Colloqui

Samuel F. Velarde


El cierre de la frontera

El cierre de la frontera




314 vistas

Abril 11, 2019 17:25 hrs.
Justicia Nacional › México Ciudad de México
Samuel F. Velarde › Emmanuel Ameth Noticias

Los que vivimos en la frontera norte de México en este caso Ciudad Juárez que colinda con El Paso Texas, estamos acostumbrados a una relación común entre dos ciudades, dos culturas más o menos mezcladas aunque con sus grandes diferencias, donde conviven amigos, familiares, relaciones de trabajo, de negocios, culturales, educativas y religiosas, ya hemos padecido en otras ocasiones las políticas de endurecimiento tanto de las agencias norteamericanas de seguridad y aduanas, como de las políticas derivadas desde Washington. Aún recuerdo aquella famosa operación dignidad en los años setenta, implementada por el comercio juarense a raíz de la lentitud en la revisión de los puentes del lado estadounidense, donde los comerciantes juarenses hicieron un llamado a no cruzar a El Paso a realizar compras, eran otros tiempos y otro contexto político. La operación dignidad no tuvo demasiado eco, pero se dejaba sentir al menos un sentimiento localista y nacionalista.

Hoy en día, la globalización y la relación compleja y productiva entre ambos países impide una ingenua operación dignidad. La verdad es que la relación humana en ambas fronteras, poco tienen que ver con las decisiones unilaterales de Trump y la posición del presidente AMLO. En los días en que se decía sobre el cierre de la frontera, el que escribe por razones familiares tuvo que cruzar al otro lado por el puente de Zaragoza, era sorprendente que casi no había grandes filas de automóviles, tal vez porque días antes se decía que el tiempo de cruce era hasta de cuatros horas, pero ese día el tráfico era menos de lo normal, por el puente cruzaban a pie estudiantes tanto de ida como de venida, aunque más de venida, eran estudiantes de secundaria, también técnicos y ejecutivos estadounidenses de la maquiladora, personas que a diario tienen que cruzar como parte de sus vidas cotidianas, donde las diferencias manejadas en la política se hacen a un lado.

Vivir al lado del país hegemon no es cosa sencilla en varios sentidos, sin embargo es algo inevitable y lo más razonable sería tener una relación si no equitativa para no sonar utópico, si justa y respetuosa, donde se reconociera que es benéfica para ambos países. El cierre de la frontera dicen los analistas económicos, dañaría la relación comercial con un costo de miles de millones de dólares diarios, pues las importaciones del país vecino desde México tienen que ver con la industria automotriz y del petróleo entre otros productos, igualmente las importaciones de México desde Estados Unidos van desde partes de la industria automotriz, hasta equipo eléctrico y productos derivados del petróleo, es decir una serie de productos complementarios que se necesitan para elaborar los productos finales, una relación económica estrecha como se observa.

El pretexto para cerrar la frontera por parte del gobierno de Trump, tiene su origen en su afán de frenar las migraciones centroamericanas, pero también como reproche a que México no ha hecho nada al respecto. Esta amenaza es una de tantas que el presidente estadounidense ha lanzado sobre nuestro país, aparte de la de construir el muro. La posición de Trump, es una muestra de fuerza ante la imposibilidad de amenazar de manera más directa y poco diplomática como sería la intervención militar. Su discurso desde que asumió la presidencia, se ha basado en el posible uso de la fuerza, lo hizo con el caso norcoreano, ahora con Venezuela y con México aplica la sutileza de cerrar la frontera, pero es algo de su misma estrategia de enfrentamiento y amenaza.

La frontera siempre ha sido conflictiva, por ahí transitan miles de personas, mercancías, automóviles, se entrelazan relaciones humanas, asimismo es un punto de encuentro, aunque también la tragedia se produce en los miles de migrante que han perdido la vida al intentar buscar en ocasiones el intangible ‘’american dream’’, igualmente existe el lado oscuro del narcotráfico y la trata de personas. Precisamente por ello, los políticos encargados de las relaciones bilaterales deben estar atentos y negociar en los mejores términos, los problemas de una de las fronteras más complejas del mundo actual.

http://www.colloqui.org/colloqui/2019/4/8/el-cierre-de-la-frontera

Ver más

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.