El ’Campo de concentración’ en Hidalgo: la UPP


Tras el despido de un profesor por parte de la UPP y la baja de un alumno gracias a la complicidad de las autoridades, así como la posterior huelga de hambre, fueron documentadas no pocas irregularidades que dejarán al rector al borde de la renuncia así como a funcionarios de la SEPH

5,472 vistas

Febrero 18, 2019 06:48 hrs.
Educación Nacional › México Hidalgo
Mariana Morales › Emmanuel Ameth Noticias

Para Marco Antonio Flores González, rector de la Universidad Politécnica de Pachuca (UPP), sostener el abuso cometido hacia el investigador José Manuel Fernando Moreno Vera así como su propio puesto, se ha convertido en una guerra; por esa razón, la institución ostenta prácticas contra la libertad y los Derechos Humanos de los alumnos -algunos menores de edad- que rayan en el absurdo, al grado de asemejar campos de concentración destinados a los prisioneros de guerra de los conflictos bélicos.

Revisiones de mochilas y rejas para controlar el acceso

Antes de que se dieran todos los hechos que desencadenaron en la huelga de hambre del profesor de la UPP, su privación ilegal de la libertad, el posterior robo de su vehículo, los despidos y las amenazas, entre otros hechos presuntamente constitutivos de delito, los alumnos y docentes podían hacer uso de cualquiera de las dos entradas con las que cuenta la UPP.

Lo grave no es que ahora les sea requerida su identificación, como en otras instituciones, sino que a la entrada de las instalaciones, de manera diaria, son revisadas sus mochilas para verificar que los mismos no introduzcan panfletos y/u otro cualquier medio de expresión por medio del cual quieran manifestar su apoyo al profesor Moreno Vera. Para ello han colocado rejas de contención en unas zonas y es el personal de vigilancia el responsable de hacer las revisiones así como docentes y administrativos que se prestan a ello.

Por si fuera poco, discriminan, toda vez que los vigilantes tienen pleno conocimiento de los estudiantes "afines" a rectoría, a quienes no molestan, en tanto al resto le hacen revisiones como se puede constatar en el siguiente video.



Dentro de las aulas, las condiciones no son mejores, pues se les tiene prohibido hablar de dicho tema so pena de ser sancionados por los catedráticos.

Tan sólo el año pasado, 8 alumnos procedentes de Ciudad Sahagún que se negaron a asistir a un evento proselitista del Revolucionario Institucional (PRI) -a los cuales son obligados a ir-, se negaron a realizar dicho traslado derivado de que no había compromiso sobre quién los regresaría, además de que no contaban con el tiempo de quedarse allí hasta que oscureciera. Fueron reprobados en sus materias.

Tras la manifestación de al menos medio millar de alumnos que pidieron la restitución del docente, el mismo rector dijo que no “acarreaba” a los alumnos sino que atendía la invitación de la administración estatal, lo cual está fuera de sus funciones, y que además fue desmentido por los estudiantes en su manifestación que aseguraron lo contrario, como publicó Giovanny Flores en Criterio Hidalgo.

En el mismo medio se informa que la animadversión del rector se dio cuando en un evento del PRI, un alumno dijo que el profesor iba a salir junto con sus alumnos del mitin y el rector se puso en la puerta para negarle la salida, diciéndole “no sabes quién soy yo” mientras le sujetaba la mano.

A cambio de llenar los mítines del PRI, AM Hidalgo documentó que les prometen a los alumnos puntos en materias, reducción de horas de servicio social e, incluso, aceleración de trámites, aseguró el investigador Augusto Valdez Hernández, quien además aseguró, en un foro con el rector presente, que “muchos profesores han sido amedrentados con despedirlos si se manifiestan” así como con cargas excesivas de trabajo, además de revelar que en 2017 tres catedráticos fueron expulsados de la institución por instrucciones del rector; al final, dos aceptaron ser jubilados y el otro fue restituido también bajo amenazas.

GEOS UPP, el brazo porril del rector y la FEUH de Omar Fayad

Pero las amenazas no sólo se dan a nivel de directivos, administradores, docentes y hasta vigilantes, sino que cual Policías del Gheto Judío, existen alumnos, de filiación priista también, que se prestan a tratar de disolver el conflicto de la Universidad. Lo mismo agredieron en la marcha a favor del docente Moreno Vera que toman fotos a los mismos alumnos para amedrentar y cocinar posteriores represalias que incluso amenazan, promueven hashtags y hasta reciben “GEOS” de otras instituciones para cometer actos porriles -golpeadores al servicio de Gobierno-.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.