mil trabajadores de la educación junto con otros veinte mil burócratas estatales y municipales, mostraron su desgano en las tareas extra laborales de formalizar estructuras priistas y se sumaron al cansancio de siempre lo mismo de toda la población para votar por cualquiera, menos por el PRI.

La voz autoritaria y hasta dictatorial de funcionarios de segundo y tercer nivel en el gobierno estatal, fue desoída el día de la elección y los resultados mostraron la notoria degradación que tiene el principio de mando.

Días previos a la jornada electoral, en esa dinámica de asegurar lo que no tenían, vimos actos insospechados de espionaje oficial. Un caso concreto fue la detención de la tesorera de la UAEH porque casualmente sufre un accidente vial cuando ella lleva dinero a bordo de su vehículo.

Funcionarios estatales y partidistas afirman que ese recurso iba destinado a Morena, mientras el accidente era video grabado por una agencia profesional contratada ex profeso. Y claro, todo bajo una sospechosa casualidad.

Más tarde vimos caer en la cárcel a la ex alcaldesa priista Adelfa Zúñiga, acusada de apoyar la candidatura de la morenista Tatiana Ángeles, ah, pero también por un despojo agravado en contra de integrantes de la UNTA y anexos.

Estos actos que buscaban frenar el avance de una fuerza opositora llegaron al clímax, cuando el propio gobernante Omar Fayad eufórico pidió en su discurso de la Plaza de Toros junto con el candidato José Antonio Meade, razonar el voto. Pero no sólo quedó allí, afirmó que quien tuviera ’tantito cerebro’ iba a votar por el priista.

Pues, resulta que sólo el 18 por ciento de quienes acudieron a las urnas tienen materia pensante, según él, lo cual nos lleva a preguntar qué gobierno cómo atenderá al 78 por ciento restante que disiente de esas apreciaciones discriminatorias.

Son 961 mil 971 ciudadanos que sufrieron esa falta de respeto tan sólo porque ya no quieren saber nada del PRI.

A manera de disculpa, el gobernante se suma a las tres máximas de AMLO: no robar, no mentir, no traicionar, aunque el mensaje pareció más dirigido a sus congéneres que a la población misma.

Los indicios electorales y la ausencia de liderazgos empujan para que la alternancia anide en Palacio de Gobierno en la próxima sucesión, dejando atrás las prácticas caciquiles de seres tan despreciables por la historia como los Austria, los González, los Estrada, entre muchos más de nuevo cuño que mediante el presupuesto se constituyeron en ’amigos’ de miles de hidalguenses, mismos que el domingo primero de julio les mostraron que ya no significan mucho.


Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.