Abarata Anaya campaña internacional al plagiar #NoEsNormal


Ricardo Anaya, candidato a la presidencia de la República por la fórmula México al Frente, plagió la campaña #NoEsNormal, abaratando el objetivo feminista de la misma usándola como un mero instrumento político.

533 vistas

Abril 18, 2018 01:44 hrs.
Política Nacional › México Hidalgo
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

Ricardo Anaya Cortés, candidato a la presidencia de la República mediante la fórmula Por México al Frente, suscrita por los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Democrático (PRD) y Movimiento Ciudadano, plagió la campaña #NoEsNormal, abaratando el objetivo feminista de la misma usándola como un mero instrumento político.

Si bien se sabe que Amnistía Internacional usó el mismo hashtag desde 2015 y hasta finales de 2017 como una campaña en redes para visibilizar actos violentos como desapariciones forzadas, secuestros, y ejecuciones, lo cierto es que la misma data desde al menos hace 5 años.


La Historia de #NoEsNormal

Si bien desde inicios de twitter en 2007 apareció el hashtag referido, no fue sino hasta el 9 de julio de 2013 que el proyecto feminista Cenicienta 3.0 (@cenicientas30tv) usó el hashtag #NoEsNormal acompañado del de #EsViolenciaDeGénero precisamente para identificar aquellas conductas machistas normalizadas que ejercen violencia contra el sexo femenino desde diversos ángulos.

Titulado el reportaje como Txupinazo 2013 San Fermín, relata el abuso del que son objeto mujeres en las festividades de Navarra, España, en las cuales son objeto de tocamientos públicos en las que, dadas las multitudes, les es imposible defenderse ante tal agresión.

La campaña buscó concientizar a las personas precisamente sobre que no era normal ser objeto de tales abusos, razón por la cual elaboraron un documental y publicaron un libro al respecto desde el punto de vista antropológico.

Posteriormente, en el año 2015, Amnistía Internacional hizo uso del mismo hashtag para la realización de una campaña que visibilizara la situación que padecían los familiares de las víctimas de la delincuencia en México, enfocándose en la vida de los familiares de las víctimas de desapariciones forzadas, secuestros y ejecuciones.

Dicha campaña referida se llevó a cabo hasta finales de 2017 y dada su amplia difusión, es muy probable que el equipo de Ricardo Anaya la haya plagiado de dicha ONG para cubrir dos objetivos: aprovecharse de los frutos del impacto mediático de una campaña que se llevó en redes durante 2 años a la vez que reivindicara la misma hacia las agresiones a mujeres, apostando por dejar en el olvido a las víctimas de una ola de delincuencia que precisamente se creció y se recrudeció con el mandato del panista y expresidente Felipe Calderón Hinojosa.

La campaña tuvo tal impacto que incluso personajes como el cantante Sting se unieron a la iniciativa.


El abaratamiento de una campaña con tal de obtener votos

Si bien a la fecha no se sabe del impacto positivo que pudiera arrastrar el plagio de una campaña que en los dos casos citados perseguía un fin altruista y de reeducación social, lo cierto es que la campaña #NoEsNormal usada para fines meramente electorales, realiza una función que precisamente contradice el mensaje primigenio de la misma: a base de repeticiones, pareciera que normaliza la campaña como si se tratase de una más, una que incluso, puede ser usada para alcanzar objetivos individuales.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.