Con AMLO Pemex compró empresa de papel creada en Islas Caimán


Tomaron control total de la empresa de papel Pemex Finance, Ltd, constituida por la petrolera durante el gobierno del priísta Ernesto Zedillo, que carece de oficinas y empleados.

Con AMLO Pemex compró empresa de papel creada en Islas Caimán

1,618 vistas

Noviembre 05, 2019 01:33 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Nancy Flores / CONTRALÍNEA › Emmanuel Ameth Noticias

Con apenas 17 días que llevaba en el poder la actual administración, Pemex concretó la compra del total de acciones de Pemex Finance, prescindiendo de la aprobación de López Obrador.

Desde el sexenio de Vicente Fox, la petrolera fue omisa en controlar esa compañía instrumental: el 1 de julio de 2005 Pemex había celebrado un contrato de opción de compra con el BNP Private Bank & Trust Cayman, Ltd, que controlaba las acciones; pero como no fue ejercido en sus 10 años de vigencia –que abarcaron los sexenios de Fox, Felipe Calderón y Peña– se dio por terminado el 20 de julio de 2015.

Para entonces, Pemex firmó un nuevo contrato de opción de compra pero con SML Trustees, Limited, para adquirir el ciento por ciento de las acciones. Esto permitiría a la petrolera mexicana tener el control sobre Pemex Finance por sus derechos potenciales de voto. No obstante, fue hasta el 17 de diciembre de 2018 cuando se realizó la compra accionaria.

La orden se dio en la víspera de las elecciones presidenciales, a pesar de que aún no se sabía quién encabezaría el actual gobierno. ’En sesión extraordinaria del 30 de agosto de 2018, el Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos tomó conocimiento de la conclusión ­–­a partir del 16 de noviembre de 2018­– del esquema financiero a través de Pemex Finance, Limited, y autorizó e instruyó ejercer la opción de compra de la totalidad de las acciones de esta empresa conforme a los términos y condiciones del contrato denominado Option Agreement, celebrado con SML Trustees Limited, por 203 mil pesos, así como autorizó se recupere el capital contable generado por la misma’, refiere Pemex en sus Estados financieros separados, a diciembre de 2018 y 2017.

Agrega que, ’durante diciembre de 2018, una vez ejercida la opción de compra, Petróleos Mexicanos actualizó a valor razonable de la inversión por 434 millones 299 mil pesos, y se decretaron y recibieron dividendos por 396 millones 946 mil pesos’.

De acuerdo con el acta y el acuerdo que la petrolera resguarda en sus archivos, la decisión se tomó en la sesión extraordinaria 930, que estuvo presidida por el entonces subsecretario de Electricidad de la Secretaría de Energía, Fernando Zendejas, y fue uno de los cuatro ’asuntos prioritarios’ que se discutieron aquel día.

Éste se enlistó como ’Participación directa de Petróleos Mexicanos en Pemex Finance, Ltd’ y obligó a la siguiente administración a ejercer la compra, aún cuando faltaba 1 día para las elecciones presidenciales.

No obstante, en términos financieros, de negocios e incluso de rendición de cuentas, esta compra accionaria –de la cual se da cuenta en los más recientes informes rendidos en México y en Estados Unidos por Pemex– es muy relevante para la sociedad y para la empresa pública más importante del país.

Y es que desde el 1 de diciembre de 1998, Pemex Corporativo, Pemex Exploración y Producción, PMI Comercio Internacional y PMI Services, BV –otra de las compañías instrumentales ’privadas’ de Pemex–, formalizaron acuerdos con Pemex Finance para que esta última adquiriera las cuentas por cobrar de petróleo crudo existentes de PMI, así como cuentas por cobrar que PMI generaría en el futuro, relacionadas con el petróleo crudo que produce México. Dichas cuentas por cobrar son las generadas por la venta de petróleo crudo Maya y Altamira a clientes designados en Estados Unidos, Canadá y Aruba. Y eso lo ha hecho en estos 21 años sin rendir cuentas.

En nombre de Pemex, la empresa radicada en Islas Caimán ha obtenido recursos para la adquisición de esas cuentas por cobrar a través de la colocación de instrumentos de deuda en los mercados internacionales desde que se creó.

’En 2017, el saldo insoluto de la deuda de Pemex Finance estaba compuesto por 1 mil 236 millones 668 mil pesos, que corresponden al bono emitido el 14 de diciembre de 1998 con vencimiento al 15 de noviembre de 2018’, refiere la Auditoría Superior de la Federación en la auditoría de cumplimiento financiero 2017-6-90T9N-15-0472-2018, publicada este año.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.