Jorge Luis Bautista


Sólo es cuestión de tiempo para que caigan los vividores

Sólo es cuestión de tiempo para que caigan los vividores




292 vistas

Abril 30, 2019 14:47 hrs.
Educación Nacional › México Hidalgo
Jorge Luis Bautista › Emmanuel Ameth Noticias

Sólo es cuestión de tiempo, expresión alentadora para algunos y de fatalidad para otros, como ya casi todo lo expresado por la humanidad, lo que es bueno para algunos, necesariamente debe ser malo para otros.

Y la bondad o maldad de la expresión y del acto, sólo se cuantifica y cualifica en razón de que sirve o perjudica a las mayorías.

Desde que se les ocurrió dividir a la gente entre buenos y malos, pobres y ricos, güeros y prietos, chaparros y grandotes, peones y patrones, creyentes y ateos, etcétera, etcétera, se consiguió (con la ayuda de los medios informativos y de las instituciones, todas, regenteadas por ellos) que lo bueno para las minorías rapaces sea visto como legal y normal.

Invirtieron a la normalidad de este mundo lo bueno para los controladores y repartidores (que siempre han sido y son minorías), nos lo presentan como legal y normal, y lo malo para las mayorías (que siempre ha sido diabólicamente dosificado) le ponen el disfraz de bondad, destino o suerte, o cualquier otra ocurrencia maldita que nos dan a tragar, insisto, por medio de sus instituciones o dependencias, como cínicamente les llaman.

Todo ese escenario fatal tiene como exigencia y pilar principal a la ignorancia. Con tener omnipresente a la ignorancia, se asegura ese orden de cosas. El fomento de la misma es el motivo, causa y motor que nueve a esas minorías hambrientas.

Antes se cultivaba la ignorancia con la desinformación, hoy lo hacen con la sobreinformación, a fin de cuentas, ambos estadios representan lo mismo, imbecilidad construida para poder manipular y robar a las mayorías. ¡A ojos vistos!

Mientras no se rompan esas leyes ocultas que ordenan y exigen la proliferación de los pobres e ignorantes como única forma de sostener a los pocos ricos, eso no cambiará. Antes, el aislamiento hacía una gran parte de la chamba, hoy, al romperse el cerco, se recurre a los grandes demonios como lo son las guerras y conflictos artificiales entre hermanos, la destrucción de lo avanzado en las democracias, el retorno de los amorosos de las masacres llamados fascistas, el financiamiento para la proliferación de sectas y religiones, la manipulación de las variantes económicas por medio de falsas devaluaciones, la destrucción de todo esquema productivo nacido de la sociedad, la total dependencia alimentaria, tecnológica, energética y de salud.

En fin, están los malosos en la cresta y clímax de su éxito, pero todo es cuestión de tiempo, su milenaria buena suerte debe terminar, solo es cuestión de tiempo.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.