La Hoguera

Emmanuel Ameth


Bravuconería de Fayad es sometida por Morena

Bravuconería de Fayad es sometida por Morena




5,128 vistas

Noviembre 06, 2018 03:07 hrs.
Política Estados › México Hidalgo
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

En tan solo unos meses el gobernador de Hidalgo Omar Fayad Meneses ha pasado de ser el bravucón del estado, mediante un uso faccioso de las instituciones, a un actor sumiso que parece reconocer al fin, así sea a regañadientes, el mandato ciudadano expresado el pasado 1 de julio, uno en donde se dejó claro que ni en el país ni en la entidad se seguirán permitiendo abusos y atropellos.

El cambio sin embargo, no fue producto de un proceso de raciocinio y templanza, sino una actitud obligada ante el nuevo mosaico político por el que debe transitar si quiere culminar su periodo como mandatario. El peligro recae, entonces, en que al no tratarse de una actitud sincera, podría cambiar de parecer en función de cómo se vaya modificando el panorama en un futuro.

Por lo pronto, jugar de modo camaleónico le permitirá meter la mano a un presupuesto que ya no estará a su completa disposición como en ejercicios anteriores; es más, su uso y desempeño serán evaluados por el legislativo hidalguense, que por vez primera en casi 150 años será un poder independiente del mandatario en turno.

Fayad el bravucón

Omar cree que sus agravios han sido perdonados en virtud de buscar el desarrollo para la entidad, pero lo cierto es que la desconfianza con la que ahora cuenta se ha ganado a pulso prácticamente desde las campañas electorales, dejando ver su verdadero rostro.

Porque al mandatario embriagado de poder, así se limitara este a una pequeña entidad del país, pobre y rezagada, actuó como si fuese la mano y voluntad del todavía presidente Enrique Peña Nieto.

Lo mismo le dio difundir un video mediante las cuentas oficiales del gobierno estatal en contra de Ricardo Anaya, que asegurar ante las huestes priistas que “si tenían tantito cerebro, saben que el presidente debe ser Meade”.

También le dio igual encarcelar a una trabajadora de la UAEH, a activistas que documentaron el abuso, así como reprimir con violencia a los inconformes mediante la policía estatal; misma que usó para agredir a los diputados electos de Morena a los que posteriormente quiso arrebatar la presidencia de la Junta de Gobierno del Poder Legislativo local a través de su subordinada María Luisa Pérez.

Mención aparte merece el haber coaccionado grupos de choque para intentar “reventar” un evento de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en Plaza Juárez.

Fayad ve enemigos en cualquier lugar donde no vea mayoría de sus besamanos y aplaudidores, sin advertir que el peor de ellos ha sido él mismo.

Fayad el sumiso

Pero en la política como la vida la posición es un mero carrusel que debe sortearse con dignidad para evitar verse sorprendido por la consecuencia de sus propios actos.

Tras la visita de cortesía de AMLO, Fayad fue ubicado en su realidad: como un caique casi absoluto en su pueblo, pero sin la presencia nacional suficiente como para hacer frente a los pesos pesados de la materia en el país.

Por eso ordenó a su subordinada “soltar” la Junta de Gobierno del Congreso del Estado; por eso hoy dice que mira a otro hidalguense a los ojos como si se tratase de un igual; por eso no objetó la decisión de que Ricardo Baptista presida el Congreso cuando aparentemente “no permitiría” que nadie del Grupo Universidad lo hiciera; por eso ahora da ruedas de prensa conjuntas con sus adversarios para salvar el pellejo.

El eclipse de Omar llegó muy rápido; sin embargo, no se debió a la ola morenista, sino a sus propias acciones que lo bajaron de ser un bravucón a un mero besamanos que incluso alaba a AMLO en cualquier oportunidad que tiene.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.