Uniforma como policías Yoli Tellería a empleados de ComuniPark para acrecentar su caja chica


La Ley prohíbe que trabajadores de ComuiniPark puedan colocar ’arañas’ a los automovilistas a la vez que impide que los policías descuiden sus actividades de cuidar la ciudadanía para buscar incrementar la recaudación de terceros; la respuesta de Yoli, uniformarlos, así sea contra la misma Ley

1,464 vistas

Febrero 15, 2019 02:07 hrs.
Política Municipios › México Hidalgo / Pachuca
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

Yolanda Tellería Beltrán, alcaldesa de Pachuca, encontró una nueva forma de quebrantar la Ley para beneficiar a un particular, mismo que es caracterizado por dar ’moches’ a los ayuntamientos donde opera independientemente de los ingresos que declara. Como se pudo constatar gráficamente, ahora uniforma a los empleados de la empresa ComuniPark para así simular que la acción de multar es efectuada por elementos policíacos y así incrementar su caja chica.

Según la Ley y criterios de la misma Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), las únicas personas autorizadas para multar a los ciudadanos son los elementos de la Seguridad Pública, así pues, cualquier pena procedente de un particular o subordinado de este, va contra la misma Ley.

Cabe señalar que los elementos de Seguridad Pública no pueden distraer su función primordial del cuidado de la ciudadanía y menos para buscar el beneficio de particulares. El mismo ayuntamiento informó al respecto mediante la solicitud de transparencia foliada con el número 0066818 que no posee elementos policíacos destinados a la vigilancia de parquímetros ni a la imposición de multas, aunque existe “personal de a pie” a quien se le pide auxilio cuando se detecta alguna falta.

Sin embargo, las imágenes desmienten a la alcaldía y muestran la forma en la que comete un fraude.

El modus operandi del fraude

Dado que ningún elemento policíaco puede distraerse de sus funciones para buscar la recaudación de dinero vía multas y que por efecto de sus funciones es muy probable que el tiempo que pasa entre el que piden la intervención de los policías y estos llegan al lugar, el automovilista puede realizar el pago correspondiente, la alcaldesa llegó a una solución tan práctica como ilegal: uniformar a los trabajadores de ComuniPark para que estos multen a los ciudadanos.

Incluso, como se puede apreciar, además de ir uniformados, llevan consigo en todo momento artefactos de inmovilización de autos -también llamados “arañas”- además de motos para rápidamente sancionar a automovilistas.

Y no es que un “descuido” o “falta de civilidad” obligue al ciudadano a incumplir con las tarifas, sino que los parquímetros sufren “averías” en su funcionamiento, lo que les obliga a ir a otro parquímetro a insertar saldo adicional, sin contar que pueden ser dos o hasta tres los consecutivos con las mismas fallas.

Sin embargo, antes de que lleguen a otra máquina, los empleados de ComuniPark están con reloj en mano, su aplicación celular e inmovilizadores para que apenas termine el tiempo, coloquen las arañas y puedan aumentar la caja chica del ayuntamiento.

Así pues, Yoli Tellería no sólo uniforma a los empleados de ComuniPark para hacerlos pasar ilegalmente como policías, sino que les permite colocar inmovilizadores así como la simulación de “descomposturas” para que aquellos a quienes su tiempo se agota, no tengan oportunidad de pagar servicio adicional y evitar la multa.

La caja chica del ayuntamiento

Como se informó en septiembre pasado, el monto recaudado por concepto de multas a automovilistas por supuesto mal uso de los parquímetros se ha multiplicado, toda vez que lo cobrado durante el primer semestre de 2018 supera los montos anuales obtenidos durante los ejercicios 2016 y 2017, reveló la Tesorería Municipal del Ayuntamiento de Pachuca mediante la solicitud de transparencia foliada con el número 00488218.

Así, durante 2016 la recaudación anual ascendió a 1 millón 423 mil 429 en tanto que para 2017 las multas dieron al ayuntamiento capitalino un beneficio que alcanzó 1 millón 390 mil 518 pesos; esto es, que aunque el número de dispositivos y cajones de cobro por estacionamiento se ha incrementado, de manera natural los ciudadanos cometen en menor medida descuidos y faltas por medio de las cuales sean sujetos a una sanción.

Sólo los primeros 6 meses de 2018, las multas representaron un ingreso de 1 millón 432 mil 114 pesos.

Sus familiares, también embarrados

Por si fuera poco, la alcaldesa promovió la permanencia de Miguel Tellería Galán como presidente del Comité Ciudadano que observa los ingresos y aplicación de gastos de los parquímetros, familiar suyo y empresario al frente de Casa Tellería, quien le cuida el negocio. También lo tiene en el Sistema DIF.

Como publicó blog.expediente la empresa Zeus Monitoreo Vial de Raúl Arróniz de la Huerta, mismo que también posee ComuniPark, el empresario soborna a los alcaldes otorgando por debajo del agua “un diezmo” por permitirles operar.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.