Dejar un testamento ahorra por lo menos dos años en juicio a seres queridos


La falta de un testamento puede generar conflictos familiares en caso de fallecimiento. En México, solo el 7% de la población tiene un testamento, lo que puede complicar la distribución de la herencia.

Dejar un testamento ahorra por lo menos dos años en juicio a seres queridos


Política
Septiembre 26, 2023 15:13 hrs.
Política ›
› Emmanuel Ameth Noticias

763 vistas

Sin un testamento, la ausencia de un heredero definido puede ser motivo de conflictos familiares en caso de fallecimiento de una persona. En México, solo el 7% de la población cuenta con un testamento, lo que puede llevar a situaciones problemáticas en la distribución de la herencia.

Durante la pandemia, se observó un aumento del 35% en el número de testamentos, según Guadalupe Díaz Carranza, presidenta del Colegio Nacional del Notariado Mexicano en una entrevista para El Economista. Sin embargo, tras el regreso a la normalidad, el interés de los usuarios ha disminuido y las cifras siguen siendo bajas.

De acuerdo con Carranza. el testamento es un documento legal que permite a una persona, conocida como testador, expresar sus deseos sobre cómo desea que se distribuyan sus bienes y derechos después de su fallecimiento.

Es importante dejar un testamento no solo como una forma precisa de indicar cómo deseas distribuir tu patrimonio, sino también para designar tutores en caso de existir menores de edad, e incluso para garantizar la manutención de tus mascotas al nombrar a una persona física o moral responsable.

El costo promedio de redactar un testamento es de 3,000 pesos, pero puede variar dependiendo de la entidad federativa. En ocasiones, se pueden aprovechar campañas de concientización como "El Mes del Testamento" o jornadas notariales donde los honorarios pueden ser menores.

Si no cuentas con un testamento, tus familiares deberán iniciar un proceso de sucesión intestamentaria para la distribución de tus bienes.

En una sucesión intestamentaria, las personas que reclaman la herencia deben pasar por cuatro etapas. La primera etapa es el nombramiento de los herederos y el albacea, quien es la persona encargada de administrar y distribuir la herencia de acuerdo con la ley.

La segunda etapa es el inventario y la valoración de los bienes del fallecido. Se debe realizar un inventario completo de todos los activos y pasivos que formaban parte de su patrimonio, y asignar un valor monetario a cada uno de ellos.

La tercera etapa es la administración de los bienes. Durante este proceso, el albacea maneja y protege los activos del fallecido, paga las deudas y gastos, y asegura que los bienes estén en buenas condiciones.

La última etapa es la partición de los bienes, donde se distribuye la herencia entre los herederos de acuerdo con la voluntad del fallecido o las disposiciones legales aplicables. Esta distribución puede ser equitativa o según las instrucciones específicas dejadas por el fallecido en un testamento.

’No dejar un testamento implica un desgaste emocional y económico para las familias, porque tendrían que acudir a un juzgado por una sucesión intestamentaria. Suponiendo que no exista disputa entre las personas con derecho a heredar serán, al menos, dos años de litigio, pero si existen inconformidades son juicios que pueden durar varios años y al final la forma en la que se repartirán los bienes será bajo el criterio de un juez’, comentó Guadalupe Díaz Carranza.

Cualquier persona puede realizar un testamento siempre que la ley no prohíba expresamente el ejercicio de ese derecho.

’En el caso de personas con discapacidad visual o auditiva pueden dejar un testamento, en algunas entidades la misma legislación del notariado prevé que se presenten testigos y en los casos particulares pueden ser acompañados de un intérprete para asegurar que la persona manifieste su voluntad’, explicó.

De acuerdo con Guadalupe Díaz Carranza, en el caso de hacer un testamento, es importante tener en cuenta que ni los testigos, personal de asistencia o intérprete pueden ser beneficiarios o administradores de la herencia.

Para hacer un testamento, cualquier persona debe acudir a una notaría con una identificación vigente y proporcionar sus datos generales. Es importante manifestar su voluntad ante el notario, quien se asegurará de que la persona tenga la capacidad para expresar su voluntad, incluso en el caso de existir alguna discapacidad.

La experta señaló que los costos para hacer un testamento no varían en función de la discapacidad, sino que dependen del arancel establecido por la entidad federativa. Por lo tanto, es necesario consultar los costos específicos en la notaría correspondiente a cada caso.Con información de EL ECONOMISTA

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Dejar un testamento ahorra por lo menos dos años en juicio a seres queridos

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.