La Hoguera

Emmanuel Ameth


Difícil que Delgado recupere Morena Hidalgo de las manos de Simón

Difícil que Delgado recupere Morena Hidalgo de las manos de Simón




5,295 vistas

Diciembre 14, 2020 01:29 hrs.
Política Estados › México Hidalgo
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

El presidente nacional de Morena Mario Delgado Carrillo, no tiene una labor fácil para poner orden en Morena Hidalgo, pues llega a una plaza fracturada y que carga con el peso de la derrota en los comicios más recientes, lo que ha causado inconformidades a lo largo de la entidad.

Y es que si bien electoralmente Hidalgo no es una plaza que importe mucho dado el número de sufragios que aportan al país y máxime que su ’carta de presentación’ es la de haber sido aplastados en las elecciones para la renovación de ayuntamientos, es un foco rojo para el obradorismo que urge atenderse, so pena que la inconformidad se contagie y crezca a lo largo del país.

Y es que en este momento, Morena es más tricolor que guinda y no se le ve por dónde tenga una ruta de salida.

La operación zanahoria

La operación fractura de Simón Vargas mediante alianzas inconfesables con grupos morenistas le ha traído grandes dividendos a su partido que también explican el fracaso electoral del que fueron sujetos los guindas en comicios anteriores.

Porque los morenos ya no se pueden permitir seguir siendo “chamaqueados” y si no han aprendido la lección, en Hidalgo puede no llegar la transición tan anhelada en 2022.

El primero en recibir una dura enseñanza fue Julio Menchaca, quien en su momento era la opción “A” para una sucesión tersa, es decir, apoyado tanto por morenistas como por el propio Simón para ser el abanderado en 2022. Obedeció cuando le pidieron que nadara “de a muertito”, pero se le olvidó nadar siquiera, al grado que le infiltraron un colaborador a su primer círculo que después, incluso, descaradamente llamó a no votar por Morena así sólo tuviera una convocatoria de 3 fulanos. Si no recompone el senador, su peso político terminará por desaparecer mucho antes de que salga la convocatoria o si su trabajo no es bueno como delegado político en Nuevo León por ejemplo.

Otro grupo que escuchó el canto de las sirenas y terminó siendo chamaqueado fue el de Arturo Herrera. Pactando Simón con ellos, les entregó el Concejo de Pachuca. Es más, dejó ver su influencia cuando sin encuesta ni mérito alguno, también palomeó a Pablo Vargas para contender por la capital hidalguense. Simón sabía que era el más débil de los precandidatos -incluso capaz de perder 26 puntos de ventaja- y ayudándose de la soberbia del grupo, que ya se sentía en 4to piso dos años antes de los comicios, dio un adelanto de lo que sería la sucesión gubernamental si se vuelve a improvisar un perfil.

Otros grupos morenistas operan para el tricolor, recibiendo dádivas o incluso, en el mejor de los casos, “convencidos” de que es mejor aliarse a SEGOBH que a los impresentables del Grupo Universidad, pero son de mucho menor rango e influencia.

La operación exterminio

Una tribu que estas elecciones se desdibujó completamente fue el Grupo Universidad. Quienes en su momento tuvieran mano para hacer y deshacer en Morena Hidalgo, llevándose incluso 8 de 17 candidaturas a diputación local, una senaduría -ganada a Irma Eugenia Gutiérrez- y por lo menos 2 diputaciones federales, ya no son mas que cadáveres.

Hoy Gerardo Sosa, líder del grupo, está en la cárcel; en parte por su incuestionable corrupción y en parte por la alianza de Simón con el Grupo Herrera. De entre los 84 municipios, tan solo pudieron colar a 12 de sus allegados en las boletas y por si fuera poco solamente se llevó la victoria una. El propio hermano del líder del GU se comió este fin de semana una derrota en tribunales con la que esperaba se repitieran las elecciones e Tulancingo. Unos cuantos regidores y todavía menos consejeros estatales no le quitarán el sueño a nadie cuando el último tercio de 2021, pierdan su fuerza legislativa.

Su periódico y principal vocero (El Independiente de Hidalgo) también acaba de ser cerrado y sus alfiles están más pendientes de no pisar la cárcel que de aspirar a cargos públicos, ya no se diga llegar a un puesto de elección popular. Están en una posición donde negocian o mueren porque están prácticamente perdidos.

ATIZOS

Luchas intestinas


Más difícil no podría ser para Mario Delgado. Si pese a su naturaleza sigue las órdenes de López Obrador y no negocia con Simón, solamente le quedará unir a grupos pequeños con influencia regional en Morena. El problema, que son tantos como intereses hay en el partido; la ventaja, prácticamente ninguno tiene músculo qué presumir y menos a nivel estatal, por lo que pueden someterse.

Lisset Marcelino y Simey Olvera prácticamente están descartadas como dirigentes estatales si Delgado pone un delegado con funciones de presidente, así que “lo que queda” es Abraham Mendoza -con la desventaja de que deberá renunciar al cargo que le da presencia si aspira a otra cosa- y un creciente Ramón Amieva que si bien logró un poder local, le falta mucho para aspirar a ser un candidato de peso, más si se le vincula con Mancera, quien lo hizo políticamente y que es un impresentable.
______

El sueño de la sucesión gubernamental se desdibuja, pero afortunadamente, si se unen las bases morenistas, aún tienen esperanza. Deben recordar que más que un perfil -a menos que sea un impresentable, un cooptado por Simón o uno que pierda 26 puntos de ventaja- lo único que necesitan es a alguien congruente y que la gente identifique con AMLO, además de ser capaz de construir alianzas y acuerdos. Parece sencillo, pero no existen tantos personajes capaces de lograr algo así como se cree.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Curso Ceneval Exani II

Curso en línea para presentar tu examen de ingreso Ceneval Exani II 2021.
cursoexani.com.mx