Coordenadas

Enrique Quintana | EL FINANCIERO


Inversionistas apuestan por México… y por AMLO

Inversionistas apuestan por México… y por AMLO




356 vistas

Enero 17, 2019 21:40 hrs.
Economía Nacional › México Ciudad de México
Enrique Quintana | EL FINANCIERO › Emmanuel Ameth Noticias

Ayer por la mañana, el presidente López Obrador señaló que el precio del dólar bajó 1.20 pesos en los primeros 45 días de su gobierno y fue una de las monedas que más se apreciaron en el mundo.

De inmediato, en redes sociales empezaron las críticas, que señalaban que dicha apreciación se derivó de lo que está pasando en el mundo y del debilitamiento generalizado del dólar y que nada tiene que ver con la gestión de su gobierno.

¿Quién tiene la razón?

Dejemos que los datos lo definan.

Desde el 5 de diciembre hasta la tarde de ayer, el dólar se abarató en 8.5 por ciento con relación al peso. Esto equivale a 1.61 pesos. AMLO incluso se quedó corto en su cifra.

También es cierto que el dólar se ha abaratado frente a diversas monedas. Bloomberg ha construido un ’índice dólar’, que incluye 10 monedas. De acuerdo con ese indicador, en el mismo plazo que referimos el dólar se abarató en 1.2 por ciento.

Estos datos muestran que, aunque el dólar se ha abaratado en general en el mercado internacional, hay claramente una mucho mayor ganancia por parte del peso que el promedio.

Las monedas que más se apreciaron frente al dólar en ese lapso fueron, en primer lugar, el peso mexicano, con la cifra señalada arriba; en un distante segundo lugar, el real brasileño con 3.4 por ciento y luego el bath de Tailandia, con 3.4 por ciento también.

¿Qué explica el debilitamiento general del dólar y específicamente el mayor debilitamiento frente al peso?

Uno de los factores que incide en la caída del valor del dólar es la perspectiva de un menor crecimiento de la economía de Estados Unidos. Esto traería como efecto un incremento más gradual de las tasas de interés en EU, propiciando una reducción de la demanda de activos financieros en dólares.

En el caso específico de México, además del gran telón de fondo del debilitamiento de la moneda estadounidense, hay factores específicos que hacen la diferencia de una caída de 1.2 a otra de 8.5 por ciento.

El rendimiento que ofrecen los bonos en pesos, como Cetes o bonos de largo plazo, ha sido un elemento atractivo. Otro de los factores es el horizonte de las finanzas públicas, que se visualizan con estabilidad y equilibrio en el mediano plazo.

Estos factores fueron tomados en cuenta ayer cuando se realizó la colocación del primer bono en dólares en la era AMLO a un plazo de 10 años.

El resultado, que implicó una demanda cuatro veces superior a la oferta, a una tasa de 4.57 por ciento, es un síntoma de la confianza que los inversionistas están percibiendo en la nueva administración.

Le hemos comentado insistentemente que los criterios de valoración que utilizan los inversionistas extranjeros son distantes y fríos.

No están metidos en la contienda política y calibran los riesgos y los rendimientos, observando que sean consistentes.

El resultado de la colocación de ayer es una muestra de la apuesta que están haciendo los inversionistas hacia los activos mexicanos.

Regresando al tema original, los datos sustentan claramente que la ganancia del peso frente al dólar deriva fundamentalmente de la buena percepción que tienen los inversionistas extranjeros de las perspectivas económicas del país más que de un fenómeno internacional.

Este es un punto a favor en la gestión realizada por Carlos Urzúa en estos 45 días al frente de Hacienda.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.