Embarra a Grupo Pachuca y a gobierno de Guanajuato turbia compra de estadio


A pesar de los problemas de Guanajuato por la pandemia, la reducción de las partidas federales, su endeudamiento y la inseguridad, el gobierno de Diego Sinhue autorizó un crédito de 230 millones de pesos a pagar a nueve años al Grupo Pachuca

Embarra a Grupo Pachuca y a gobierno de Guanajuato turbia compra de estadio


Política
Mayo 05, 2023 14:36 hrs.
Política ›
Mariana Morales › Emmanuel Ameth Noticias

3,850 vistas

En plena pandemia, el gobierno de Diego Sinhue Rodríguez Vallejo le dio prioridad a los intereses del Grupo Pachuca para que fueran financiados con un crédito de 230 millones de pesos, a través de prestanombres, para la compra del Estadio León.

Pese a que en ese momento Guanajuato enfrentaba la emergencia sanitaria por Covid-19, tuvo una reducción de las partidas federales, su endeudamiento iba en aumento y el constante problema de inseguridad, no impidió al gobierno de Diego Sinhue autorizar un crédito para el Grupo Pachuca de 230 millones de pesos, con un interés anual del 6%, por debajo del interés que otorga cualquier banco, y para pagar a un plazo de nueve años.

En tan sólo tres días hicieron la entrega del crédito millonario al dueño de los clubes de futbol Pachuca y León, Jesús Martínez Patiño, firmando el contrato en julio del 2021, de acuerdo con el diario AM de Guanajuato. La prontitud del trámite sólo fue para la compra del estadio León



De acuerdo con el diario AM, en el convenio original dejaron en garantía un terreno que Grupo Pachuca adquirió en 2018 al Gobierno de Guanajuato, con la promesa de construir un nuevo estadio, situación que no sucedió, y que habría acordado pagar 280 millones de pesos. Sin embargo 6 meses después modificaron el convenio para quitar como garantía el terreno en cuestión.



El abogado y asesor legal de los socios fundadores del Club León, Octavio López, declaró a Zona Franca que la operación total ascendió a 410 millones de pesos, de los cuales 230 corresponden al préstamo, destacando que el préstamo fue a través del Isseg, por medio de prestanombres para disimular que el dinero público del estado era para financiar a un particular.

“Los Martínez no tenían dinero porque no pudieron capitalizar 410 millones de pesos entre junio que se constituyó Fiera capital y la fecha de la compra del estadio. No había recursos para hacer esa inversión y pues sería el gobierno el que se los facilitó”, declaró a Zona Franca.

Según el abogado, en la escritura pública tampoco habrían cumplido los requisitos que exige la Ley antilavado.

“Por qué no pone quién es el titular de la cuenta, pone el valor de los cheques, importe, fecha, pero no pone el titular. Las partidas presupuestadas no están ni señaladas ni de donde se tomó el dinero. Creemos que es ilegal”, acusó.

El diario AM publicó en su momento que la Secretaría de Finanzas del gobierno del estado de Guanajuato habría buscado “disfrazar” el préstamo de Grupo Pachuca, argumentando en un principio que los 230 millones eran parte del paquete de anticipos de participaciones a municipios y poco tiempo después argumentaron que la cifra millonaria fue extraída de sus “ahorros” de varios años.

No sería la primera vez que Grupo Pachuca ocupa un gobierno estatal para que le sea financiado un estadio. El estadio Hidalgo fue inaugurado en 1993 con recursos del gobierno de Hidalgo, siendo edificado por la constructora Grupo ICA.

Desde 1999, sin embargo, el exgobernador y hoy preso Jesús Murillo Karam acordó meses antes de su renuncia que su mandatario suplente firmara un comodato por 99 años, obligando al club solamente a cubrir los gastos de remodelación y mantenimiento, es decir, que el Estadio Hidalgo le costó $0 pesos y será el Grupo Pachuca su propietario durante la vida útil del inmueble.

Desde que juega en el estado Hidalgo, el Grupo Pachuca no pagó impuestos por este concepto hasta 2017, fecha a partir de la cual paga una tarifa fija de 40 mil pesos por juego, sin importar la relevancia de cada partido. En su momento, Nabor Alberto Rojas estimó que si se aplicara la Ley de Hacienda, deberían entrar a las arcas del municipio un millón 400 mil pesos por cada partido de futbol. También les fueron condonados los pagos por servicios municipales, y un porcentaje por la venta de boletos para el futbol, el cual entró en vigor apenas a partir de 2017. es decir, 22 años de no pagar. También disfrutó de 16 años sin pagar servicios de agua y alcantarillado.



Durante una rueda de prensa, el gobernador de Guanajuato explicó que era necesario recuperar el estadio que el Municipio de León perdió contra el empresario Roberto Zermeño en 2019 en un juicio mercantil luego de 10 años de litigio, de acuerdo con el Periódico Correo.

“Recibimos una carta del Grupo Pachuca. Dado la pandemia estaban en una situación económica complicada, se daba la coyuntura de que León ya no tenía estadio, acuérdense que jugó en Aguascalientes dos partidos, se había perdido en un juicio de estadios, se estaba quedando la afición sin estadio y justo en la pandemia se generaron unos apoyos a través de Fondos Guanajuato a empresas para poder invertir, rescatar y fue el caso”, explicó Rodríguez Vallejo a la prensa del estado.

Así también Jesús Martínez Patiño confirmó a la cadena deportiva ESPN que la adquisición del Nou Camp. “El estadio ya por fin es de nosotros y gracias a que me apoyó el Gobierno en ese aspecto para poder comprarlo mediante un préstamo y lo demás tuve que ponerlo, que fue muchísimo dinero porque el estadio estaba perdido”, declaró.

El 15 de julio de 2021, el Grupo Pachuca informó en un comunicado de prensa que a través de la Sociedad Fiera-Capital había comprado el Estado León a Roberto Zermeño.



Sin embargo el mismo mes los socios fundadores del Club Social y Deportivo León A.C., expresaron que buscarían anular la compra del Estadio León porque no cumple con los requisitos de procedibilidad debido a la conformación de la asociación civil encabezada por Roberto Zermeño, debido a que desde 1967 se considera que todas las escrituras públicas formuladas están viciadas, indicó el abogado de los socios fundadores, Octavio López de Alba.

“Vamos a exigir la nulidad y la cancelación de esta escritura porque Francisco Guido Zamora no debió registrar esas escrituras, pero lo que falta es que aquí hay conflicto de intereses, tráfico de influencias y abuso de autoridad porque la orden vino desde más arriba, desde las oficinas del gobernador para que se hiciera esta operación”, señaló Octavio López.

El abogado señaló en su momento que los tres fundadores del Club León nunca fueron convocados a una asamblea por el grupo liderado por Roberto Zermeño. Esto constituye una violación, que incluso podría violar la ley de notariado en Guanajuato.

Aunque en algún momento, Zermeño y el Grupo Pachuca habrían acordado pagar una renta para mantener el Club León en el estadio, estos pagos fueron anulados debido a que las asociaciones no tienen la capacidad legal para rentar inmuebles como el Estadio León. Así lo explicó Octavio López, quien argumentó que sin cumplir con los requisitos legales, no se puede ejercer una renta de esta magnitud.

“No pudo cobrar renta (Roberto Zermeño), e incluso el juzgado le regresó todas las rentas, que eran como un millón 300 mil pesos porque una asociación civil no puede expedir factura ni recibos de arrendamiento porque es sin fines de lucro, entonces nunca cumplió con los requisitos y nunca pudo cobrar”.Con información de AM y Periódico Correo

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Embarra a Grupo Pachuca y a gobierno de Guanajuato turbia compra de estadio

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.