Pablo Moctezuma | CONTRALÍNEA


Cienfuegos, el otro protector del narco

Cienfuegos, el otro protector del narco


1,361 vistas

Noviembre 16, 2020 12:47 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Pablo Moctezuma | CONTRALÍNEA › Emmanuel Ameth Noticias

Al general Salvador Cienfuegos, detenido en Los Ángeles, se le acusa de tráfico y producción de drogas y lavado de dinero. Es un golpe histórico, espectacular, a unas cuantas semanas de las elecciones del 3 de noviembre de Estados Unidos.

Están presos dos exsecretarios de Estado de México, Genaro García Luna secretario de seguridad con Felipe Calderón, y el secretario de Defensa Nacional con Enrique Peña Nieto. La imagen que dan estas detenciones es la de mostrar un Estado mexicano podrido a los más altos niveles por la criminalidad y el narcotráfico. No fuese así si la investigación y detenciones hubiesen sido en México, pues se mostraría un nuevo régimen atacando al viejo y limpiando la casa. Es claro que el Estado mexicano hasta 2018 estaba cooptado por el crimen y la corrupción, así que ahora se necesita no sólo una profunda limpieza y renovación sino un cambio de régimen y una renovación del Estado.

La detención de Cienfuegos abona la propaganda de Trump que presenta a los mexicanos como criminales violentos y a sus aliados, los demócratas de los gobiernos de Obama y Hillary Clinton que fueron los que colaboraron con García Luna y Cienfuegos. Lo que es un golpe al candidato demócrata Biden, del círculo íntimo de Obama y Clinton. Además busca someter aún más al Estado mexicano y al Ejército.

Se aparenta en Estados Unidos que se está haciendo justicia y deteniendo a los narcotraficantes más poderosos del mundo. Por cierto, siempre son mexicanos, colombianos, rusos, italianos. Aparentan que la Justicia está en Estados Unidos y la corrupción en países foráneos. Es un lavado de imagen del Estado estadunidense, que señala con su dedo flamígero a los ’malosos’.

Pero vayamos a fondo. Donde está la raíz del problema del narcotráfico. Estados Unidos es un país cinco veces más grande que México, con más del triple de la población; se distribuye droga a 50 millones de adictos en todo su territorio; allá se lavan 600 mil millones de dólares de dinero del crimen organizado; de allá nos mandan 200 mil armas al año y nos compran toda la droga. Las principales ganancias se quedan allá. Y mientras que en México hay mas de 30 cárteles de la droga, ¿en Estados Unidos? ¡¿Allá no hay cárteles de la droga?!

La guerra contra la droga la inició el presidente Richard Nixon en 1971. La DEA (Drug Enforcement Administration) fue creada en 1973 con la misión de reprimir y disminuir el suministro, distribución y consumo de narcóticos. Pero en los hechos, mientras más guerra, hay más droga, y más guerra, en un círculo vicioso. Para el complejo militar industrial de Estados Unidos es un gran negocio: venden armas para surtir a los narcos, y las venden a los gobiernos para combatir a los narcotraficantes. Negocio redondo.

La guerra contra la droga ha sido pretexto ideal para invadir países o intervenirlos. ¿Y se acaba la droga? Al contrario, cuando invadieron Vietnam, se convirtió en el primer productor de heroína del mundo. Afganistán no producía opio y tras la invasión se convirtió en el primer exportador del mundo. En Colombia, que era primer productor de cocaína del mundo intervinieron con el Plan Colombia en 1998. Actúan en siete bases militares en ese país. ¿Y el resultado, luego de 22 años? Nulos. Incluso han habido grandes escándalos, entre ellos, en 2012 cuando agentes especiales en Colombia ’celebraron fiestas con prostitutas pagadas por los narcos que debían combatir’, además de recibir dinero, costosos regalos y armas. Hoy Colombia sigue siendo la principal exportadora de cocaína.

En cambio sí que disminuyó el narcotráfico cuando la Bolivia de Evo en 2008 y Venezuela en 2005 expulsaron a la DEA luego de denuncias en el sentido de que sus agentes participaban en prácticas de narcotráfico y espionaje, entre otros actos ilegales.

¡¿En que bancos se lava el dinero de la droga?! Luego de varios escándalos se ha afirmado y escrito mucho que City Group, HSBC, American Express, Westerb Union, Bank of América habrían realizan operaciones sucias.

Y hace años que se sabe que Estados Unidos ha traficado drogas, por ejemplo en China para proporcionar fondos al Koumitang. También la Agencia Central de Inteligencia (CIA) traficó mucho opio de China y Birmania a Tailandia, en la década de 1950, financiando operaciones con gran cantidad de droga, realizando los traslados a través de Air America, que era una de sus empresas encubiertas.

También es conocido que en los cadáveres de los soldados muertos de Vietnam y en sus ataúdes se transportaba heroína a Estados Unidos, o les extraían las entrañas y los rellenaban de droga, y que al llegar tardaban un día en entregarlos a los familiares, porque primero había que sustraerles la heroína, lo que fue descubierto por algunos periodistas y por el policía Richie Roberts. Y otro negocio fue hacer un gran mercado de venta de droga entre los veteranos de la guerra.

Otro escándalo mundial fue el de Irán-Contras al descubrirse que el Departamento de Estado de Estados Unidos había estado apoyando a los contras en Nicaragua: mandaron a traficantes de droga a darles financiamiento y material.

En 1996 el valiente periodista Gary Weeb dio a conocer una investigación en la que demostró que contras nicaragüenses fueron autorizados a distribuir cocaína en Los Ángeles para financiarse. Describió cómo la CIA, aliada con organizaciones narcotraficantes, inundó los barrios afroamericanos con crack. Weeb que escribió una serie de artículos en el San José Mercury News y luego los compiló en un libro titulado Dark Alliance. Al final fue ’suicidado’ con dos balazos en la cabeza en 2004.

Como él, se distinguió un oficial de policía, escritor, periodista de investigación en Los Ángeles: Mike Ruppert, quuien tras tener evidencias como oficial de narcóticos conoció la complicidad de la CIA en el tráfico de drogas. Ruppert editó From The Wilderness que denunciaba la corrupción gubernamental y las actividades de tráfico de droga de la CIA.

Es conocido el escándalo que tuvo lugar en Arkansas, en el Aeropuerto Mena Intermountain, cuando se difundió que era un punto de almacenaje de cocaína en gran escala en la década de 1980. Se asoció con Bill Clinton, la familia Bush y el fiscal del condado de Saline, llamado Dan Harmon, quien fue declarado culpable por tráfico de drogas y crimen organizado. También se asoció en el Aeropuerto de Mena con Barry Seal, un narcotraficante estadunidense que piloteaba los vuelos secretos con cargamento de la CIA asociado con el Cartel de Medellín. Un policía de Arkansas, Russell Welch se distinguió en sus investigaciones del aeropuerto de Mena.

Vicente Zambada Niebla, conocido narcotraficante, ha declarado que él y otros miembros de la cúpula del cártel de Sinaloa habían recibido inmunidad de agencias estadunidenses y una licencia de facto para el contrabando de cocaína a través de la frontera con Estados Unidos a cambio de la información de inteligencia sobre los cárteles rivales.

En Mérida, Yucatán, en 2007 el jet con matrícula N987SA que realizaba vuelos para la CIA se estrelló con cuatro toneladas de cocaína propiedad del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, el Chapo. Ese avión voló varias ocasiones a Guantánamo, Cuba, para trasladar prisioneros acusados de terrorismo.

Se descubrieron operativos para traficar armas desde Estados Unidos, por parte de la gubernamental ATF destinados a cárteles de la droga, tanto con el gobierno de Bush con el ’Receptor Abierto’, como el de Obama, el ’Rápido y Furioso’. Es decir, tanto la administración demócrata como la republicana. El memorándum de ’Rápido y Furioso’ lo firmó Hillary Clinton, el procurador Erick Holder sabía y Obama lo protegió al descubrirse el escándalo.

En Panamá, la CIA le permitió al general Manuel Noriega que se dedicara al tráfico de drogas. Era narco desde hacía 20 años. Ayudó los contras nicaragüenses con implementos militares. Cuando el avión del piloto de la CIA, Eugene Hasenfus, fue derribado en Nicaragua por los sandinistas, en el avión traía muchos documentos que mostraban las actividades de la CIA en la región y su conexión con Noriega, develándose su relación.

En Venezuela, la CIA permitió que al menos una tonelada de cocaína casi pura fuera enviada al Aeropuerto Internacional de Miami. La CIA argumentó que era una maniobra encubierta para reunir información sobre traficantes colombianos. Sin embargo la droga terminó vendiéndose en la ciudad.

En noviembre de 1993, en Estados Unidos, el exjefe de la DEA, Robert C Bonner, apareció en el programa televisivo de noticias 60 Minutes y criticó a la CIA por permitir que varias toneladas de cocaína pura se introdujeran de contrabando en Estados Unidos a través de Venezuela sin avisarle a la DEA.

En noviembre de 1996, un juez de Miami acusó al exjefe de antinarcóticos de Venezuela y agente de la CIA, el general Ramón Guillén Dávila, quien enviaba gran cantidad de cocaína a Estados Unidos, de almacenar droga en un local de la CIA en Venezuela. En el juicio, Guillén afirmó que sus actividades eran aprobadas por la CIA.

Donde interviene la DEA, como en México, Colombia y Centroamérica el problema no ha dejado de crecer. Es importante ubicar la raíz del problema de la droga y ésta se ubica en Estados Unidos, que no deja de atacar, cuando le conviene, y para lavarse la cara a sus subordinados en los países que domina.

Que se juzgue a García Luna y a Cienfuegos, pero también a sus patrones en Estados Unidos. A los verdaderos padrinos.Pablo Moctezuma | CONTRALÍNEA

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Ceneval Convocatoria - Prepa en un examen

Terminar preparatoria con un curso en línea y un examen con excelentes resultados, validez oficial SEP.
cursoceneval.com.mx