El tiempo dio la razón a Nahle: es Saudi Arabia quien recorta 1 millón de barriles diarios más


Hace un mes, el país árabe se oponía a que México redujera "poco" su producción; ahora son ellos quienes reducen 5 veces más de lo que exigían al país derivado de que fueron ellos quienes inundaron el mercado; lo que solicitaban a México, no era ni remotamente indispensable para el mercado

31,066 vistas

Mayo 12, 2020 02:06 hrs.
Economía Nacional › México Ciudad de México
EFE | SIN EMBARGO › Emmanuel Ameth Noticias

El Gobierno de Saudi Arabia anunció este lunes un importante recorte del gasto en subsidios e inversiones, incluido el plan estratégico Visión 2030, así como un fuerte incremento del IVA y el ajuste de su producción petrolera por un millón de barriles diarios adicionales a su compromiso de la OPEP+, para hacer frente a la situación económica negativa como consecuencia del coronavirus.

Anteriormente, los saudíes se quejaron de que México sólo redujera su producción en 100 mil barriles y no en 300 mil como ellos querían, pese a que USA pondría la diferencia; lo que no dijeron, es que ellos fueron los responsables de crear una sobre oferta en el mercado para posteriormente ofrecer como solución la reducción de aquello que incrementaron, pero adoptado por el resto de países.

El movimiento les habría permitido revalorizar el crudo y tener una producción neta superior a la que tuvieron el año pasado, a costa de los demás productores.

También se criticó a la Secretaria de Energía Rocío Nahle por la forma en la que llevó a cabo las negociaciones; al final, fue la primera ocasión en que no se aceptaron términos a pie juntillas y se rescató el ingreso de 200 mil barriles diarios. Por lo anterior, la reducción que exigían a México no era ni remotamente indispensable para celebrar el acuerdo que al final tomaron, al grado que fueron los árabes quienes redujeron su producción 5 veces más de lo que querían obligar al país.

Aún así, el mercado petrolero -en futuros- vive uno de sus peores momentos, agravado también por el impacto económico del COVID-19 en la producción mundial, misma que aunque ya habría rebasado su pico, no se espera un rebote tan dinámico ni tan benéfico para la economía del orbe.

El Ministro de Finanzas saudí, Mohamed al Yadaan, indicó que el Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) pasa del 5 al 15 por ciento, y habrá una suspensión, ampliación o retraso de gastos de capital y operativos de algunas agencias del Estado.

Al Yadaan expresó su deseo de que las medidas tengan un impacto por valor de 100 mil millones de riales (más de 26 mil millones de dólares), según indicó la agencia de noticias SPA, encargada de difundir la información oficial explicada por el ministro.

También se reducirá la dotación para proyectos del programa Visión 2030, lanzado por el príncipe heredero, Mohamed bin Salman, como el buque insignia de las reformas para modernizar el país y diversificar la dependencia del petróleo.

’Estamos encarando una crisis como el mundo no ha visto en su historia moderna, una crisis marcada por la incertidumbre y la dificultad para predecir su alcance y ramificaciones’, indicó el ministro.

En ese sentido, afirmó que ’las medidas tomadas hoy aunque sean dolorosas son necesarias y serán, si Dios quiere, beneficiosas para mantener la estabilidad financiera y económica en el medio y largo plazo’.

Al Yadaan señaló que hay tres factores que presionan a la economía: la caída del precio del petróleo y de sus ingresos; la suspensión de las actividades económicas locales para promover el distanciamiento social y los esfuerzos de inversión y gasto en el sector sanitario.

Pocas horas después de presentar esas medidas, el Gobierno saudí anunció un recorte en su producción de petróleo más allá de los compromisos asumidos el pasado 12 de abril con los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Rusia y otros países para reducir la producción mundial.

El recorte será de un millón de barriles adicionales y entrará en vigor a partir del mes de junio, lo que dejará la producción del reino en 7.5 millones de barriles diarios (mbd), según apuntó un oficial del Ministerio de Energía saudí.

Con el nuevo recorte, la reducción total de Arabia Saudí será de alrededor de 4.8 mbd respecto a los niveles de producción de abril, aunque muy similares a los que tuvieron el año pasado.

El Gobierno saudí aprobó un presupuesto para 2020 con unos ingresos de unos 222 mil millones de dólares, en un 62 por ciento provenientes del sector de hidrocarburos, para alcanzar un déficit del 6.4 por ciento (1.7 puntos por encima del ejercicio anterior).

Sin embargo, la llegada de la crisis ha descabalgado esas metas y ha obligado al Gobierno de Riad a asumir gastos adicionales por un lado y a paralizar otros programas.

En las últimas semanas, el Gobierno se ha hecho cargo del pago de 3 mil 200 millones de dólares en salarios para empleados del sector privado, con el fin de mantener el nivel de empleo, una medida que se suma a los 18 mil 600 millones de dólares para apoyar a las pequeñas y medianas empresas (pymes) en el país.

El mes pasado saltaron las alarmas después de que la Autoridad Monetaria saudí (el Banco Central, emisor) cerrara marzo con la mayor caída mensual de reservas en años.

Las reservas siguen estando en altos niveles, 465 mil millones de dólares en marzo, pero la caída desde los 492 mil millones no pasó desapercibida y obligó a la propia Autoridad Monetaria a confirmar la política cambiaria y el anclaje al dólar en 3.75 riales que rige desde 1986.

Tras los anuncios de hoy, la calificadora Moody’s indicó que las medidas ayudarán a compensar una parte de las pérdidas de ingresos como consecuencia de la apuntada caída de los precios del petróleo’.

Los nuevos recortes, junto a los anunciados en marzo y los previstos en el presupuesto de 2020, equivalen a alrededor del 8 por ciento del producto interior bruto (PIB), indicó un portavoz de la firma, Alex Perjessy, que calculó que la subida del IVA puede generar un incremento del 5 por ciento del PIB en ingresos adicionales anuales.

No obstante, para Moody’s esta última medida enfriará el consumo en el corto plazo, lo que puede ser un factor económico adverso adicional. EFE | SIN EMBARGO

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.