La Hoguera

Emmanuel Ameth


Usa recurso público Gobierno de Hidalgo para difamar opositores

Usa recurso público Gobierno de Hidalgo para difamar opositores




2,985 vistas

Julio 15, 2019 02:00 hrs.
Política Estados › México Hidalgo
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

No es novedad. Cuando hay personas que piensan distinto sobre el rumbo de la política económica que se toma en el Gobierno de Hidalgo, ’mágicamente’ aparecen páginas que simulan medios para hacer montajes de personajes en actos de corrupción: ahora le tocó al presidente de la Junta de Gobierno del Congreso Ricardo Baptista, quien señala como probable orquestador a Simón Vargas, secretario de Gobierno de la entidad.

El asunto no es menor.

No se trata de meras mofas o ’memes’ como dicen los chayoteros del Sistema que un día sí y otro también callan sobre toda la información negativa que surge no sólo del gobierno estatal, sino de un nutrido Grupo Hidalgo que ha sido tan infame, que a la fecha siguen dándose a conocer parte de sus fechorías en medios nacionales sin que haya ninguna réplica informativa a nivel local… pero no entraremos en líneas editoriales, que aunque muchas son pro-Sistema es un asunto respetable, pues finalmente su credibilidad es lo único que se pierde -y no es que guarden mucha-.

El tema es falsear la información.

Porque Ricardo Baptista -que tampoco es Santo de mi devoción- no se queja de mofas y burlas que se hacen en redes mediante imágenes, es decir, de ’memes’; lo que denuncia el diputado es una campaña de desprestigio en la que se manipulan fotos y videos, se paga publicidad y se hacen comentarios satíricos -aquí sí, en medios conocidos- sobre un tema que debería preocupar a los ciudadanos.

Baptista está grandecito como para quejarse de simples ’memes’ -y no lo hace- así como los ’periodistas’ están bastante maduritos como para no saber diferenciar una mera mofa (que guste o no es un derecho en un sentido amplio de la libertad) de una campaña de hostigamiento mediante la manipulación de material audiográfico y para la cual se prestan medios de comunicación para ridiculizar la protesta.

A lo mejor quien no distingue la diferencia entre lo que reclama el diputado y aquella forma en la que titularon sus notas o le regalaron su título, o lo hizo en una escuela patito o de plano no estudió.

No hay prueba alguna que detrás de la campaña de hostigamiento se encuentre Simón Vargas y no basta la buena fe de sus declaraciones, en su caso, para dar validez al señalamiento. Sin embargo, indirectamente se encuentra una relación circunstancial al ser ridiculizada la denuncia del legislador por un grupo de medios cuya línea editorial se identifica con el gobierno estatal; es plausible pues y hasta muy probable, pero no certera la afirmación.

Por cierto que cuando se habla de destinar recurso público para estos fines no se limita a meros billetes, sino que el mero hecho de distraer de sus funciones y/o indicar a un empleado gubernamental darse a dicha tarea (con los mecanismos de presión que sugiere la subordinación de un cargo) también es despilfarrar recursos que podrían usarse para otros fines.

Las publicaciones

Una de estas publicaciones se dio en la página “Plasma” (estadoplasma.com), una que aparentemente cuenta con más de 100 mil seguidores pero inusualmente no goza de más de 10 interacciones en promedio para cada una (¿compra de seguidores en centavos?).

También resalta que a dos años de existencia de la página, tenga menos de 150 notas ¡Una cada 5 días! No sorprende tampoco que en estas páginas no exista un solo periodista que firme las notas.



Allí, sin ninguna advertencia de que se trata de una mofa transmitieron un video editado en el que se habla de Baptista.

Con menos seguidores pero con el mismo patrón de pobres interacciones se encuentra “Infórmate Hidalgo”, la que difundió el mismo video pero encima hizo lo propio con una imagen montada. La página no cuenta con mayor relevancia salvo el referir que pagó publicidad para difundir las fake news.



Sorprende cómo en la cabecita de alguien se pueda pensar que invertir tiempo y “dinero” -entrecomillado porque no les cuesta, sale del erario- va a tener otro resultado que no sea contraproducente… para que haya engañabobos, necesita haber bobos y estos últimos parecen muy abundantes.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.