La Hoguera

Emmanuel Ameth


Continuar con la Refinería Dos Bocas es un acierto económico

Continuar con la Refinería Dos Bocas es un acierto económico




4,551 vistas

Abril 21, 2020 02:23 hrs.
Economía Nacional › México Ciudad de México
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

¿Vale la pena invertir en una refinería con las señales actuales del mercado de crudo? Sí.

La refinación es una de las vías, precisamente, para darle valor agregado a un crudo desvalorizado.

Invertir en cadenas de valor es una fórmula de los países primermundistas a los que se supone aspiramos.

La situación actual del mercado no es permanente y se seguirán consumiendo gasolinas en México y el mundo.

Satisfacer la demanda interna de gasolinas no sólo tiene el beneficio de hacernos menos dependientes en un recurso estratégico, sino que reestructura la industria alrededor de ésta.

En un escenario pesimista, producir gasolina con un crudo excesivamente barato es más una ventaja que desventaja.

El petróleo es un recurso energético que para bien o para mal, seguirá teniendo un uso masivo durante décadas: tiene miles de productos derivados.
___________________________________________

Para comprender la situación actual, tomemos en cuenta "La Fábula de la Naranja y el Petróleo":

En el barrio donde vivo, todos consumen jugo de naranja y aunque ahora algunos consumen zumos de otras frutas, lo cierto es que durante décadas seguirá siendo parte importante de la dieta de mis vecinos: tal vez tengan que pasar 100 años para que abandonen el jugo de naranja por completo y eso no sucederá con todos.

Sólo algunos tenemos naranjos, y son todavía menos quienes tienen extractores de jugo.

Mis malas decisiones me llevaron a vender mi naranja muy barata pero a comprar el jugo de naranja muy caro. Siete de cada diez litros diarios que consumo los compro a productores de jugo.

Solamente tengo seis extractores y aunque mi naranja se llegó a vender hasta en 100 dólares el kilo, no compré más extractores, que por lo menos me habrían ayudado a producir mi propio jugo, independientemente de mis ventas por naranjas.

Hoy los precios son distintos, hace unos días estaba a 14 y ahora puede ser que hasta en un dólar... por lo menos hasta el próximo mes.

Contraté un seguro que me da un precio de garantía -por si el kilo estaba en menos de 50 dólares- aunque sólo me da 30 usd. No es la gran cosa y aunque llevo años pagándolo, es hasta el día de hoy que de verdad me da beneficios: voy a recuperar cada centavo invertido en su póliza y aún más este mismo año.

Ahora la naranja vale muy poco y siendo muy pesimista, puede ser que no valga nada durante algunos días.

QUIENES NO SABEN DE NARANJAS, me dicen que comprar otro extractor es tirar mi dinero a la basura, porque aunque saben que su precio fluctúa, argumentan que la naranja ahora vale muy poco.

También me dicen que no repare los seis extractores con los que ya cuento.

Pero el jugo de naranja se sigue vendiendo en todo mi barrio, se seguirá vendiendo, e incluso yo lo seguiré consumiendo.

Si la naranja en este momento no vale nada, de hecho, es cuando más me conviene comprar extractores, pues le saco valor agregado a un producto que ahora no vale nada y del que incluso me cuesta dinero al cortar del árbol.

La mejor decisión es hacerme de extractores, aunque ahora solamente me alcance para uno.

En los últimos 10 años, el jugo de naranja me dio ganancias por 16.7 billones de pesos de los 41.2 billones que me ingresaron en total. Administré mal mi negocio, cierto, pero de mi naranjera sólo debo 2 billones.

LOS QUE NO SABEN DE NARANJA me dicen también que venda mi naranjera porque el año pasado perdió 136 mil millones... pero la pérdida fue en papel (registros), porque ese mismo año le saqué 1.6 billones, porque es lo que le puse de cuota que me entregara ese ejercicio. Si le reduzco un 20% la cuota, aún me daría 1.28 billones, no tendría "saldo negativo" y en diez años pago lo que pedí prestado.

Teniendo otro extractor, incluso podría ganar más y pagar antes.

Quiero volver a tener la naranjera más rentable de mi barrio, porque era la primera en margen antes de impuestos, la primera en margen de operación y la segunda en margen bruto.

Sí, hablar de naranjas puede ser complejo, sobre todo si agregamos muchos tecnicismos, pero realmente no es tan complicado comprender la situación de la naranjera (Pemex).

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.