En comidas y viajes al extranjero se gastaron 8 millones funcionarios de la CNDH


Despilfarraron 8 millones de pesos en comidas, reuniones, viajes de su presidente, prima vacacional semestral, apoyo anual

2,744 vistas

Noviembre 15, 2019 03:30 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Karen Ballesteros / CONTRALÍNEA › Emmanuel Ameth Noticias

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) da a manos llenas, teniendo a cinco altos funcionarios que ganan más que el presidente de México, gastando más de 8 millones de pesos en comidas, reuniones y 537 viajes de su presidente González Pérez y los siete visitadores generales, 82 de ellos al extranjero. Otros gastos onerosos que no pasan del desapercibidos del organismo son: prima y ayuda quincenal para despensa, estímulo por productividad, prima vacacional semestral, aguinaldo, y apoyo anual para el desarrollo personal y cultural.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) gastó más de 8 millones de pesos en comidas, reuniones y 537 viajes (82 de ellos al extranjero) realizados por el presidente del organismo autónomo, Luis Raúl González Pérez, y los siete visitadores generales, entre enero de 2015 y junio de 2019.

De ese monto, 6 millones 99 mil 231 pesos correspondieron a los pagos por concepto de viáticos y gastos de representación de los seis visitadores generales –Ismael Eslava Pérez, Enrique Manuel Guadarrama López, Ruth Leticia Villanueva Castilleja, María Eréndira Cruzvillegas Fuentes, Édgar Corzo Sosa y Jorge Ulises Carmona Tinoco– y el visitador especial –José Trinidad Larrieta Carrasco– para el caso Ayotzinapa.

El resto, 2 millones 94 mil 895 pesos, correspondieron al gasto del aún presidente del organismo por esos mismos rubros. Estos montos suman un total de 8 millones 194 mil 126 pesos, revela información obtenida por Contralínea mediante la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental.

La CNDH es un organismo que desde 1990 se encarga de proteger, observar, promocionar, estudiar y divulgar los derechos humanos que garantiza el orden jurídico nacional. Entre sus principales funciones se encuentran las de recibir quejas de presuntas violaciones a derechos humanos e investigarlas, especialmente, las que implican abusos cometidos por algún agente del Estado.

Además, esta entidad cuenta con autonomía presupuestaria y de gestión, es decir que puede solicitar su presupuesto -que debe aprobar la Cámara de Diputados- y ejercerlo de acuerdo con sus propias decisiones, como lo señala el apartado B del Artículo 102 de la Constitución mexicana.

Es así que en la administración de Luis Raúl González, que acabará el próximo 15 de noviembre, la CNDH decidió pagar 7 millones 188 mil 504 pesos en viáticos de los ocho servidores públicos, esto es el dinero que se otorga durante un viaje con el fin de que el beneficiado cuente con los medios necesarios para subsistir en el lapso que éste dura; y 1 millón 5 mil 622 pesos por gastos de representación, en otras palabras, por representar a dicha entidad pública ante otras instituciones, nacionales o extranjeras, con el objetivo de mejorar su imagen.

Con esa cifra se cubrieron 455 viajes a 27 estados de la República y 82 al extranjero. Entre los países más visitados se encuentran: Guatemala, Chile, Colombia, Costa Rica, Panamá, Ecuador, Estados Unidos, España, Alemania, Albania, Marruecos, Suiza y Japón.

De acuerdo con los datos obtenidos a través de la Plataforma Nacional de Transparencia, individualmente los viajes al interior del país oscilaron entre los 125 pesos y los 15 mil, mientras que los internacionales llegaron a costar hasta 134 mil pesos. Aunado a esto, las comidas y reuniones de trabajo variaron de entre los 225 y hasta 11 mil pesos.

Cruz Silva del Carpio, coordinadora del área Estado Democrático de Derecho de la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho (FJEDD), explica a Contralínea la importancia de que ’el titular y las personas integrantes de la CNDH sean conscientes del escenario de violencia que se vive en el país, pues [el presupuesto] tendrían que destinarlo a las áreas de prioridad’, por lo que, señala, es indispensable que se haga un sinceramiento de lo que realmente necesitan los funcionarios.

La también abogada asegura que la Comisión, al ser la institución encargada de velar por los derechos humanos, tendría que ser la promotora de la realización de saneamientos en sueldos y demás gastos que no sean acordes con lo que necesitan los trabajadores, ya que ’las víctimas y las poblaciones vulnerables requieren de esa atención presupuestal’ y, sin embargo, ’hasta que las familias le han pedido insistentemente [ayuda], la Comisión ha respondido. Por eso no ha tenido buenos resultados’.

La principal división de la Defensoría la constituyen seis visitadurías y una oficina especial, instrumentada en diciembre de 2014, dedicada exclusivamente a la investigación del caso Ayotzinapa. Por su parte, cada visitaduría se encarga de tratar diferentes temas relacionados con violaciones y/o protección a derechos humanos.



Consultado por Contralínea sobre los gastos de la Comisión en viajes, representación y comidas, el quinto visitador Édgar Corzo Sosa afirma que en el organismo “se ha hecho más, con menos”. El funcionario asegura: “Nosotros estamos en un sentimiento de apoyo a la austeridad republicana”.

El quinto visitador fue el que más recursos del erario empleó en esos fines. Los viajes más caros que realizó fueron dos: el primero a Ginebra, del 1 al 7 de septiembre de 2017, cuando gastó 92 mil 555 pesos: 56 mil 194 para pagar pasajes y 36 mil 361 pesos en alojamiento y comidas. El segundo fue del 5 al 13 de octubre de 2018, a la ciudad de Marrakech, en Marruecos, donde gastó 86 mil 767 pesos: 51 mil 780 en pasajes aéreos, 350 en transporte terrestre y 34 mil 637 en viáticos.

Corzo Sosa también es quien más dinero consumió del presupuesto en gastos de representación, pues registra un monto total de 225 mil 411 pesos, superando los 164 mil 404 del presidente. Le siguen Villegas Fuentes, con 223 mil 336 pesos; Larrieta Carrasco, con 98 mil 448; Villanueva Castilleja, con 91 mil 761; con 89 mil 240, Carmona Tinoco; con 77 mil 813, Guadarrama López y Eslava Pérez, con 34 mil 205.

El 29 de enero de 2016, el quinto visitador pagó 11 mil 307 pesos por una reunión en la Ciudad de México, “para tratar asuntos relacionados con el rezago de expedientes y proyectos de recomendación y conciliación para la promoción, estudio y difusión de los derechos humanos en las reformas a la ley y el reglamento de la CNDH”, detalla la información del Sistema de Portales de Obligaciones de Transparencia (Sipot).

Luis Raúl González asegura a Contralínea que aunque la Comisión Nacional ha gozado de recursos racionales, “ningún presupuesto alcanza”. Entrevistado en el marco del Séptimo Ciclo de Conferencias “Los Derechos Humanos Hoy”, habla del recorte que se aplicó en este año: “la merma siempre se va a reflejar en menores actividades de desarrollo”.

El ombudsman dice que, para 2020, la CNDH puso “en manos de [la Secretaría de] Hacienda y del Congreso [de la Unión] un estudio sobre la construcción de presupuestos con perspectiva de derechos humanos”.

De acuerdo con los informes del organismo, de 2015 a la fecha la Comisión ha destinado entre el 70 y el 80 por ciento del presupuesto al rubro de “servicios personales”. Y 2019 no fue la excepción, ya que de los 1 mil 809 millones de pesos que recibió, el 76 por ciento fue destinado a salarios del personal, gastos de representación, de seguridad social y demás prestaciones sociales.

Por mandato, es el presidente del organismo autónomo quien aprueba y emite recomendaciones públicas, formula propuestas para lograr una mejor protección de los derechos humanos y celebra acuerdos de colaboración con autoridades y organismos nacionales e internacionales, así como con instituciones académicas o asociaciones culturales.

Para cumplir con ese encargo y pese al recorte presupuestal de 223 millones de pesos que sufrió la Comisión este año, Luis Raúl González realizó uno de los viajes más costoso para el erario de la CNDH en este año de austeridad: fue del 2 al 15 de marzo pasado, a Ginebra, Suiza. Durante 13 días, gastó 33 mil 728 pesos en pasajes y 100 mil 741 para solventar su estadía en el continente europeo, es decir, poco más de 7 mil 749 pesos al día. Pagando un total de 134 mil 469 pesos, en sólo dos semanas.

De acuerdo con la información oficial, el viaje tuvo como objetivo “asistir a la Asamblea General de la Alianza Global de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos para participar en la adopción de las recomendaciones del Mecanismo del Examen Periódico Universal a México, así como para presentar el informe del Caso Iguala ante miembros de la Unión Europea”.

De 2015 a la fecha, González Pérez ha gastado en viáticos 1 millón 929 mil 490 pesos, cantidad que un trabajador que gana el salario mínimo –102 pesos al día– acumularía tras 18 mil 791 días de trabajo.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.