Foro Público

Ignacio García


El fracaso del Tuzobús

El fracaso del Tuzobús




591 vistas

Junio 11, 2019 11:42 hrs.
Transporte Estados › México Hidalgo
Ignacio García › Emmanuel Ameth Noticias

El Sistema Integrado de Transporte Masivo de Hidalgo (Sitmah) ha evidenciado un resultado que se vislumbraba desde antes de que comenzara a operar el Tuzobús. Un fracaso en toda su expresión, pues además de no sólo ser más costoso para los ciudadanos y de generar una demora de tiempo mayor para trasladarse, las unidades están en pésimo estado y muchas de ellas sin funcionar.

El Tuzobús que fue inaugurado el 16 de agosto de 2015 por el entonces gobernador Francisco Olvera Ruiz generó distintos reclamos de los ciudadanos, quienes vieron que el nuevo transporte no era más eficiente que el modelo tradicional de urvans—altamente criticado por su falta de higiene y capacitación--, ni tampoco más barato, por lo que de inmediato miles de usuarios protestaron en la casa de gobierno para exigir la salida de un servicio que fue reprobado por la ciudadanía y mucho menos solicitado por la misma.

El ex mandatario estatal se comprometió a mejorar el sistema de transporte metropolitano brindando descuentos para las personas de la tercera edad, así como el pase de gratuidad para el trasbordo en las alimentadoras en tanto no sobrepasara la primera hora, sin embargo, las quejas no aminoraron y la ciudadanía tuvo que adaptarse a este nuevo servicio.

Algunos usuarios optaron por trasladarse por taxis y otros por caminar para evitar utilizar el Tuzobús, no obstante, la situación no mejoró con la concesionaria Corredor Felipe Ángeles, misma que obtuvo multas superiores a los 260 millones de pesos y dejó más de 30 unidades en desuso por la falta de mantenimiento.

La opacidad en el manejo de los recursos que obtenía la empresa concesionada durante los casi cuatro años en los que se hizo cargo del Tuzobús impidieron que los ciudadanos conocieran la forma en la que se destinaban los ingresos que percibían para las mejoras del servicio cuyos usuarios no viajan en su mayoría por gusto sino por la necesidad que tienen de trasladarse de un punto a otro de la ciudad, siendo la única alternativa para miles de personas.

Ahora que la Secretaría de Movilidad y Transporte (Semot) se hará cargo del Tuzobús en su totalidad tendrá la responsabilidad de mejorar el servicio cuyos indicadores son negativos para la mayoría de los ciudadanos, por lo que se tendrá que agilizar el sistema para que la frecuencia de las unidades sea más dinámico y adecuar los puentes peatonales para que los usuarios puedan caminar por las escaleras en lugar de recorrer las rampas que desperdician más tiempo y que tampoco representan una mayor facilidad para las personas con discapacidad.

Aunque en un momento se contempló que el Tuzobús tendría varias rutas, debido a la negativa recepción de los ciudadanos, así como al costo que implicó la construcción de la primera troncal—más de mil cien millones de pesos--, se descartó inmediatamente y el nuevo gobierno estatal sepultó dicha posibilidad, aunque garantizó su operatividad para los próximos años.

Los impulsores de esta obra han hecho mutis a las críticas recibidas tanto de la ciudadanía como de la actual administración estatal, por lo que públicamente nadie se quiere responsabilizar de los resultados negativos que implicó la ejecución de un proyecto cuestionado desde su inicio.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.